Cam­bios en el co­man­do ten­sio­nan al equi­po más cer­cano de Gui­llier

Rol ac­tual de Ka­rol Ca­rio­la y Juan Pa­blo Le­te­lier es­tán en du­da pa­ra la nue­va fa­se de la cam­pa­ña. La dipu­tada re­cal­có que los ti­mo­ne­les de par­ti­do tam­bién son in­cum­ben­tes.

Pulso - - ACTUALIDAD & POLITICA - G. PIEROLA/ C. SAID

“En la po­lí­ti­ca no bus­co amis­ta­des ni al in­te­rior de mi par­ti­do ni con los par­ti­dos con los cua­les tra­ba­jo”.

“No ne­ce­sa­ria­men­te lo que no es pro­fe­sio­nal es ama­teur. Lo que no­so­tros hi­ci­mos fue un tra­ba­jo vo­lun­ta­rio y eso hay que des­ta­car”.

KA­ROL CA­RIO­LA

“El pro­ble­ma nues­tro aho­ra no son tan­ta re­for­mas es­truc­tu­ra­les, sino que esas re­for­mas ba­jen a la gen­te co­mún”.

ALE­JAN­DRO GUI­LLIER

“Las de­fi­ni­cio­nes tie­nen que dar­se den­tro de los es­pa­cios del FA y es­pe­ro que Al­ber­to (Ma­yol) ten­ga cla­ro eso, por­que es la úni­ca for­ma de cons­truir. Los acuer­dos de­ben dar­se den­tro del Fren­te Am­plio”. JOR­GE SHARP

“Me pa­re­ce que es­tar a úl­ti­ma ho­ra di­cién­do­le a al­guien que se ten­drá que sa­lir por­que va a en­trar otra per­so­na, tam­bién es una fal­ta de res­pe­to pa­ra esa per­so­na”.

GIOR­GIO JACKSON

— For­ta­le­cer el te­ma co­mu­ni­ca­cio­nal y te­rri­to­rial son par­te de las exi­gen­cias que han pe­di­do las úl­ti­mas se­ma­nas los par­ti­dos que apo­yan la can­di­da­tu­ra de Ale­jan­dro Gui­llier al co­man­do, por ello, una de las du­das que se ins­ta­ló en la nue­va eta­pa de la cam­pa­ña es si se­gui­rán o no en los ro­les los dos nom­bres que en­ca­be­zan am­bas áreas, por un la­do, la dipu­tada co­mu­nis­ta, Ka­rol Ca­rio­la y la otra, el se­na­dor so­cia­lis­ta, Juan Pa­blo Le­te­lier.

Pre­ci­sa­men­te la con­ti­nui­dad del par­la­men­ta­rio PS ha si­do uno de los te­mas que han con­ver­sa­do en el par­ti­do que li­de­ra Ál­va­ro Eli­zal­de. Le­te­lier quien en­ca­be­zó la re­co­lec­ción de fir­mas, lue­go de la ins­crip­ción pu­so su car­go a dis­po­si­ción, pe­ro re­ci­bió el apo­yo de su ti­mo­nel y di­rec­ti­va pa­ra se­guir a car­go del des­plie­gue en te­rreno en ca­so que el can­di­da­to pre­si­den­cial lo de­ci­da.

Pe­ro, den­tro del equi­po cer­cano a Gui­llier ha tras­cen­di­do las di­fe­ren­cias de “fór­mu­las” y “es­ti­los” so­bre có­mo lle­var la cam­pa­ña en­tre el se­na­dor so­cia­lis­ta y la mano de­re­cha del as­pi­ran­te pre­si­den­cial, En­ri­que So­ler. Con­sul­ta­do por su re­la­ción con el je­fe de ga­bi­ne­te del can­di­da­to ofi­cia­lis­ta, Le­te­lier ase­gu­ró que no tie­ne “pro­ble­mas con na­die en el tra­ba­jo que ha­go”, pe­ro sí aña­dió que le gus­ta “el or­den”. “No me gus­ta la mon­to­ne­ra. Me gus­ta la cla­ri­dad de pla­zos, de for­mas, de mé­to­dos y eso se de­mos­tró en la for­ma de tra­ba­jar pa­ra la re­co­lec­ción de fir­mas”, di­jo.

“En la po­lí­ti­ca yo no bus­co amis­ta­des ni al in­te­rior de mi par­ti­do ni con los par­ti­dos con los cua­les tra­ba­jo, lo que te­ne­mos son pro­pó­si­tos co­mu­nes. Con En­ri­que So­ler, no lo co­no­cía ma­yor­men­te, ten­go una re­la­ción de tra­ba­jo flui­da y si al­guien ha que­ri­do de­cir que tie­ne pro­ble­mas por mi ca­rác­ter o yo con él por su ca­rác­ter, es­tán ha­blan­do sin sa­ber la re­la­ción de no­so­tros”, agre­gó el se­na­dor.

