Ta­sa de omi­sión de Cen­so 2017 ha­bría si­do la mis­ma que po­lé­mi­co pro­ce­so de 2012

Ex di­rec­tor del INE Juan Eduar­do Coey­mans ase­gu­ra que omi­sión lle­gó a 5,98%, igual que la de ha­ce cin­co años.

Pulso - - PORTADA - CARLOS ALON­SO

—La co­ber­tu­ra y los da­tos cen­sa­les en Chi­le si­guen en de­ba­te: se­gún el ex di­rec­tor del INE Juan Eduar­do Coey­mans, los re­sul­ta­dos del Cen­so 2017 va­li­dan el de 2012.

EL 31 de agos­to, el Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­cas (INE) in­for­mó que la po­bla­ción efec­ti­va­men­te cen­sa­da en el pro­ce­so abre­via­do rea­li­za­do el 19 de abril era de 17 mi­llo­nes 373 mil 831 per­so­nas y 6 mi­llo­nes 356 mil 073 vi­vien­das. La ci­fra de po­bla­ción es me­nor a la pro­yec­ción que el pro­pio INE hi­zo pa­ra 2017 que as­cen­día a 18 mi­llo­nes 373 mil 917. Es­te he­cho de in­me­dia­to abrió el de­ba­te so­bre la co­ber­tu­ra que tu­vo el Cen­so, o bien so­bre la ca­li­dad de las es­ti­ma­cio­nes de po­bla­ción que el en­te es­ta­dís­ti­co reali­zó, por­que lo cier­to es que Chi­le tie­ne me­nos ha­bi­tan­tes de lo que se pen­sa­ba. An­te es­to, el pri­me­ro en sa­lir a cues­tio­nar las ci­fras fue el ex di­rec­tor del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal de Es­ta­dís­ti­cas (INE), Juan Eduar­do Coey­mans, quien vol­vió a cues­tio­nar la des­acre­di­ta­ción que se hi­zo del Cen­so 2012, ya que a su jui­cio, las ci­fras fi­na­les es­tán re­fle­jan­do que el ac­tual Cen­so no fue me­jor que el des­acre­di­ta­do pro­ce­so an­te­rior.

¿Cuá­les es su lec­tu­ra pre­li­mi­nar de los re­sul­ta­dos de Cen­so 2017?

—Era ne­ce­sa­rio ha­cer un Cen­so cor­to o un “con­teo” de po­bla­ción, co­mo así es­ta­ba pla­ni­fi­ca­do en el do­cu­men­to Plan de Tra­ba­jo en­tre­ga­do en di­ciem­bre de 2013, ba­jo mi di­rec­ción del INE. El Cen­so de 2017 te­nía co­mo prin­ci­pal ob­je­ti­vo con­tri­buir a ac­tua­li­zar da­tos de­mo­grá­fi­cos. Des­gra­cia­da­men­te se usó la mo­da­li­dad de Cen­so de “He­cho”, que es me­nos apro­pia­do pa­ra po­lí­ti­cas pú­bli­cas que un cen­so de De­re­cho, ya que el pri­me­ro se re­fie­re a los da­tos de una per­so­na que dur­mió en un lu­gar la no­che an­te­rior al día del cen­so y el se­gun­do re­gis­tra a los re­si­den­tes.

En ese sen­ti­do, de acuer­do a los da­tos en­tre­ga­dos, ¿qué lec­tu­ra ha­ce de la ca­li­dad de los da­tos?

—Pa­ra te­ner un jui­cio aca­ba­do, ha­brá que es­pe­rar los in­for­mes de ca­li­dad de los da­tos, que eva­lúan, por ejem­plo, in­di­ca­do­res de ta­sas de no res­pues­ta, ta­sas de error, ta­sas de in­con­sis­ten­cia, de edad in­com­pa­ti­ble con el ni­vel de edu­ca­ción, en­tre otros as­pec­tos. Pa­ra el Cen­so de 2012, es­tos in­for­mes de ca­li­dad es­tán en la Me­mo­ria Cen­sal que la ac­tual di­rec­ción de­ci­dió ba­jar de la web del INE, ocul­tán­do­se in­for­ma­ción que se­ría cru­cial pa­ra te­ner una vi­sión me­nos ses­ga­da y me­nos po­li­ti­za­da so­bre aquel pro­ce­so.

