La in­no­va­ción en los fár­ma­cos chi­nos

Lian­yun­gang se ha con­so­li­da­do co­mo el “Va­lle de los Me­di­ca­men­tos” de Chi­na

China Today (Spanish) - - CHINA HOY ÍNDICE - Por DANG XIAOFEI

Aun­que el “He­cho en Chi­na” exis­te prác­ti­ca­men­te en to­dos los rin­co­nes del mun­do, po­cos me­di­ca­men­tos chi­nos se ex­por­ta­ban. Con­se­guir el per­mi­so de ac­ce­so de fár­ma­cos al mer­ca­do es­ta­dou­ni­den­se ha re­sul­ta­do di­fí­cil es­pe­cial­men­te pa­ra las em­pre­sas chi­nas. Lue­go de vi­si­tar Lian­yun­gang, el “Va­lle de los Me­di­ca­men­tos”, Chi­na Hoy ha lle­ga­do a la con­clu­sión de que tal si­tua­ción se ha re­ver­ti­do. Gra­cias a la in­no­va­ción, mu­chas em­pre­sas far­ma­céu­ti­cas es­ta­ble­ci­das en esa ciu­dad han rea­li­za­do trans­fe­ren­cias de tec­no­lo­gías de fár­ma­cos bio­ló­gi­cos al mer­ca­do es­ta­dou­ni­den­se. Lian­yun­gang se ha con­ver­ti­do en la ma­yor ba­se de in­ves­ti­ga­ción, es­tu­dio y pro­duc­ción del país de me­di­ca­men­tos con­tra el cán­cer y pa­ra ope­ra­cio­nes y me­dios de con­tras­te. Aquí na­ció la pri­me­ra lí­nea pro­duc­ti­va de ex­trac­ción pre­ci­sa e in­te­li­gen­te de me­di­ci­na tra­di­cio­nal chi­na.

Pro­duc­ción es­tan­da­ri­za­da

La cien­tí­fi­ca chi­na Tu You­you fue ga­lar­do­na­da con el Pre­mio No­bel de Me­di­ci­na 2015 por ha­ber crea­do una nue­va te­ra­pia con­tra la ma­la­ria usan­do la ar­te­mi­si­na. Tal des­cu­bri­mien­to fue un re­ga­lo de la me­di­ci­na tra­di­cio­nal chi­na al mun­do. Pe­ro no po­de­mos ne­gar que los me­di­ca­men­tos chi­nos en­fren­tan mu­chos re­tos pa­ra su es­tan­da­ri­za­ción al “sa­lir al ex­te­rior”, te­nien­do en cuen­ta sus efec­tos y el ti­po de do­sis de sus com­po­nen­tes a di­fe­ren­cia del es­ti­lo oc­ci­den­tal.

Pe­ro Ka­nion Phar­ma­ceu­ti­cal, una com­pa­ñía gran­de de­di­ca­da a la in­ves­ti­ga­ción, es­tu­dio, pro­duc­ción y co­mer­cia­li­za­ción de la me­di­ci­na tra­di­cio­nal chi­na, ha su­pe­ra­do es­ta di­fi­cul­tad. “In­no­var es im­pres­cin­di­ble pa­ra el desa­rro­llo de una em­pre­sa far­ma­céu­ti­ca”, se­ña­ló Xiao Wei, pre­si­den­te del Con­se­jo de Ka­nion. A fi­nes de la dé­ca­da de 1980, la I+D de las cáp­su­las de ca­ne­la chi­na y de Fu­ling ( po­ria co­cos), que sir­ven pa­ra cu­rar el sín­dro­me de es­tan­ca­mien­to de san­gre, fue la “pri­me­ra ba­se eco­nó­mi­ca” pa­ra la com­pa­ñía. Des­pués, asu­mió el ca­mino del desa­rro­llo ba­sa­do en in­no­va­cio­nes y ex­plo­ra­cio­nes.