Por eso den­tro del círcu­lo cer­cano de Le­te­lier co­men­ta­ron que su con­ti­nui­dad de­pen­día mu­cho del for­ma­to que Gui­llier le quie­ra dar en es­ta eta­pa, pues él ha di­cho pú­bli­ca­men­te que pre­fie­re las es­truc­tu­ras “cla­ras” y que las co­sas ten­gan cier­ta “je­rar­quía”, una pos­tu­ra que fue dis­cu­ti­da ayer en el Con­gre­so por par­te del equi­po del can­di­da­to, quie­nes afi­na­ron los nue­vos ro­les e in­te­gran­tes que se su­ma­rán a la cam­pa­ña.

Otro de los te­mas dis­cu­ti­dos fue el em­pla­za­mien­to pú­bli­co de los par­ti­dos a “pro­fe­sio­na­li­zar” y con ello, prohi­bir que los que es­tén en pri­me­ra lí­nea sean can­di­da­tos al Par­la­men­to, lo que fue leí­do por mu­chos den­tro de la Nue­va Ma­yo­ría co­mo una pe­ti­ción di­rec­ta pa­ra sa­car a Ca­rio­la y de pa­so a los je­fes de ban­ca­da que la acom­pa­ñan en las vo­ce­rías.

Sin em­bar­go, la pro­pia dipu­tada PC sa­lió al pa­so de la pe­ti­ción y les re­cor­dó a los ti­mo­ne­les que ellos par­ti­ci­pan del co­mi­té po­lí­ti­co del co­man­do y tam­bién son can­di­da­tos al Con­gre­so. “To­dos los pre­si­den­tes de par­ti­do son in­cum­ben­tes y me pa­re­ce que eso no los in­ha­bi­li­ta en nin­gún ca­so de po­der se­guir ejer­cien­do la la­bor que han ejer­ci­do y de he­cho lo han he­cho muy bien”, di­jo y aña­dió que “si la pro­fe­sio­na­li­za­ción se re­fie­re a otro ti­po de co­sas, ten­dría­mos que en­trar a es­pe­ci­fi­car­lo, por­que lo que en­tien­do que ha­ce re­fe­ren­cia a po­der su­mar nue­vos pro­fe­sio­na­les, que con­tri­bu­yan a que nues­tro equi­po es­té a la al­tu­ra de lo que es un can­di­da­tu­ra pre­si­den­cial”.

Pre­ci­sa­men­te el con­cep­to de “pro­fe­sio­na­li­za­ción” es lo que di­vi­de al co­man­do, par­tien­do por el pro­pio Gui­llier, quien se­ña­ló que no le gus­ta­ba el con­cep­to y pre­fe­ría al­go “más mix­to”. In­clu­so, el ti­mo­nel ra­di­cal, Er­nes­to Ve­las­co iro­ni­zó con el tér­mino y ase­gu­ró que tam­bién se po­día uti­li­zar la pa­la­bra más “efi­cien­cia”. “Lo que uno es­pe­ra es una cam­pa­ña efi­cien­te y eso im­pli­ca des­ple­gar­se en el te­rri­to­rio con efi­cien­cia y pa­ra ha­cer­lo se ne­ce­si­ta gen­te con tiem­po más com­ple­to. Se ne­ce­si­ta un po­co más efi­cien­cia en las co­sas que se ha­cen, más re­la­ción con los par­ti­dos, por­que que­da po­co tiem­po” ex­pli­có Ve­las­co, a la sa­li­da de una reu­nión con los par­ti­dos gui­llie­ris­tas por la lis­tas par­la­men­ta­rias, don­de se­gún fuen­tes ofi­cia­lis­tas que­da­rían so­lo tres cu­pos por re­sol­ver en la lis­ta de dipu­tados: Ata­ca­ma, Ñu­ble y Los Án­ge­les.

Mien­tras, el can­di­da­to pre­si­den­cial ayer no se re­fi­rió a la si­tua­ción de su co­man­do, pe­ro sí a tra­vés de una en­tre­vis­ta con Reuters se­ña­ló que “hay un ago­ta­mien­to de los par­ti­dos po­lí­ti­cos tra­di­cio­na­les y vie­ne una po­lí­ti­ca más ciu­da­da­na (...) El pro­ble­ma nues­tro aho­ra no son tan­ta re­for­mas es­truc­tu­ra­les, sino que esas re­for­mas ba­jen a la gen­te co­mún”.

ZLa dispu­ta por es­pa­cios en el co­man­do y por­que fi­gu­ras no ten­gan pro­ta­go­nis­mo que pue­dan be­ne­fi­ciar­los en des­me­dro de otros en la ca­rre­ra pre­si­den­cial se ha trans­for­ma­do en un pro­ble­ma pa­ra el can­di­da­to.

Can­di­da­to Pre­si­den­cial

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.