10 UN ROOF­TOP CHI­LENO ENTRELOS ME­JO­RES DEL MUN­DO

Ca­da año, la re­vis­ta Con­dé Nast Tra­ve­ler eli­ge a las me­jo­res azo­teas del mun­do, don­de no só­lo la vis­ta es en­vi­dia­ble, sino tam­bién la coc­te­le­ría, que de­be ser de pri­mer ni­vel.

Pulso - - EVASION - Un re­por­ta­je de PAU­LA NÚ­ÑEZ LÓ­PEZ

BUE­NA MÚ­SI­CA, una vis­ta en­vi­dia­ble y la me­jor coc­te­le­ría. Ba­jo esa pre­mi­sa na­cie­ron los roof­top bars o ba­res en azo­teas que con­quis­tan a per­so­nas en to­do el mun­do. Si bien, no es­tá cla­ra la épo­ca en que par­tie­ron, el sky­li­ne de Nue­va York es la en­car­na­ción de es­te con­cep­to, don­de los enor­mes ras­ca­cie­los han da­do pie a la ex­pan­sión de es­te seg­men­to.

Ca­da año, la re­vis­ta Con­dé Nast Tra­ve­ler eli­ge aque­llos don­de la me­jor ex­pe­rien­cia, at­mós­fe­ra y vis­ta se mez­clan y de­jan una hue­lla en quien los vi­si­ta. És­te es el se­gun­do año en que uno chi­leno –Room 09– es­tá pre­sen­te en el top 10.

El lí­der de la ta­bla es Flair Roof­top, ubi­ca­do en el pi­so 58 en The Ritz-Carl­ton y ofre­ce una de las me­jo­res vis­tas de Shan­gai. És­te cuen­ta con dos am­bien­tes, uno in­door don­de pre­do­mi­na la de­co­ra­ción cá­li­da, y la par­te abier­ta con si­llo­nes más re­la­ja­dos. Pe­ro no só­lo la vis­ta es la que atrae a vi­si­tan­tes de to­do el mun­do, sino tam­bién la gas­tro­no­mía. Ahí po­drá en­con­trar ta­pas asiá­ti­cas pro­ve­nien­tes de Viet­nam, In­do­ne­sia, Ja­pón y Tai­lan­dia. En tan­to, la barra es una de las más sur­ti­das con más de 40 ti­pos de vod­ka. La ca­pa­ci­dad in­te­rior es de 100 per­so­nas, mien­tras que en la te­rra­za có­mo­da­men­te pue­de ha­ber otros 132.

El se­gun­do en la lis­ta es­tá en Tai­lan­dia. Se tra­ta de Moon Bar, si­tua­do en el pi­so 61 del ho­tel Ban­yan Tree en Bang­kok. “Smart ca­sual” es el dress co­de en es­te bar, don­de mo­chi­las y ro­pa de­por­ti­va no tie­nen ca­bi­da. Con­si­de­ra­do co­mo uno de los lu­ga­res en bo­ga de la ciu­dad, a los hom­bres que deseen vi­si­tar es­ta azo­tea, se les pi­de usar ca­mi­sa de man­ga lar­ga y za­pa­tos ce­rra­dos. El ne­gro­ni y gin tonic son im­per­di­bles del bar.

La Dol­ce Vi­tae, en Bar­ce­lo­na es­tá en el top tres. Si­tua­da en el dé­ci­mo pi­so del ho­tel Ma­jes­tic, que se pre­pa­ra pa­ra su cen­té­si­mo aniver­sa­rio, el bos­sa-no­va y jazz to­man pro­ta­go­nis­mo al atardecer. Uno de los as­pec­tos des­ta­ca­dos por crí­ti­cos es su car­ta de pla­tos, ela­bo­ra­da por el Nan­du Ju­bany, quien cuen­ta con una es­tre­lla Mi­che­lin en su res­tau­ran­te Can Ju­bany. En­tre las op­cio­nes es po­si­ble en­con­trar sa­bo­res co­mo el tra­di­cio­nal ja­món ibé­ri­co con pan con to­ma­te, os­tras, el pe­pi­to de so­lo­mi­llo de ter­ne­ra con co­ca de ho­ga­za, has­ta la ham­bur­gue­sa de ter­ne­ra del Ma­jes­tic que se ha con­ver­ti­do en un em­ble­ma de la ca­sa.

El “clan­des­tino” lo­cal

Un re­pre­sen­tan­te na­cio­nal que­da en el cuar­to pues­to. Se tra­ta de Room 09. Em­pla­za­do en la azo­tea del Tin­to Bou­ti­que Ho­tel, la crí­ti­ca ha con­ver­ti­do en uno de los re­co­no­ci­dos de Chi­le. Su ins­pi­ra­ción fue la “ley se­ca” de EEUU, mo­men­to en que na­cie­ron los spea­keasy o ba­res clan­des­ti­nos. “Room 09 re­pli­ca exac­ta­men­te uno de los ba­res a los que Al Ca­po­ne so- lía vi­si­tar”, cuan­ta Raúl Yá­ñez, due­ño del re­cin­to. Él se­ña­la que la pro­pues­ta de va­lor pa­sa por brin­dar una ex­pe­rien­cia com­ple­ta que va “des­de la ad­mi­sión res­trin­gi­da. En que yo de­ci­do quién tie­ne mem­bre­sía. Las per­so­nas que vi­si­tan el res­tau­ran­te del ho­tel –040– tie­nen ac­ce­so só­lo des­pués de co­mer ahí. Quie­nes quie­ran vi­si­tar el bar tie­nen que so­li­ci­tar su ad­mi­sión”, en­fa­ti­za. Pe­ro van mu­cho más allá. Con una am­bien­ta­ción re­la­ja­da y muy có­mo­da, la cris­ta­le­ría des­ta­ca. Ca­da co­pa ha si­do ta­lla­da a mano en San Tel­mo, Es­pa­ña y cues­ta so­bre US$100 ca­da una. Por tra­gos co­mo “Scar­fa­ce” y “Frank Cos­te­llo”, Room 09 en 2016 fue co­ro­na­do co­mo el me­jor bar de Chi­le. Es­te bar, don­de na­da es­tá he­cho al azar – ni el hie­lo, cu­yo pro­ce­so de fa­bri­ca­ción de­mo­ra cin­co días– es­tá ubi­ca­do en An­to­nia Ló­pez de Be­llo 040, Be­lla­vis­ta.

“En la lis­ta del año pa­sa­do sa­li­mos oc­ta­vos, es­te año di­mos el sal­to al cuar­to lu­gar. Sin em­bar­go, nues­tra me­ta es lle­gar al po­dio y ser el me­jor roof­top bar del mun­do”, fi­na­li­za Ya­ñez.P

Flair Roof­top en Shan­gai es el lí­der de la lis­ta. Ubi­ca­do en el pi­so 58, tie­ne una de las me­jo­res pa­no­rá­mi­cas de la ciu­dad.

Per­go­la On The Roof Es­tá en Lon­dres. Sus ad­mi­nis­tra­do­res acon­se­jan re­ser­var con tiempo. Es­pe­cial­men­te, si quie­re ir en épo­ca de buen cli­ma.

Room 09 Re­pli­ca a uno de los ba­res a los que so­lía asis­tir Al Ca­po­ne en el tiempo de la ley se­ca en EEUU.

Moon Bar Es­tá si­tua­do en el pi­so 61 del ho­tel Ban­yan Tree en Bang­kok, Tai­lan­dia. El ne­gro­ni y gin tonic son tra­gos clá­si­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.