¿La ta­sa de omi­sión de vi­vien­das y de per­so­nas de­be­ría acer­car­se a los nú­me­ros del 2012?

—En pri­mer lu­gar, hay que se­ña­lar que la ta­sa de omi­sión de vi­vien­das fue ma­yor a lo pu­bli­ca­do, ya que es­to úl­ti­mo se hi­zo com­pa­ran­do el stock de vi­vien­das cen­sa­das con el stock de vi­vien­das del Pre Cen­so, rea­li­za­do nue­ve me­ses an­tes que el Cen­so 2017. Cuan­do se co­rri­ge es­te error, la ta­sa de omi­sión re­sul­ta ser 2,84% en vez del 1,02%, im­plí­ci­to en las ta­sas de co­ber­tu­ra pu­bli­ca­das. Es­ta ta­sa de 2,84% es su­pe­rior a la ta­sa de omi­sión de vi­vien­das de 1,8% del Cen­so 2012, re­por­ta­da por la Co­mi­sión Na­cio­nal que eva­luó el Cen­so 2012 y cu­yo in­for­me lle­vó a desechar ese cen­so.

¿Y es­to an­ti­ci­pa que la ta­sa de omi­sión de po­bla­ción en cen­so 2017 se­rá si­mi­lar a la de 2012?

—Si la co­ber­tu­ra de vi­vien­das fue peor en es­te Cen­so que en el de 2012, ca­be es­pe­rar que en cuan­to a la po­bla­ción no se ha­ya te­ni­do tan­to éxi­to. Co­mo pri­me­ra eva­lua­ción de la ta­sa de omi­sión de po­bla­ción, si se apli­ca el mis­mo cri­te­rio que usó la Co­mi­sión Na­cio­nal que eva­luó el Cen­so 2012, de com­pa­rar la po­bla­ción cen­sa­da en el cen­so 2017, que re­gis­tró 17.373.831 per­so­nas, con la pro­yec­ción de po­bla­ción del INE pa­ra 2017, que al­can­zó a 18.373.917 per­so­nas, re­sul­ta que la omi­sión del úl­ti­mo Cen­so se­ría de 5,44%. Sin em­bar­go, pa­ra efec­tos de com­pa­ra­ción con la omi­sión del Cen­so 2012, el que no re­gis­tra a los tu­ris­tas por ser un Cen­so de De­re­cho, la ci­fra re­le­van­te “cen­sa­da” sin tu­ris­tas, es me­nor en 98.000 per­so­nas, lo que im­pli­ca una ci­fra com­pa­ra­ble de omi­sión de 5,98%.

Y se­gún sus cálcu­los, ¿cuál fue la ta­sa de omi­sión en 2012?

— La po­bla­ción “cuan­ti­fi­ca­da” se­gún la se­gun­da pu­bli­ca­ción del Cen­so 2012, fue de 16.341.929 per­so­nas, la que in­clu­ye lo cen­sa­do y la es­ti­ma­ción de mo­ra­do­res au­sen­tes, cu­yo pro­ce­di­mien­to fue va­li­da­do es­ta­dís­ti­ca­men­te me­dian­te si­mu­la­cio­nes y cu­yo in­for­me se pue­de leer en la Me­mo­ria Cen­sal del Cen­so 2012. Co­mo la pro­yec­ción del INE pa­ra 2012, vi­gen­te en agos­to 2013, fue de 17.382.005, la ta­sa de omi­sión es­ta­dís­ti­ca­men­te re­le­van­te se­ría 5,98%, que, por ca­sua­li­dad, re­sul­ta igual a la omi­sión del Cen­so 2017, es­ta úl­ti­ma co­rre­gi­da por el efec­to de los tu­ris­tas só­lo pa­ra efec­tos de com­pa­ra­ción. De­be re­cal­car­se que es­tos cálcu­los de omi­sión son apro­xi­ma­dos, ya que no se hi­zo la en­cues­ta post cen­sal y to­da­vía no se ha he­cho la con­ci­lia­ción cen­sal. Pe­ro to­do apun­ta a que las ta­sas de omi­sión de per­so­nas fi­na­les van a ser muy pa­re­ci­das y que no se jus­ti­fi­ca ha­ber desecha­do el cen­so 2012.

