Pulso

Pro­yec­to de sa­la cu­na ¡re­na­ce con el apo­yo de la cui­da­da­nía!

- —por FRAN­CIS­CA JÜNEMANN— Sexism · Gender Equality · Discrimination · Human Rights · Society · Chile · Chile national football team

Las mu­je­res por la pan­de­mia pro­por­cio­nal­men­te tie­nen más con­tra­tos suspendido­s y han per­di­do más tra­ba­jos re­mu­ne­ra­dos. Se su­ma las me­no­res po­si­bi­li­da­des de re­cu­pe­rar­los, por­que los sec­to­res que se­rán cla­ves en la etapa de reac­ti­va­ción tie­nen una ba­ja par­ti­ci­pa­ción la­bo­ral fe­me­ni­na.

A su vez, mu­chas or­ga­ni­za­cio­nes es­tán in­ten­tan­do so­bre­vi­vir tras el gol­pe de la pan­de­mia y ne­ce­si­tan re­du­cir gas­tos. Y en Chi­le la con­tra­ta­ción de mu­je­res tie­ne cos­tos adi­cio­na­les aso­cia­dos, co­mo la obli­ga­ción pa­ra las em­pre­sas de te­ner o pa­gar sa­las cu­na a par­tir de la mu­jer nú­me­ro 20 con­tra­ta­da, cual­quie­ra sea su edad. ¿Qué po­dría ha­cer en­ton­ces pa­ra re­du­cir cos­tos? Ba­jar el nú­me­ro de mu­je­res a 19.

En­ton­ces, no só­lo pa­ra ter­mi­nar con una tra­ba a la con­tra­ta­ción de mu­je­res, sino tam­bién pa­ra no au­men­tar aún más el des­em­pleo fe­me­nino ter­mi­na­da la pro­tec­ción tran­si­to­ria y ex­cep­cio­nal que per­mi­te la sus­pen­sión de con­tra­tos, ur­ge apro­bar el pro­yec­to de ley de sa­la cu­na. En pri­mer lu­gar, por­que des­vin­cu­la el cos­to de sa­las cu­na de la con­tra­ta­ción de mu­je­res al crear un fon­do so­li­da­rio in­te­gra­do por apor­tes del Es­ta­do y un 0,1% adi­cio­nal de co­ti­za­ción por to­da per­so­na tra­ba­ja­do­ra. Segundo, por­que ex­tien­de el de­re­cho a to­das las ma­dres tra­ba­ja­do­ras de­pen­dien­tes, in­de­pen­dien­tes y tra­ba­ja­do­ras de ca­sa par­ti­cu­lar. Y ter­ce­ro, por­que in­clu­ye la co­rres­pon­sa­bi­li­dad pa­ren­tal per­mi­tien­do que pa­dre y ma­dre de­ci­dan en­tre ellos quién ejer­ce el de­re­cho si am­bos tie­nen la ca­li­dad de tra­ba­ja­do­res, pri­vi­le­gian­do el de la ma­dre en ca­so de no ha­ber acuer­do.

La bue­na no­ti­cia (a pe­sar de la di­fí­cil y des­gas­tan­te tra­mi­ta­ción que ha te­ni­do es­te pro­yec­to de ley) es que en es­tos mo­men­tos cuen­ta con el apo­yo trans­ver­sal de or­ga­ni­za­cio­nes de la so­cie­dad ci­vil y de la ciu­da­da­nía. La ne­ce­si­dad de su in­me­dia­ta apro­ba­ción for­ma par­te de las pro­pues­tas que co­mo Con­se­jo Mu­jer Co­vid-19 en­tre­ga­re­mos al Pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca y la en­cues­ta “El Chi­le que vie­ne: di­fe­ren­cias de gé­ne­ro fren­te a la cri­sis Co­vid-19” de Ca­dem pu­bli­ca­da ayer, mos­tró que la me­di­da más apo­ya­da, tan­to por hom­bres co­mo por mu­je­res, pa­ra im­pul­sar la reac­ti­va­ción del em­pleo es es­te pro­yec­to de ley, con 86% de los en­cues­ta­dos que lo aprue­ba y só­lo 6% que lo re­cha­za.

¿Que ha­rá el Go­bierno pa­ra ha­cer­lo ley aprovechad­o es­te es­pal­da­ra­zo trans­ver­sal? Es­pe­ra­mos dis­pon­ga dis­cu­sión in­me­dia­ta en el Con­gre­so y una in­di­ca­ción que in­clu­ya el bono com­pen­sa­to­rio pa­ra los tra­ba­jos en ho­ra­rios noc­tur­nos y en lu­ga­res ais­la­dos que no cuen­tan con sa­las cu­na. De lo con­tra­rio, en­fer­me­ras, au­xi­lia­res, doc­to­ras y de­más fun­cio­na­rias de la sa­lud -que han ex­pues­to su vi­da en es­ta pan­de­mia- per­de­rían un de­re­cho que la ac­tual le­gis­la­ción sí les en­tre­ga.

Pre­si­den­ta de Chi­leMu­je­res

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile