Nor­co­rea anun­cia lan­za­mien­to de nue­vo mi­sil

Pe­se a las san­cio­nes que es­ta­ble­ció la ONU y des­pués de ele­var su agre­si­va re­tó­ri­ca, ayer Pyong­yang dis­pa­ró un nue­vo pro­yec­til no iden­ti­fi­ca­do so­bre la na­ción ni­po­na ele­van­do la ten­sión geo­po­lí­ti­ca glo­bal.

Pulso - - PORTADA - FRAN­CIS­CA GUE­RRE­RO

—Las san­cio­nes que im­pu­so es­ta se­ma­na la ONU no in­ti­mi­da­ron pa­ra na­da a Co­rea del Nor­te, que ayer lan­zó un nue­vo mi­sil que so­bre­vo­ló Ja­pón, des­pués de que ele­va­ra su re­tó­ri­ca be­li­co­sa con­tra los que con­si­de­ra sus ad­ver­sa­rios, in­clui­do Es­ta­dos Uni­dos.

La vo­ce­ra del go­bierno ni­pón ase­gu­ró que la si­tua­ción fue si­mi­lar a la del mi­sil que dis­pa­ra­ron el pa­sa­do 29 de agos­to, prue­ba que Pyong­yang ca­li­fi­có co­mo un “pre­lu­dio sig­ni­fi­ca­ti­vo”, ame­na­zan­do con lan­za­mien­tos en aguas cer­ca­nas al te­rri­to­rio es­ta­dou­ni­den­se de Guam.

Ja­pón no in­ten­tó de­rri­bar el mi­sil no iden­ti­fi­ca­do, que fue lan­za­do a las 6:57 de la ma­ña­na del vier­nes ho­ra lo­cal y vo­ló so­bre la is­la sep­ten­trio­nal de Hok­kai­do, an­tes de ate­rri­zar a 2.000 ki­ló­me­tros de dis­tan­cia en el Océano Pa­cí­fi­co, se­gún de­ta­lló la emi­so­ra ja­po­ne­sa NHK.

En la pre­via de es­ta nue­va pro­vo­ca­ción el Co­mi­té de Paz de Asia y el Pa­cí­fi­co de Co­rea del Nor­te, que ma­ne­ja los la­zos in­ter­na­cio­na­les y la pro­pa­gan­da del país, emi­tió un co­mu­ni­ca­do de al­to ca­li­bre, con ame­na­zas di­rec­tas con­tra To­kio y Washington.

“Las cua­tro is­las del ar­chi­pié­la­go de­ben ser hun­di­das en el mar por la bom­ba nu­ren­cia clear de Ju­che. Ya no es ne­ce­sa­rio que Ja­pón exis­ta cer­ca de no­so­tros”, se leía en la de­cla­ra­ción.

“Re­duz­ca­mos a EEUU con­ti­nen­tal en ce­ni­zas y os­cu­ri­dad. Ex­pre­se­mos nues­tro ren­cor con la mo­vi­li­za­ción de to­dos los me­dios de re­pre­sa­lia que se han pre­pa­ra­do has­ta aho­ra”, agre­ga­ban en la mi­si­va, ha­cien­do re­fe-

es el nom­bre de la ideo­lo­gía que go­bier­na Co­rea del Nor­te. Es una mez­cla de mar­xis­mo y ex­tre­mo na­cio­na­lis­mo, se­gún ex­pli­can en Reuters. a las úl­ti­mas san­cio­nes im­pues­tas por el Con­se­jo de Se­gu­ri­dad de la ONU el lu­nes, a las que lla­ma­ron “he­rra­mien­tas del mal”.

An­tes de la prue­ba, los alu­di­dos ya ha­bían res­pon­di­do al go­bierno de Kim Jong-un. Yos­hihi­de Su­ga, je­fa de Ga­bi­ne­te de Ja­pón, se­ña­ló que “es­te anun­cio es ex­tre­ma­da­men­te pro­vo­ca­ti­vo y atroz. Es al­go que acen­túa no­ta­ble­men­te la ten­sión re­gio­nal y es ab­so­lu­ta­men­te inacep­ta­ble”.

En tan­to Rex Ti­ller­son, se­cre­ta­rio de Es­ta­do de Es­ta­dos Uni­dos, in­di­có en me­dio de su vi­si­ta al Reino Uni­do que los es­fuer­zos de Co­rea del Nor­te “pa­ra pro­mo­ver sus pro­gra­mas de ar­mas nu­clea­res

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.