ES­PE­CIAL: IN­FER­TI­LI­DAD

Sello Salud - - Sumario -

Ra­dio­gra­fía a la In­fer­ti­li­dad en Chi­le, cau­sas y tra­ta­mien­tos dis­po­ni­bles

La Fa­cul­tad de Cien­cia de la Reha­bi­li­ta­ción de la U. An­drés Be­llo li­de­ra una in­ves­ti­ga­ción que per­mi­ti­rá es­tu­diar las ba­ses mo­le­cu­la­res del efec­to del ejer­ci­cio fí­si­co so­bre el desa­rro­llo y pro­gre­sión de es­ta en­fer­me­dad.

Ac­tual­men­te, un 60% de la po­bla­ción mun­dial se con­si­de­ra se­den­ta­ria. Di­ver­sos es­tu­dios han apun­ta­do que ha­cer actividad fí­si­ca, re­du­ce el ries­go de cán­cer y de otras en­fer­me­da­des cró­ni­cas.

En es­te con­tex­to, asu­me una gran im­por­tan­cia el pro­yec­to de in­ves­ti­ga­ción que es­tá li­de­ran­do la Fa­cul­tad de Cien­cias de la Reha­bi­li­ta­ción de la U. An­drés Be­llo, que es­tu­dia el efec­to de ejer­ci­cio fí­si­co en la pro­gre­sión del cán­cer de prós­ta­ta. Pa­ra ello, uti­li­za­rá co­mo mo­de­lo el Pez Cebra, un ci­prí­ni­do em­pa­ren­ta­do con las car­pas y los bar­bos, ori­gi­na­rio del su­des­te asiá­ti­co, de uso fre­cuen­te en acua­rios, así co­mo pa­ra la in­ves­ti­ga­ción cien­tí­fi­ca, sien­do el pri­mer ver­te­bra­do en clo­nar­se.

Es­te mo­de­lo de Pez Cebra se­rá so­me­ti­do a ejer­ci­cio fí­si­co me­dian­te di­fe­ren­tes es­tí­mu­los uti­li­zan­do la co­rrien­te del agua.

Ac­tual­men­te, el es­tu­dio se en­cuen­tra en la es­tan­da­ri­za­ción de un Mo­de­lo Bio­ló­gi­co lla­ma­do Ze­bra­fish de cán­cer de prós­ta­ta que per­mi­ta es­tu­diar las ba­ses mo­le­cu­la­res del efec­to del ejer­ci­cio fí­si­co so­bre el desa­rro­llo y pro­gre­sión de es­ta en­fer­me­dad.

“La fi­na­li­dad es en­ten­der los me­ca­nis­mos celulares y mo­le­cu­la­res aso­cia­dos al efec­to del ejer­ci­cio fí­si­co so­bre la pro­gre­sión del cán­cer de prós­ta­ta. Es­to pue­de pro­por­cio­nar nue­vos blan­cos te­ra­péu­ti­cos pa­ra el desa­rro­llo de te­ra­pias com­ple­men­ta­rias que per­mi­tan me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de los pa­cien­tes con cán­cer y/o con­tra­rres­tar el desa­rro­llo y/o pro­gre­sión de es­ta en­fer­me­dad”, ex­pli­ca el Dr. Ch­ris­tian Cam­pos, De­cano de la Fa­cul­tad de Cien­cias de la Reha­bi­li­ta­ción de la UNAB.

Se­gún de­ta­lla el Dr. Cam­pos, “es­ta in­ves­ti­ga­ción es pio­ne­ra, ya que in­vo­lu­cra la apli­ca­ción del Ejer­ci­cio Fí­si­co en Mo­de­lo Bio­ló­gi­co Ze­bra­fish y con es­to ob­ten­dre­mos re­sul­ta­dos ob­je­ti­vos del efec­tos del ejer­ci­cio en los me­ca­nis­mos celulares y mo­le­cu­la­res de las fa­ses del cán­cer. Ade­más, reúne in­ves­ti­ga­do­res de las Cien­cias Bá­si­cas, ex­per­tos en ejer­ci­cio fí­si­co y reha­bi­li­ta­ción”, ex­pli­có y agre­gó que “es­to se­rá un apor­te por­que per­mi­ti­rá es­tan­da­ri­zar la pres­crip­ción y do­sis de Ejer­ci­cio Fí­si­co co­mo Te­ra­pia com­ple­men­ta­ria ob­je­ti­va en la po­bla­ción”.

En la in­ves­ti­ga­ción par­ti­ci­pan des­ta­ca­dos pro­fe­sio­na­les del área co­mo el pro­pio Dr. Cam­pos; Dra. Pau­la So­to­ma­yor (Fa­cul­tad de Me­di­ci­na UNAB), Dr. Ale­jan­dro Go­doy (Fa­cul­tad de Cien­cias Bio­ló­gi­cas, PUC) y los co­la­bo­ra­do­res In­ter­na­cio­na­les Dr. Win­fried Ban­zer y Dr. Javier Gon­zá­lez Ri­ve­ra de la Goet­he Uni­ver­si­dad Frank­furt am Main, Ger­many.

