Los mé­to­dos an­ti­con­cep­ti­vos ¿afec­tan la fer­ti­li­dad?

Sello Salud - - Mito O Realidad -

Re­vis­ta Se­llo y Salud con­ver­só con el doc­tor Jor­ge Ca­bre­ra, Director de la Es­cue­la de Obs­te­tri­cia y Gi­ne­co­lo­gía de la UNAB, quien ex­pli­có los mi­tos y ver­da­des res­pec­to a es­te te­ma.

Los mé­to­dos an­ti­con­cep­ti­vos ¿afec­tan la fer­ti­li­dad?

Es co­mún ver co­mo al­gu­nas mu­je­res lle­gan a la con­sul­ta gi­ne­co­ló­gi­ca preo­cu­pa­das por su ca­pa­ci­dad re­pro­duc­ti­va. Les in­quie­ta, de al­gu­na for­ma, que el uso pro­lon­ga­do de an­ti­con­cep­ti­vos di­fi­cul­te su po­si­bi­li­dad de ser ma­dres.

No obs­tan­te, los es­pe­cia­lis­tas in­di­can que los mé­to­dos an­ti­con­cep­ti­vos no son cau­san­tes de in­fer­ti­li­dad. Exis­ten otras ra­zo­nes.

Con el ob­je­ti­vo de rom­per es­te mi­to, con­ver­sa­mos con Dr. Jor­ge Ca­bre­ra, director de la Es­cue­la de Obs­te­tri­cia y Gi­ne­co­lo­gía de la Uni­ver­si­dad An­drés Be­llo, quien de­ta­lla al­gu­nos as­pec­tos res­pec­to a la fer­ti­li­dad, el uso de an­ti­con­cep­ti­vos y sus efec­tos en el cuer­po de una mu­jer.

¿Cuál es la fer­ti­li­dad de la es­pe­cie hu­ma­na? ¿Có­mo se mi­de?

La fer­ti­li­dad es la ca­pa­ci­dad de lo­grar em­ba­ra­zo de la pa­re­ja sin me­diar nin­gún mé­to­do an­ti­con­cep­ti­vo en un tiem­po de­ter­mi­na­do. Se mi­de en 100 pa­re­jas en un año y es de un 85%, es de­cir, 85 mu­je­res lo­gran el em­ba­ra­zo en 1 año de se­gui­mien­to. No es po­si­ble co­no­cer la fer­ti­li­dad a prio­ri en mu­je­res en edad fér­til, sal­vo que ten­gan evi­den­cia de pa­to­lo­gías que pro­vo­can in­fer­ti­li­dad per­ma­nen­te.

¿Qué es la in­fer­ti­li­dad?

Se de­fi­ne co­mo la in­ca­pa­ci­dad de lo­grar em­ba­ra­zo en un año. Se es­ti­ma que 15% de las pa­re­jas pre­sen­tan el pro­ble­ma en el pri­mer año de ob­ser­va­ción. La res­pon­sa­bi­li­dad se re­par­te apro­xi­ma­da­men­te en un ter­cio pa­ra la mu­jer, un ter­cio pa­ra el hom­bre y un ter­cio por in­com­pa­ti­bi­li­dad en­tre ellos.

¿Có­mo se ma­ni­fies­ta la in­fer­ti­li­dad en el ca­so de una mu­jer?

No exis­te un sín­to­ma que sea es­pe­cí­fi­co de in­fer­ti­li­dad. Hay mu­je­res con al­te­ra­cio­nes mens­trua­les que lo­gran em­ba­ra­zo co­mo asi­mis­mo otras que no tie­nen nin­gu­na al­te­ra­ción y no pue­den lo­grar em­ba­ra­zo.

¿Qué ge­ne­ra la in­fer­ti­li­dad en la mu­jer?

Tras­tor­nos del sis­te­ma neu­ro­en­do­crino, tras­tor­nos me­ta­bó­li­cos que in­vo­lu­cran la fun­ción del ova­rio y ca­sos de se­cue­las por in­fec­cio­nes que alteran la fun­ción fi­sio­ló­gi­ca del apa­ra­to ge­ni­tal y tam­bién ca­sos de mal­for­ma­cio­nes. Una vez co­no­ci­do el diag­nós­ti­co de in­fer­ti­li­dad, ha­bi­tual­men­te ge­ne­ra tras­tor­nos de ín­do­le psi­co­ló­gi­cos.

