“Más allá de la si­tua­ción fis­cal, el pró­xi­mo Go­bierno de­be­rá re­du­cir el dé­fi­cit”

Las ci­fras mues­tran que la si­tua­ción fis­cal pa­ra el pró­xi­mo año se­rá com­ple­ja. En ese sen­ti­do, ¿có­mo va a con­di­cio­nar el di­se­ño del pro­gra­ma de go­bierno de Piñera es­te es­ce­na­rio de me­no­res in­gre­sos?

Pulso - - ECONOMIA & DINERO -

—Ha­cia ade­lan­te las cuen­tas es­tán sú­per apre­ta­das. Chi­le en­fren­ta un dé­fi­cit fis­cal efec­ti­vo del or­den de 3%, una deu­da pú­bli­ca que se ace­le­ra y ade­más es­te Go­bierno de­ja­rá gas­tos com­pro­me­ti­dos. La pró­xi­ma ad­mi­nis­tra­ción ten­drá que te­ner mu­cho in­ge­nio pa­ra po­der cum­plir con en­rie­lar de nuevo las me­tas fis­ca­les.

La pró­xi­ma ad­mi­nis­tra­ción sea cual sea ten­drá que se­guir una tra­yec­to­ria de re­duc­ción del dé­fi­cit fis­cal, ¿es com­pa­ti­ble esa me­di­da con avan­zar en nue­vos pro­gra­mas que im­pli­quen gas­tos?

— Más allá de la si­tua­ción fis­cal, el pró­xi­mo Go­bierno de­be­rá re­du­cir el dé­fi­cit. No se pue­de man­te­ner un dé­fi­cit fis­cal ni es­truc­tu­ral por un tiempo pro­lon­ga­do.

En cuan­to a la Re­for­ma Tri­bu­ta­ria ya es­tá di­cho que se ba­ja­rán los im­pues­tos a las em­pre­sas, pe­ro no se sa­be to­da­vía el res­to del di­se­ño tri­bu­ta­rio, ¿se ha pen­sa­do en su­bir el im­pues­to a las per­so­nas?

—No es­tá den­tro de lo que se ha plan­tea­do en el pro­gra­ma. Lo im­por­tan­te es ge­ne­rar buenos in­cen­ti­vos pa­ra el aho­rro. Cuan­do subes el im­pues­to a las per­so­nas, des­in­cen­ti­vas el tra­ba­jo. Que­re­mos atraer ta­len­to, ese ta­len­to tie­ne que sen­tir que es re­mu­ne­ra­do de acuer­do al es­fuer­zo. Lo im­por­tan­te es que la gen­te que tie­ne que pa­gar, pa­gue. Es de­cir, mu­cho más im­por­tan­te que la ta­sa, es im­por­tan­te que no ha­ya eva­sión y en eso va­mos a tra­ba­jar fuer­te tam­bién.

¿Los me­no­res in­gre­sos por la re­ba­ja del im­pues­to a las em­pre­sas se com­pen­sa­rán só­lo con cre­ci­mien­to?

—Con cre­ci­mien­to, pe­ro tam­bién con aho­rro en la efi­cien­cia en la ad­mi­nis­tra­ción de los re­cur­sos del Es­ta­do y reasig­na­cio­nes.

La agen­cia Fitch Ra­tings re­ba­jó el vier­nes la cla­si­fi­ca­ción de Chi­le, ¿cuál es el efec­to que pue­de te­ner en el cor­to pla­zo?

— En el cor­to pla­zo es­to es­tá bas­tan­te in­ter­na­li­za­do. No es al­go dra­má­ti­co si fue­se la úni­ca re­ba­ja que va­mos a te­ner, pe­ro es­to nos mues­tra que si se­gui­mos por el mis­mo ca­mino que he­mos re­co­rri­do en los úl­ti­mos cua­tro años, en los pró­xi­mos 10 años es­ta­re­mos ha­blan­do de un país que de­ja de te­ner gra­dos de in­ver­sión y eso es lo que nos tie­ne que preo­cu­par. No tan­to es­ta ba­ja, sino que la tra­yec­to­ria que pue­da sig­ni­fi­car ha­cia ade­lan­te. Es muy pro­ba­ble que Moody’s tam­bién ba­je la cla­si­fi­ca­ción de ries­go. Se­ría muy ra­ro que se que­da­ra des­cua­dra­do res­pec­to a las otras.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.