El es­ce­na­rio ac­tual de la ren­ta fi­ja y sus opor­tu­ni­da­des

Des­de ha­ce ya un tiem­po, he­mos vis­to ajus­tes en los pre­cios de la ren­ta fi­ja. Es­ta caí­da se agu­di­zó tras el IPC de sep­tiem­bre.

Pulso - - TRADER - EMMY MO­RENO La au­to­ra es ge­ren­te ge­ne­ral de Zu­rich Ad­mi­nis­tra­do­ra Ge­ne­ral de Fon­dos.

DU­RAN­TE un lar­go pe­río­do, la ren­ta fi­ja se be­ne­fi­ció de ba­jas sos­te­ni­das en las ta­sas de in­te­rés. Sin em­bar­go, es­ta ten­den­cia pa­re­ce ha­ber lle­ga­do a su fin. Des­de ha­ce ya un tiem­po, he­mos vis­to ajus­tes en los pre­cios de la ren­ta fi­ja. Es­ta caí­da se agu­di­zó en los pa­pe­les reales, tras la pu­bli­ca­ción de un da­to sor­pre­si­va­men­te ba­jo en el re­gis­tro de sep­tiem­bre. El ajus­te en­tra­ba a un pun­to de es­ta­bi­li­za­ción, en el que los prin­ci­pa­les agen­tes de mer­ca­do apos­ta­ban ha­cia una ba­ja de la ta­sa rec­to­ra, cuan­do una nue­va pu­bli­ca­ción de IPC, es­ta vez su­pe­rior a las ex­pec­ta­ti­vas, vol­vía a dis­pa­rar la es­pe­cu­la­ción res­pec­to a los pró­xi­mos pa­sos del en­te emi­sor.

En nues­tra opi­nión, to­da­vía exis­te la po­si­bi­li­dad de que el Ban­co Cen­tral ajus­te la TPM, aun­que la pro­ba­bi­li­dad es me­nor con el sor­pre­si­vo re­gis­tro de oc­tu­bre. Sin em­bar­go, aun cuan­do es­ta de­ci­sión se ma­te­ria­li­za­ra, no con­si­de­ra­mos que es­to cons­ti­tu­ya ne­ce­sa­ria­men­te un cam­bio de ten­den­cia la evo­lu­ción de las ta­sas. Más allá de los pro- ble­mas de me­di­ción que re­fle­jan la des­a­li­nea­ción con las ex­pec­ta­ti­vas de mer­ca­do, las ex­pec­ta­ti­vas eco­nó­mi­cas apun­tan a una re­cu­pe­ra­ción pa­ra el pró­xi­mo año, lo que ne­ce­sa­ria­men­te iría acom­pa­ña­do de un re­pun­te de la in­fla­ción y de las ta­sas, más allá de las dis­tor­sio­nes de cor­to pla­zo.

Adi­cio­nal­men­te, el da­ño pro­vo­ca­do por la caí­da del fon­do E (por ra­zo­nes de mer­ca­do), es pro­ba­ble­men­te per­ma­nen­te en la con­fian­za de los in­ver­sio­nis­tas en el mun­do de pen­sio­nes. En es­te pun­to se con­ju­ga el des­co­no­ci­mien­to de los in­ver­sio­nis­tas res­pec­to a lo que es “ren­ta fi­ja” y la sen­sa­ción de ha­ber per­di­do una po­ten­te opor­tu­ni­dad en los fon­dos con ma­yor ex­po­si­ción a ren­ta va­ria­ble. En es­te es­ce­na­rio, cree­mos po­co pro­ba­ble un re­torno de es­tos flu­jos ha­cia el fon­do E.

Por úl­ti­mo, el es­ce­na­rio in­ter­na­cio­nal de ren­ta fi­ja, an­te la re­cu­pe­ra­ción de los mer­ca­dos desa­rro­lla­dos, an­ti­ci­pa es­ce­na­rios al­cis­tas de la ta­sa de in­te­rés, pre­sio­nan­do las ta­sas del mun­do emer­gen­te.

En es­te es­ce­na­rio, es­pe­ra­mos que la ren­ta fi­ja más un es­ce­na­rio de es­ta­bi­li­za­ción que dé ren­ta­bi­li­dad sig­ni­fi­ca­ti­va, pue­de agre­gar va­lor en un por­ta­folio con ex­po­si­ción a ren­ta va­ria­ble cu­yo ren­di­mien­to pue­de afec­tar­se por rui­dos geo­po­lí­ti­cos y to­mas de uti­li­da­des an­te los al­tos ni­ve­les al­can­za­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.