¿A qué edad es más po­si­ble en­con­trar ca­sos de in­fer­ti­li­dad?

En la eta­pa cer­ca­na al cli­ma­te­rio, al­re­de­dor de los 40 años en que la fre­cuen­cia de las ovu­la­cio­nes va dis­mi­nu­yen­do.

¿Cuál es la ac­ción de los an­ti­con­cep­ti­vos ora­les so­bre el or­ga­nis­mo de una mu­jer? ¿Qué le ocu­rre a su sis­te­ma re­pro­duc­tor?

Los an­ti­con­cep­ti­vos, en ge­ne­ral, pro­du­cen cam­bios re­ver­si­bles del apa­ra­to ge­ni­tal fe­me­nino, los uti­li­za­dos ini­cial­men­te im­pe­dían la ovu­la­ción, de ahí el nom­bre de anovu­la­to­rios. Las mi­cro­do­sis uti­li­za­das ac­tual­men­te pro­du­cen al­te­ra­cio­nes tam­bién re­ver­si­bles en dis­tin­tos seg­men­tos del trac­to ge­ni­tal fe­me­nino. Por ejem­plo, el es­pe­sa­mien­to del mo­co cer­vi­cal que se ha­ce im­permea­ble al pa­so de los es­per­mios.

¿El uso de an­ti­con­cep­ti­vos afec­ta la fer­ti­li­dad de la mu­jer? ¿Por qué?

Exis­ten mu­chos re­por­tes al res­pec­to que ava­lan la inocui­dad del mé­to­do, in­clu­so con do­sis po­ten­tes usa­das en dé­ca­das an­te­rio­res, por­cen­ta­jes im­por­tan­tes de mu­je-

res lo­gra­ban em­ba­ra­zo en los tres pri­me­ros me­ses de sus­pen­di­do es­te an­ti­con­cep­ti­vo.

Una res­pues­ta que ex­pli­que el pre­jui­cio de que los an­ti­con­cep­ti­vos afec­tan la fer­ti­li­dad, po­dría ser la in­di­ca­ción ma­si­va de ellos a mu­je­res jó­ve­nes y ado­les­cen­tes sin fer­ti­li­dad co­no­ci­da y que nun­ca han te­ni­do una ges­ta­ción. Por fre­cuen­cia, se pre­su­me que per­te­ne­cen al 85% de mu­je­res fér­ti­les, de ahí la jus­ti­fi­ca­ción de pres­cri­bir­los. Una vez que sus­pen­den el mé­to­do, no lo­gran em­ba­ra­zo, lo que po­dría in­ter­pre­tar­se que per­te­ne­cían al 15% de mu­je­res in­fér­ti­les.

Por otro la­do, exis­ten re­por­tes que mues­tran una dis­mi­nu­ción de la fer­ti­li­dad de la es­pe­cie aso­cia­da a la pro­duc­ción de es­per­mios por par­te del hom­bre y tam­bién cam­bios en la so­cie­dad re­fle­ja­dos por nue­vas con­di­cio­nes y rol de la mu­jer ac­tual que afec­ta­ría su ca­pa­ci­dad re­pro­duc­ti­va.

¿Exis­ten an­ti­con­cep­ti­vos que tien­dan a ge­ne­rar in­fer­ti­li­dad?

Exis­ten pre­pa­ra­dos pa­ra tra­ta­mien­to de al­gu­nas pa­to­lo­gías gi­ne­co­ló­gi­cas que se­cun­da­ria­men­te tie­nen efec­to an­ti­con­cep­ti­vo, po­ten­te, ge­ne­ral­men­te pro­du­cen ame­no­rrea (fal­ta de mens­trua­ción). En oca­sio­nes, la re­cu­pe­ra­ción de la mens­trua­ción y ci­clos re­gu­la­res se di­la­ta.

¿Cuá­les son los da­ños reales que pue­den ge­ne­rar los an­ti­con­cep­ti­vos?

