Cam­bios en Ban­co Cen­tral

La au­to­ri­dad mo­ne­ta­ria de­ci­dió re­du­cir el nú­me­ro de reunio­nes de po­lí­ti­ca, lo que trae­rá una se­rie de be­ne­fi­cios aso­cia­dos. Es sin du­da una mo­der­ni­za­ción de la ins­ti­tu­ción.

Pulso - - OPINION -

AL PRE­SEN­TAR el In­for­me de Po­lí­ti­ca Mo­ne­ta­ria (IPoM) la se­ma­na pa­sa­da, el Ban­co Cen­tral tam­bién for­mu­ló un re­le­van­te anun­cio acer­ca de la for­ma en que en­tre­ga­rá des­de 2018 en ade­lan­te su in­for­ma­ción. El ins­ti­tu­to emi­sor ha­rá ocho y no do­ce reunio­nes de po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria (RPM), es­tas se ex­ten­de­rán por dos días, y ade­más cua­tro de ellas se vin­cu­la­rán de for­ma in­me­dia­ta con los IPoM. La pri­me­ra del nue­vo sis­te­ma ha que­da­do fi­ja­da pa­ra los días 31 de enero y 1 de fe­bre­ro del año pró­xi­mo.

No se tra­ta só­lo de re­du­cir las ci­tas, sino de ha­cer­las más com­ple­tas e in­te­gra­les, con el pro­pó­si­to de que sus se­ña­les sean vis­tas co­mo más pro­lon­ga­das en el tiem­po. La op­ción del en­te rec­tor -has­ta aho­ra- no de­tec­ta re­pa­ros, ya que se ins­cri­be den­tro de una ten­den­cia más glo­bal. Se­gún el vi­ce­pre­si­den­te del Ban­co Cen­tral, Se­bas­tián Cla­ro, me­nos RPM no só­lo me­jo­ran la ca­li­dad y den­si­dad del aná­li­sis, sino que ade­más in­tro­du­ci­rán una re­duc­ción de rui­do so­bre la ta­sa de po­lí­ti­ca mo­ne­ta­ria y el ex­ce­so de dis­cu­sión de co­yun­tu­ra que con­lle­va la RPM men­sual. Ob­via­men­te que en Chi­le el BC sea au­tó­no­mo es­ti­mu­la que sus de­ci­sio­nes ani­men el de­ba­te eco­nó­mi­co con una in­ten­si­dad que no se ob­ser­va en la ex­pe­rien­cia com­pa­ra­da de otros paí­ses. En es­te con­tex­to tam­bién es re­le­van­te que el en­te rec­tor ha­ya fi­ja­do un pla­zo pa­ra en­tre­gar sus ac­tas com­ple­tas. La me­di­da del BC mo­der­ni­za la in­for­ma­ción, re­du­ce vo­la­ti­li­da­des e ines­ta­bi­li­da­des, y es una nue­va mues­tra de la con­ve­nien­cia de su in­de­pen­den­cia.

De es­ta ma­ne­ra, el Ban­co Cen­tral dio un pa­so re­le­van­te pa­ra acer­car­se a las prácticas de los prin­ci­pa­les ban­cos cen­tra­les del mun­do. De he­cho, la Re­ser­va Fe­de­ral tie­ne en es­ta ma­te­ria una po­lí­ti­ca si­mi­lar.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.