El es­tu­dio co­men­za­rá con el Cán­cer de Prós­ta­ta pe­ro la idea es apli­car­lo a di­fe­ren­tes ti­pos de cán­cer.

En los úl­ti­mos años, se ha vin­cu­la­do fuer­te­men­te la actividad fí­si­ca al cán­cer. Los in­ves­ti­ga­do­res del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal del Cán­cer, de Es­ta­dos Uni­dos, in­di­can que ca­mi­nar, co­rrer, na­dar o in­clu­so mon­tar bi­ci­cle­ta, a un rit­mo que pue­de ir de pau­sa­do a in­ten­so, du­ran­te 150 mi­nu­tos por se­ma­na se­ría el tiem­po mí­ni­mo re­co­men­da­do pa­ra re­du­cir el ries­go de cán­cer.

Qué di­cen los es­tu­dios

Son múl­ti­ples los es­tu­dios que han cons­ta­ta­do que la prác­ti­ca de ejer­ci­cio fí­si­co es be­ne­fi­cio­sa pa­ra la salud. De he­cho, un es­tu­dio rea­li­za­do por in­ves­ti­ga­do­res del Ins­ti­tu­to Na­cio­nal del Cán­cer (NCI) de Es­ta­dos Uni­dos de­ta­lla que la prác­ti­ca ha­bi­tual de ejer­ci­cio fí­si­co se aso­cia con una re­duc­ción muy sig­ni­fi­ca­ti­va del ries­go de apa­ri­ción de has­ta 13 de los ti­pos de cán­cer más co­mu­nes y mor­ta­les.

Se­gún Ste­ven C. Moo­re, director de es­ta in­ves­ti­ga­ción pu­bli­ca­da en la re­vis­ta JAMA In­ter­nal Me­di­ci­ne, los re­sul­ta­dos apo­yan la promoción de la actividad fí­si­ca co­mo un com­po­nen­te cla­ve de los es­fuer­zos de pre­ven­ción y con­trol del cán­cer en to­da la po­bla­ción.

El dia­rio ABC de Es­pa­ña de­ta­lló que los cien­tí­fi­cos de es­te es­tu­dio, ana­li­za­ron da­tos de 12 en­sa­yos clí­ni­cos eu­ro­peos y es­ta­dou­ni­den­ses desa­rro­lla­dos en­tre los años 1987 y 2004, y en los que se re­gis­tra­ron los ni­ve­les de actividad fí­si­ca de los más de 1,4 mi­llo­nes de par­ti­ci­pan­tes.

Se reali­zó un se­gui­mien­to du­ran­te 11 años, en los cua­les se diag­nos­ti­ca­ron un to­tal de 186.932 ca­sos de cán­cer. Y una vez ana­li­za­dos en su con­jun­to los da­tos so­bre los ni­ve­les de actividad fí­si­ca y las ta­sas de in­ci­den­cia de los 26 ti­pos de tu­mo­res, los re­sul­ta­dos mos­tra­ron que los ma­yo­res ni­ve­les de ejer­ci­cio fí­si­co se aso­cia­ron con una re­duc­ción del 7% del ries­go de desa­rro­llar cán­cer en ge­ne­ral.

La dis­mi­nu­ción del ries­go pa­ra ca­da uno de los tu­mo­res se es­ta­ble­ció en: un 42% en el ade­no­car­ci­no­ma eso­fá­gi­co; un 27% en el cán­cer de hí­ga­do; un 26% en el de pul­món; un 23% en los tu­mo­res re­na­les; un 22% en el cán­cer de es­tó­ma­go; un 21% en el de en­do­me­trio; un 20% en la leu­ce­mia mie­loi­de; un 17% en el mie­lo­ma múl­ti­ple; un 16% en el cán­cer de co­lon; un 15% en el de ca­be­za y cue­llo; un 13% en los tu­mo­res en el trac­to rec­tal; un 13% en el cán­cer de ve­ji­ga; y un 10% en el de mama

“La fi­na­li­dad es en­ten­der los me­ca­nis­mos celulares y mo­le­cu­la­res aso­cia­dos al efec­to del ejer­ci­cio fí­si­co so­bre la pro­gre­sión del cán­cer de prós­ta­ta. Es­to pue­de pro­por­cio­nar nue­vos blan­cos te­ra­péu­ti­cos pa­ra el desa­rro­llo de te­ra­pias com­ple­men­ta­rias que per­mi­tan me­jo­rar la ca­li­dad de vi­da de los pa­cien­tes con cán­cer y/o con­tra­rres­tar el desa­rro­llo y/o pro­gre­sión de es­ta en­fer­me­dad”, Dr. Ch­ris­tian Cam­pos, De­cano de la Fa­cul­tad de Cien­cias de la Reha­bi­li­ta­ción de la UNAB.

Dr. Javier Gon­zá­lez, de la Goet­he Uni­ver­sity Frank­furt;

Dr. Ch­ris­tian Cam­pos, De­cano de Cs de la Reha­bi­li­ta­ción de la UNAB; Dra. Pau­la So­to­ma­yor, del CIMIS; Dr. Win­fried Ban­zer, de la Goet­he Uni­ver­sity Frank­furt; y Dr. Ale­jan­dro Go­doy, de la PUC.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.