Exis­ten con­tra­in­di­ca­cio­nes for­ma­les del uso de an­ti­con­cep­ción hor­mo­nal, co­mo trom­boem­bo­lis­mo, in­clui­dos los an­te­ce­den­tes fa­mi­lia­res, in­su­fi­cien­cia he­pá­ti­ca, he­pa­ti­tis has­ta que las prue­bas he­pá­ti­cas se nor­ma­li­cen, he­mo­rra­gia ute­ri­na no diag­nos­ti­ca­da, fu­ma­do­ras so­bre los 35 años, tras­tor­nos de los tri­gli­cé­ri­dos, hi­per­ten­sión ar­te­rial no con­tro­la­da. To­dos po­ten­cial­men­te po­drían pro­vo­car da­ño en es­tos ca­sos.

¿Es ver­dad que los an­ti­con­cep­ti­vos dis­mi­nu­yen el desa­rro­llo de en­fer­me­da­des que, even­tual­men­te, ge­ne­ran in­fer­ti­li­dad?

La en­do­me­trio­sis (en­do­me­trio ec­tó­pi­co, fue­ra de la ca­vi­dad ute­ri­na) que se aso­cia a in­fer­ti­li­dad pue­de ser tra­ta­da con an­ti­con­cep­ti­vos ora­les, es­pe­cial­men­te el que con­tie­ne Die­no­gest un ti­po de pro­ges­tá­geno.

¿Qué otros mi­tos res­pec­to a los an­ti­con­cep­ti­vos y la in­fer­ti­li­dad es ne­ce­sa­rio de­rrum­bar?

Los an­ti­con­cep­ti­vos lle­van más de 50 años de uso en el mun­do, son uti­li­za­dos por más de 100 mi­llo­nes de mu­je­res, va­rian­do por país, edad, edu­ca­ción, es­ta­do ci­vil. No pro­te­gen con­tra las in­fec­cio­nes de tras­mi­sión

se­xual, y no pro­du­cen in­fer­ti­li­dad.

La con­sul­ta ini­cial es pa­ra la pres­crip­ción del mé­to­do. Se de­be in­for­mar so­bre la in­di­ca­ción en mu­je­res de fer­ti­li­dad no co­no­ci­da, que nun­ca han es­ta­do em­ba­ra­za­das. Tam­bién se de­be con­sul­tar pa­ra la sus­pen­sión del mé­to­do.

¿Cuán­do se de­be con­sul­tar a un es­pe­cia­lis­ta por po­si­ble in­fer­ti­li­dad?

Las que no uti­li­zan mé­to­do de­ben es­pe­rar un tiem­po pru­den­te pa­ra la con­sul­ta por au­sen­cia de em­ba­ra­zo. Por ra­zo­nes ob­vias, de­pen­de de la edad, so­bre los 35 años de­be con­sul­tar an­tes que la que es­tá en la dé­ca­da de los 20

“No exis­te un sín­to­ma que sea es­pe­cí­fi­co de in­fer­ti­li­dad. Hay mu­je­res con al­te­ra­cio­nes mens­trua­les que lo­gran em­ba­ra­zo co­mo asi­mis­mo otras que no tie­nen nin­gu­na al­te­ra­ción y no pue­den lo­grar em­ba­ra­zo”, Doc­tor Jor­ge Ca­bre­ra, Director de la Es­cue­la de Obs­te­tri­cia y Gi­ne­co­lo­gía de la Uni­ver­si­dad An­drés Be­llo.

“Los an­ti­con­cep­ti­vos lle­van más de 50 años de uso en el mun­do, son uti­li­za­dos por más de 100 mi­llo­nes de mu­je­res, va­rian­do por país, edad, edu­ca­ción, es­ta­do ci­vil. No pro­te­gen con­tra las in­fec­cio­nes de tras­mi­sión se­xual, y no pro­du­cen in­fer­ti­li­dad”, Doc­tor Jor­ge Ca­bre­ra, Director de la Es­cue­la de Obs­te­tri­cia y Gi­ne­co­lo­gía de la Uni­ver­si­dad An­drés Be­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.