¿Qué di­ce la SVS?

Pulso - - EMPRESAS & MERCADOS -

Se­ña­la que el ofi­cio no res­trin­ge la in­ver­sión en ac­ti­vos in­mo­bi­lia­rios. Ade­más des­ta­ca el gi­ro ex­clu­si­vo que tie­nen las ase­gu­ra­do­ras. LA HIS­TO­RIA TRAS EL OFI­CIO. Una se­rie de es­pe­cu­la­cio­nes cir­cu­lan al in­te­rior de la in­dus­tria pa­ra ex­pli­car el ori­gen del ofi­cio cir­cu­lar N°1.001 de la SVS.

Al res­pec­to, el in­ten­den­te ex­pli­ca: “Du­ran­te 2016 la Su­pe­rin­ten­den­cia tu­vo a la vis­ta re­cla­mos y pre­sen­ta­cio­nes de ter­ce­ros re­fe­ri­das a in­ver­sio­nes en in­mue­bles que al­gu­nas com­pa­ñías de se­gu­ros de vi­da te­nían en co­mu­ni­dad, acom­pa­ña­das de es­truc­tu­ras le­ga­les des­ti­na­das al desa­rro­llo y ges­tión de pro­yec­tos in­mo­bi­lia­rios”.

En esa lí­nea, de­ta­lla que du­ran­te el año pa­sa­do ha­bían abor­da­do es­tos te­mas y que has­ta la emi­sión del ofi­cio, “el he­cho que la ges­tión y ad­mi­nis­tra­ción de es­tos bie­nes hu­bie­ra si­do ejer­ci­da por la mis­ma com­pa­ñía ase­gu­ra­do­ra, no ha­bía si­do ob­je­ta­do por la SVS, por cuan­to se es­ti­ma­ba co­mo fun­da­men­ta­ción su­fi­cien­te pa­ra es­ta ad­mi­nis­tra­ción, el ejer­ci­cio de un atri­bu­to pro­pio del do­mi­nio so­bre ta­les ac­ti­vos”.

Sin em­bar­go, agre­ga Gar­cía, tras una nue­va re­vi­sión de an­te­ce­den­tes, in­clui­das las ca­rac­te­rís­ti­cas de las ope­ra­cio­nes re­la­cio­na­das a ca­da una de las mo­da­li­da­des de in­ver­sión en los dis­tin­tos ti­pos de ac­ti­vos in­mo­bi­lia­rios, con­clu­ye­ron que “al­gu­nas fi­gu­ras le­ga­les es­pe­cí­fi­cas uti­li­za­das por las com­pa­ñías de se­gu­ros pa­ra la ad­mi­nis­tra­ción y ges­tión de es­tos bie­nes afec­tan la obli­ga­ción de gi­ro ex­clu­si­vo de las ase­gu­ra­do­ras, con­te­ni­do en el ar­tícu­lo 4° del D.F.L. N° 251 de 1931”.

En esa lí­nea, pun­tua­li­za que la ley es­ta­ble­ce li­mi­ta­cio­nes pa­ra el gi­ro de las ase­gu­ra­do­ras. Por ello, “la fa­cul­tad de efec­tuar cier­tas in­ver­sio­nes no im­pli­ca una au­to­ri­za­ción pa­ra rea­li­zar cual­quier ti­po de ac­ti­vi­da­des, sal­vo que ello sea im­pres­cin­di­ble pa­ra el ma­ne­jo y cui­da­do de la in­ver­sión”.

El in­ten­den­te ha­ce hin­ca­pié en que en nin­gún ca­so el ofi­cio ge­ne­ra una res­tric­ción de in­ver­sión en ac­ti­vos in­mo­bi­lia­rios, in­clu­yen­do los te­rre­nos que es­tén su­je­tos a pro­yec­tos de desa­rro­llo de es­te ti­po.

Con to­do, pun­tua­li­za que “en­ten­de­mos que co­mo re­gla ge­ne­ral, te­ner una par­ti­ci­pa­ción con­tro­la­do­ra en una sociedad que desa­rro­lla un gi­ro de­ter­mi­na­do co­mo la ges­tión de pro­yec­tos in­mo­bi­lia­rios, ne­ce­sa­ria­men­te sig­ni­fi­ca es­tar in­vo­lu­cra­do en di­cha ac­ti­vi­dad de ne­go­cios en for­ma ac­ti­va, con­tra­vi­nien­do la obli­ga­ción del gi­ro ex­clu­si­vo”, co­men­ta el re­gu­la­dor.

DANIEL GAR­CÍA In­ten­den­te de Se­gu­ros

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.