¿Qué la po­bla­ción efec­ti­va­men­te cen­sa­da ha­ya si­do me­nor a los pro­yec­cio­nes que te­nía el INE pa­ra 2017 an­ti­ci­pan que la co­ber­tu­ra del cen­so no fue bue­na?, ¿o bien que las es­ti­ma­cio­nes es­ta­ba sub­es­ti­ma­das?

—Hay que re­mar­car que los cen­sos, por sí so­los, no dan la res­pues­ta de­fi­ni­ti­va en cuan­to a la pre­gun­ta de cuán­tos so­mos, pe­ro sí son úti­les pa­ra ca­rac­te­ri­zar a la po­bla­ción. En ese as­pec­to, el Cen­so 2012 fue mu­cho más ri­co en in­for­ma­ción, ya que te­nía el do­ble de pre­gun­tas. El pro­ble­ma de la omi­sión en am­bos cen­sos no es de mag­ni­tud im­por­tan­te. Otros paí­ses con cen­sos que pre­sen­tan ma­yor omi­sión que los úl­ti­mos dos cen­sos chi­le­nos no to­ma­ron la de­ci­sión de desechar­los.

En la en­tre­ga de da­tos pre­li­mi­na­res, el Go­bierno só­lo en­tre­gó da­tos re­gio­na­les y na­cio­na­les, y no co­mu­na­les, ¿a qué cree que res­pon­de?

—No sé a qué se de­be. El INE de­bie­ra jus­ti­fi­car su de­ci­sión de no pu­bli­car los da­tos a ni­vel co­mu­nal, es­pe­cial­men­te cuan­do las ta­sas de omi­sión a ni­vel re­gio­nal, cal­cu­la­das com­pa­ran­do pro­yec­cio­nes re­gio­na­les con po­bla­ción cen­sa­da co­rres­pon­dien­te, fue­ron bas­tan­te di­fe­ren­tes, don­de una re­gión pre­sen­ta una omi­sión de 11%, otra so­bre 9%, va­rias con omi­sio­nes so­bre 7% y la Re­gión Me­tro­po­li­ta­na con 6%. Pe­ro, es­te mé­to­do de cálcu­lo de omi­sión, que fue el usa­do pa­ra des­ca­li­fi­car el Cen­so de 2012, con­tra la opi­nión de ex­per­tos in­ter­na­cio­na­les muy re­co­no­ci­dos, no es el me­jor mé­to­do pa­ra cal­cu­lar la omi­sión y así sa­ber cuán­tos so­mos.P

PO­BLA­CIÓN CO­MU­NAL “El INE de­bie­ra jus­ti­fi­car su de­ci­sión de no pu­bli­car los da­tos a ni­vel co­mu­nal”.

CA­LI­DAD DE DA­TOS “Pa­ra te­ner un jui­cio aca­ba­do, ha­brá que es­pe­rar los in­for­mes de ca­li­dad de los da­tos”.

OMI­SIÓN DE VI­VIEN­DAS “La ta­sa de omi­sión de vi­vien­das re­sul­ta ser 2,84% en vez del 1,02%, im­plí­ci­to en las ta­sas de co­ber­tu­ra pu­bli­ca­das”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.