In­ver­sión de Chi­na en Chi­le

Los avan­ces son len­tos, pe­ro en­tre las au­to­ri­da­des y los pri­va­dos exis­te el con­ven­ci­mien­to de que Chi­na po­dría lle­gar a es­tar en­tre los tres ma­yo­res in­ver­sio­nis­tas en Chi­le en diez años.

Pulso - - OPINION -

EN LA ACTUALIDAD, el vo­lu­men co­mer­cial en­tre Chi­le y Chi­na bor­dea los US$31.000 mi­llo­nes, lo que no se con­di­ce con los ape­nas US$500 mi­llo­nes que ano­tan en 2017 las ope­ra­cio­nes de fu­sio­nes y ad­qui­si­cio­nes del gi­gan­te asiá­ti­co en nues­tro mer­ca­do. Y es que pe­se a la de­ci­sión que han mos­tra­do los chi­nos por in­ver­tir en La­ti­noa­mé­ri­ca des­de ha­ce ya al­gu­nos años, en nues­tro país la arre­me­ti­da ha se­gui­do un rit­mo más len­to que en otros mer­ca­dos de la re­gión. Y en ello, hay va­rias ra­zo­nes, una de las cua­les ten­dría que ver con la gran can­ti­dad de re­gu­la­cio­nes que exis­ten en Chi­le, lo que a vis­ta de al­gu­nos pue­de ha­cer que el país se vea co­mo más bu­ro­crá­ti­co.

No obs­tan­te, tam­bién ha­bría una ra­zón que se re­la­cio­na con el des­co­no­ci­mien­to de los chi­nos res­pec­to del sis­te­ma de con­ce­sio­nes, me­ca­nis­mo que no exis­te en su país, y con el cual han de­bi­do ir­se fa­mi­lia­ri­zán­do­se. Pe­ro la par­ti­ci­pa­ción de una em­pre­sa chi­na en la li­ci­ta­ción de AVO II mar­có un pun­to de in­fle­xión, sien­do la pri­me­ra vez que una com­pa­ñía de esa na­cio­na­li­dad pre­sen­ta una ofer­ta en un pro­ce­so de li­ci­ta­ción en Amé­ri­ca La­ti­na. Los avan­ces son len­tos, pe­ro en­tre las au­to­ri­da­des y los pri­va­dos exis­te el con­ven­ci­mien­to de que Chi­na po­dría lle­gar a es­tar en­tre los tres ma­yo­res in­ver­sio­nis­tas de Chi­le en un lap­so de diez años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.