Ál­va­ro Bellolio: “Es pro­ba­ble que en un pla­zo de 8 a 12 años la po­bla­ción ex­tran­je­ra re­pre­sen­te el 10% del to­tal”

Pulso - - ECONOMIA & DINERO - CARLOS ALON­SO M.

—En abril en­tró en vi­gen­cia la nue­va vi­sa de opor­tu­ni­da­des que bus­ca se­lec­cio­nar la fuer­za la­bo­ral de in­mi­gran­tes, ¿cuál es su eva­lua­ción? —En ge­ne­ral to­da vi­sa la­bo­ral que son con­su­la­res to­ma tiem­po an­tes de co­men­zar su ple­na eje­cu­ción. Y en es­ta oca­sión nos di­mos un pla­zo de cua­tro me­ses pa­ra ir po­nien­do en mar­cha es­ta vi­sa.

¿Los re­qui­si­tos aho­ra son mu­cho más res­tric­ti­vos que la vi­sa por mo­ti­vos la­bo­ra­les? —Es­ta es una vi­sa es­pe­cí­fi­ca. Nos ba­sa­mos en los mo­de­los que se apli­can en Aus­tra­lia, Nue­va Ze­lan­dia y Ca­na­dá, que apun­ta a vi­sas de rá­pi­da re­so­lu­ción. La ló­gi­ca de es­ta vi­sa es que si quie­ren ve­nir a Chi­le, ya no se ne­ce­si­ta un con­tra­to de tra­ba­jo co­mo era an­tes, sino que in­gre­sas a Chi­le con la vi­sa y un RUT lo que per­mi­te ac­ce­der a to­dos los ser­vi­cios des­de el pri­mer día.

¿Por qué se in­cli­na­ron por es­te ti­po de vi­sas?

—Es­ta nue­va vi­sa vie­ne a or­de­nar y com­ple­men­tar. Ese es el te­ma. La reali­dad nos mos­tró que ha­bía mu­cha gen­te que ve­nía a bus­car tra­ba­jo a Chi­le y que­ría­mos sin­ce­rar las op­cio­nes que te­nía el país. Con es­ta vi­sa que­re­mos vi­si­bi­li­zar las opor­tu­ni­da­des a los mi­gran­tes.

¿Cuán­do co­men­za­rán a en­tre­gar es­te nue­vo vi­sa­do?

—Nues­tra idea es que una vez que ter­mi­ne el pe­río­do de pos­tu­la­ción, co­men­zar a en­tre­gar­las en un pla­zo de 15 días. Ese es nues­tro ob­je­ti­vo.

En cuan­to al cri­te­rio de se­lec­ción y pun­ta­je, al­gu­nos ex­per­tos han se­ña­la­do que es ar­bi­tra­rio y que no con­ver­sa con las ne­ce­si­da­des de país. —La vi­sa tie­ne dos áreas cla­ves: ocupación y re­gión. Esas dos va­ria­bles en­tre­gan el 60% del pun­ta­je fi­nal. Cuan­do cons­trui­mos es­tas áreas prio­ri­ta­rias las ha­ce­mos en ba­se a las ne­ce­si­da­des con­cre­tas de ca­da re­gión, por ello la pro­ba­bi­li­dad que con­si­gan un em­pleo es mu­cho ma­yor.

¿Có­mo se van ir de­fi­nien­do las ne­ce­si­da­des de pro­fe­sio­nes y ofi­cios que ne­ce­si­ta ca­da re­gión y de esa ma­ne­ra ir asig­nan­do pun­ta­jes? —El di­se­ño lo va­mos a ir de­fi­nien­do en las pró­xi­mas se­ma­nas. Lo que que­re­mos crear es un con­se­jo in­ter­mi­nis­te­rial que to­me la de­ci­sión, los pla­zos y cu­pos. Es­te con­se­jo lo in­te­gra­rá el Mi­nis­te­rio del Tra­ba­jo, Eco­no­mía, Cor­fo, In­te­rior, Ha­cien­da, Re­la­cio­nes Ex­te-

rio­res y la Sub­se­cre­ta­ría de Desa­rro­llo Re­gio­nal.

¿Qué de­ci­di­rá es­te con­se­jo?

—La idea es crear un sis­te­ma que sea trans­pa­ren­te y ac­ce­si­ble pa­ra de­ter­mi­nar cuá­les son las va­ria­bles que de­ter­mi­nan las opor­tu­ni­da­des la­bo­ra­les pa­ra los in­mi­gran­tes. Hay fac­to­res de­mo­grá­fi­cos y eco­nó­mi­cos por la cual es­ta­mos in­cen­ti­van­do una re­gión en vez de otra. Y eso es lo que de­be­rá ana­li­zar es­te con­se­jo. Ade­más, es­ta­mos tra­ba­jan­do en en­tre­gar in­for­ma­ción a tra­vés de los con­su­la­dos en­tre­gan­do in­for­ma­ción, ha­cien­do una po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria mu­cho más proac­ti­va y con coor­di­na­cio­nes mu­cho más po­ten­tes. Es­ta vi­sa es por un año pro­rro­ga­ble y en su de­fec­to al año se pue­de pe­dir la re­si­den­cia de­fi­ni­ti­va.

