Pulso

Lo­gís­ti­ca in­te­li­gen­te: una cla­ve pa­ra el éxi­to del e-com­mer­ce

- —por FRAN­CIS­CO GUZMÁN— Di­rec­tor de Cla­ro em­pre­sas Business · Tech Trends · Tech · Consumer Goods · Technology Industry · Business Trends · E-commerce · Industries · Financial Technology · Finance

Pa­ra­dó­ji­ca­men­te, com­prar nun­ca ha­bía si­do tan fá­cil co­mo du­ran­te la cri­sis sa­ni­ta­ria. Ba­jo la pre­mi­sa de “to­do a un clic de dis­tan­cia”, el co­mer­cio elec­tró­ni­co ha cre­ci­do a ta­sas que ni los ana­lis­tas más op­ti­mis­tas es­pe­ra­ban y lle­gan­do in­clu­so, a nue­vos con­su­mi­do­res co­mo aque­llos con más de 50 años y per­te­ne­cien­tes a los seg­men­tos C3 y D. En es­te con­tex­to tan fa­vo­ra­ble pa­ra los re­tai­lers elec­tró­ni­cos, se ges­ta un gran desafío: có­mo lo­grar que la ex­pe­rien­cia de los clien­tes sea po­si­ti­va. A nues­tro jui­cio, en es­te es­pa­cio la lo­gís­ti­ca in­te­li­gen­te jue­ga un rol cla­ve.

Inevi­ta­ble­men­te, es­ta ma­si­fi­ca­ción del e-com­mer­ce ha im­pli­ca­do que las em­pre­sas me­jo­ren sus pro­ce­sos de al­ma­ce­na­mien­to, ges­tión de in­ven­ta­rios y las en­tre­gas de “úl­ti­ma mi­lla”, in­cen­ti­van­do el desa­rro­llo de la lo­gís­ti­ca in­te­li­gen­te ¿El mo­ti­vo? hoy en­tien­den que la di­gi­ta­li­za­ción de to­da la ca­de­na de su­mi­nis­tro es de­ter­mi­nan­te pa­ra lo­grar una ex­pe­rien­cia de com­pra sa­tis­fac­to­ria e in­clu­so dis­mi­nuir sus cos­tos. Se tra­ta de un nue­vo mo­de­lo de ne­go­cios con una fór­mu­la apli­ca­ble a or­ga­ni­za­cio­nes de di­fe­ren­tes ru­bros y ta­ma­ños, don­de la tec­no­lo­gía es pro­ta­go­nis­ta.

¿Qué as­pec­tos de­be con­tem­plar es­te ti­po de mo­de­lo in­te­li­gen­te? En pri­mer lu­gar, con­tar con un sis­te­ma pa­ra pro­ce­sar e in­te­grar la in­for­ma­ción re­fe­ren­te a la ges­tión de com­pra - pe­di­dos, de­vo­lu­cio­nes y en­tre­gas , ade­más de vi­sua­li­zar­los en tiem­po real. De­be tam­bién in­te­grar los pro­ce­sos re­la­cio­na­dos con la ges­tión del stock y al­ma­ce­na­mien­to, el con­trol de los des­pa­chos, la pla­ni­fi­ca­ción de ru­tas, ho­ra­rios y la con­fir­ma­ción de en­tre­ga, en­tre otros.

Pa­ra dar es­te sal­to a la “lo­gís­ti­ca in­te­li­gen­te” la adop­ción de tec­no­lo­gías co­mo la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial o ma­chi­ne lear­ning han si­do fun­da­men­ta­les. A tra­vés de ellas, las or­ga­ni­za­cio­nes pue­den ade­lan­tar­se y pro­yec­tar es­ce­na­rios, de­jan­do atrás el es­que­ma tra­di­cio­nal de con­tac­to di­rec­to en­tre pro­vee­dor, tien­da y clien­te fi­nal. Otra de las in­dis­pen­sa­bles, sin du­da, es la nu­be, que per­mi­te la co­la­bo­ra­ción, el res­pal­do de da­tos e in­clu­so el uso de al­go­rit­mos pa­ra con­tro­lar que las dis­tan­cias a re­co­rrer por el trans­por­te sean cor­tas. Nin­gu­na de es­tas so­lu­cio­nes im­pli­ca gran­des in­ver­sio­nes y, por el con­tra­rio, con­tri­bu­yen a ba­jar la pro­ba­bi­li­dad de erro­res que sig­ni­fi­quen cos­tos adi­cio­na­les o una ex­pe­rien­cia de mar­ca ne­ga­ti­va pa­ra el clien­te.

En es­ta trans­for­ma­ción del con­su­mo, lo im­por­tan­te es en­ten­der que la ra­pi­dez y la economía en la en­tre­ga son más que so­lo un be­ne­fi­cio pa­ra los clien­tes, son un re­qui­si­to si­ne qua non pa­ra que las em­pre­sas per­ma­nez­can en el mer­ca­do. Por eso, una es­tra­te­gia de lo­gís­ti­ca co­rrec­ta pue­de ha­cer la di­fe­ren­cia en­tre una com­pa­ñía que pro­gre­sa­rá por la efi­cien­cia de su ser­vi­cio y una que pier­de pun­tos por de­mo­ras, re­cla­mos o al­tos cos­tos de des­pa­cho. La cla­ve es­tá en la in­te­li­gen­cia.

 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile