Cau­te­la con los im­pues­tos re­gio­na­les

La de­no­mi­na­da ban­ca­da re­gio­na­lis­ta pa­re­ce es­tar dis­pues­ta a en­tre­gar vo­tos pa­ra la re­for­ma tri­bu­ta­ria a cam­bio de avan­zar en ma­yor dis­po­ni­bi­li­dad de re­cur­sos. Es una es­tra­te­gia que se de­be mi­rar con cui­da­do.

Pulso - - PORTADA -

La re­for­ma tri­bu­ta­ria in­gre­sa­da por el ac­tual gobierno al Con­gre­so no tie­ne un ca­mino fá­cil. Los men­sa­jes por par­te de la opo­si­ción han si­do cla­ros: el re­cha­zo de los prin­ci­pa­les pun­tos es trans­ver­sal. An­te es­te es­ce­na­rio, ha sur­gi­do la po­si­bi­li­dad de ob­te­ner vo­tos con los “re­gio­na­lis­tas”, que pi­den a cam­bio que par­te de los im­pues­tos re­cau­da­dos en las zo­nas que­den en re­gio­nes. En el fon­do, dar más re­cur­sos a las re­gio­nes, con ma­yor in­de­pen­den­cia en ma­te­ria pre­su­pues­ta­ria.

La es­tra­te­gia uti­li­za­da por los par­la­men­ta­rios es es­pe­ra­ble con­si­de­ran­do la re­pre­sen­ta­ción de las di­ver­sas zo­nas en las que son elegidos. Tam­bién pue­de ser una bue­na es­tra­te­gia po­lí­ti­ca por par­te del gobierno ce­der en al­gún pun­to, y así po­der des­tra­bar un pro­yec­to que es cla­ve pa­ra su ad­mi­nis­tra­ción, pe­ro que, ade­más, lo es pa­ra que la ac­ti­vi­dad eco­nó­mi­ca pue­da pre­sen­tar una reac­ti­va­ción.

Sin em­bar­go, en es­te ca­mino se de­be avan­zar con cau­te­la. El buen uso de los re­cur­sos de­be ser la prio­ri­dad, por lo que cual­quier ma­yor au­to­no­mía a la ho­ra de dis­tri­buir los re­cur­sos a ni­vel des­cen­tra­li­za­do, se de­ben es­ta­ble­cer las co­rres­pon­dien­tes ga­ran­tías o me­ca­nis­mos que per­mi­tan ha­cer un efi­cien­te uso de los re­cur­sos, lo que ne­ce­sa­ria­men­te de­be in­cluir un ma­yor con­trol pre­vio, pe­ro al mis­mo tiem­po una eva­lua­ción pos­te­rior pa­ra de­ter­mi­nar si la po­lí­ti­ca pú­bli­ca cum­ple con lo pla­ni­fi­ca­do. El ries­go de que se ter­mi­nen des­ti­nan­do fon­dos siem­pre es­ca­sos a una “lis­ta de su­per­mer­ca­do”, pe­ro que no ne­ce­sa­ria­men­te son del to­do ren­ta­bles so­cial­men­te, no es me­nor.

A ello se agre­ga el po­ten­cial ries­go de co­rrup­ción. De acuer­do con el ran­king de Per­cep­ción de Co­rrup­ción ela­bo­ra­do por el Ins­ti­tu­to Li­ber­tad y Desa­rro­llo, las mu­ni­ci­pa­li­da­des li­de­ra­ron el lis­ta­do.

To­dos es­tos as­pec­tos de­bie­ran ser con­si­de­ra­dos por el gobierno si es que de­ci­die­ran avan­zar en es­ta ló­gi­ca, pa­ra ob­te­ner vo­tos pa­ra su mo­der­ni­za­ción tri­bu­ta­ria.P

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.