¿En de­fi­ni­ti­va, se quie­re or­de­nar la lle­ga­da de ex­tran­je­ros al país? —Es­ta nue­va vi­sa vie­ne a or­de­nar y com­ple­men­tar. Ese es el te­ma. Vi­mos que ha­bía mu­cha gen­te que ve­nía a bus­car tra­ba­jo a Chi­le y que­ría­mos sin­ce­rar es­tas op­cio­nes y con la ex­pe­rien­cia in­ter­na­cio­nal lo que he­mos vis­to, es­ta es una bue­na for­ma de ga­ran­ti­zar una vi­sa que vi­si­bi­li­ce la opor­tu­ni­da­des a los mi­gran­tes.

Un de las crí­ti­cas que se ha­ce a la ins­ti­tu­cio­na­li­dad es que no exis­te una ci­fra úni­ca de in­mi­gran­tes. El Cen­so 2017 arro­jó que ha­bi­tan 746.465 ex­tran­je­ros, mien­tras la Casen 2017 di­jo que lle­ga­ban a los 777.407,

y el go­bierno ha di­cho que su­pe­ran el mi­llón de per­so­nas, ¿con qué ci­fra nos que­da­mos? —El do­cu­men­to ofi­cial es el Cen­so. Exis­te in­for­ma­ción de la Po­li­cía de In­ves­ti­ga­cio­nes que re­gis­tra los in­gre­sos y los egre­sos y los que se que­dan en país que los de­no­mi­na­mos co­mo sal­do mi­gra­to­rio. En­ton­ces la es­ti­ma­ción que ha­ce­mos con­si­de­ra el Cen­so más los sal­dos mi­gra­to­rios.

¿Hoy cuán­tos ex­tran­je­ros hay en Chi­le?

—A fi­nes del año pa­sa­do te­nía­mos 1,1 mi­llón y aho­ra te­ne­mos el 95% de cer­te­za que hay más de 1,1 mi­llón de ex­tran­je­ros en Chi­le que re­pre­sen­ta el 6,1% del to­tal. Es pro­ba­ble que en un pla­zo de 8 a 12 años la po­bla­ción ex­tran­je­ra re­pre­sen­te el 10% del to­tal. ¿Se es­tá tra­ba­jan­do pa­ra con­tar con una ci­fra úni­ca de in­mi­gran­tes? —Es­ta­mos desa­rro­llan­do un sis­te­ma de in­ter­ope­ra­bi­li­dad pa­ra cen­tra­li­zar el re­gis­tro de mi­gran­tes. Pa­ra ello, es­ta­mos tra­ba­jan­do con el INE pa­ra dar­le la ro­bus­tez me­to­do­ló­gi­ca al nú­me­ro con­cre­to. Nues­tra idea es ir avan­zan­do en esa lí­nea y te­ner un nú­me­ro ofi­cial va­li­da­do por el INE y com­par­ti­do con las otras ins­ti­tu­cio­nes.

¿Cuán­do po­dría­mos te­ner es­ta nue­va es­ti­ma­ción de po­bla­ción in­mi­gran­te? —Es­pe­ra­mos te­ner­lo lo an­tes po­si­ble, de aquí a tres me­ses una ci­fra ro­bus­ta de in­mi­gran­tes va­li­da­da me­to­do­ló­gi­ca­men­te a fi­nes del año.

¿El país es­tá pre­pa­ra­do pa­ra una lle­ga­da ma­si­va de in­mi­gran­tes o es­ta­mos atra­sa­dos en cuan­to a las po­lí­ti­cas pú­bli­cas? —Lo que que­re­mos ha­cer es pre­pa­rar a los go­bier­nos lo­ca­les pa­ra que ten­gan las con­di­cio­nes ne­ce­sa­rias pa­ra re­ci­bir a los in­mi­gran­tes.La gran di­fi­cul­tad que hu­bo du­ran­te los úl­ti­mos 4 años no fue ne­ce­sa­ria­men­te la lle­ga­da de in­mi­gran­te en sí mis­ma, ni la ra­za ni el co­lor de piel sino que el cam­bio de­mo­grá­fi­co: En­tra­ron 700 mil per­so­nas sin nin­gún ti­po de con­trol ni de po­lí­ti­ca, don­de la gran ma­yo­ría ca­yó en irre­gu­la­ri­dad, ge­ne­ra pro­ble­mas de con­vi­ven­cia.La ad­mi­nis­tra­ción pa­sa­da hi­zo la po­lí­ti­ca del aves­truz, es­con­die­ron la ca­be­za de­ba­jo de la tie­rra e hi­cie­ron co­mo que na­da pa­sa­ba. ℗

VI­SA DE OPOR­TU­NI­DA­DES “Nos ba­sa­mos en los mo­de­los que se apli­can en Aus­tra­lia, Nue­va Ze­lan­dia y Ca­na­dá”.

FAL­TA DE RE­GU­LA­CIÓN “La ad­mi­nis­tra­ción pa­sa­da hi­zo la po­lí­ti­ca del aves­truz, es­con­die­ron la ca­be­za de­ba­jo de la tie­rra”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.