En 2015 se ter­mi­nó la cons­truc­ción de la fá­bri­ca de ex­trac­ción pre­ci­sa y di­gi­tal de me­di­ci­na tra­di­cio­nal chi­na de Ka­nion con una in­ver­sión de 480 mi­llo­nes de yua­nes. De esa for­ma se­rán re­suel­tos di­fi­cul­ta­des en el pro­ce­so de pro­duc­ción de la me­di­ci­na tra­di­cio­nal chi­na, co­mo las de los mul­ti­com­po­nen­tes, mul­ti­pa­rá­me­tros y otros pro­ble­mas del sis­te­ma de con­trol. Ka­nion ha crea­do la pri­me­ra lí­nea de ex­trac­ción in­te­li­gen­te del país y la uni­fi­ca­ción del sis­te­ma de con­trol de ca­li­dad en el pro­ce­so pro­duc­ti­vo. Ha ma­te­ria­li­za­do la pro­duc­ción es­tan­da­ri­za­da e in­te­li­gen­te de la me­di­ci­na tra­di­cio­nal chi­na.

En un ta­ller de la fá­bri­ca, 50 obre­ros ma­ne­jan más de 700 má­qui­nas; mien­tras que los téc­ni­cos, sen­ta­dos an­te compu­tado­ras, con un sim­ple clic, cum­plen el pro­ce­so de pro­duc­ción de ex­trac­ción de fár­ma­cos chi­nos.

El in­ge­nie­ro sub­je­fe de Ka­nion, Bao Le­wei, ma­ni­fes­tó a Chi­na Hoy que Re­du­ning Zhus­he­ye es una in­yec­ción efec­ti­va y an­ti­in­fla­ma­to­ria que se usa pa­ra el tra­ta­mien­to con­tra la in­fluen­za

A, el H7N9, la fie­bre af­to­sa y el den­gue. Con­tie­ne ar­te­mi­si­ni­na, ma­dre­sel­va ( lo­ni­ce­ra imo­le­xa) y gar­de­nia. “Hi­ci­mos pri­me­ro un es­tu­dio bá­si­co de sus efec­tos pa­ra de­fi­nir qué ele­men­tos son efi­ca­ces y el por­cen­ta­je de ca­da uno. Fi­nal­men­te, de 84 com­pues­tos quí­mi­cos se­lec­cio­na­mos 32 ac­ti­vos”, ex­pli­có Bao. Re­du­ning es la pri­me­ra in­yec­ción de me­di­ci­na tra­di­cio­nal chi­na que ha ob­te­ni­do el pre­mio de oro de Pa­ten­tes de Chi­na.

Ca­be des­ta­car que tan­to Re­du­ning Zhus­he­ye co­mo otra in­yec­ción de­no­mi­na­da Yin­xing Er­tie­neiz­hi Pu’an, que con­tie­ne prin­ci­pal­men­te gink­go­li­de A, gink­go­li­de B, en­tre otros com­po­nen­tes, han ro­to el con­cep­to tra­di­cio­nal de que la me­di­ci­na tra­di­cio­nal chi­na so­lo cu­ra en­fer­me­da­des cró­ni­cas. El in­ge­nie­ro Bao ex­pre­só: “Ya em­pe­za­mos a usar la tec­no­lo­gía de ex­trac­ción pa­ra la pro­duc­ción de la me­di­ci­na lí­qui­da oral”.

Has­ta hoy día, Ka­nion ha crea­do 47 fár­ma­cos nue­vos y más de 50 es­tán en fa­se de in­ves­ti­ga­ción. De ellos, 10 son nue­vos de pri­me­ra ca­te­go­ría con los que se han ob­te­ni­do in­gre­sos de ven­tas de 58.000 mi­llo­nes de yua­nes. Por otro la­do, los gas­tos en I+D de Ka­nion en 10 años con­se­cu­ti­vos fue­ron de un 7 % de la ga­nan­cias por ven­tas. So­bre to­do en los úl­ti­mos cin­co años, es­te por­cen­ta­je re­pre­sen­tó más del 10 %, mien­tras que la in­ver­sión pro­me­dio en I+D del país en es­te sec­tor es so­lo del 3 %.

El va­lor de la in­no­va­ción

La in­no­va­ción en la I+D no so­lo cu­bre el sec­tor de la me­di­ci­na tra­di­cio­nal chi­na, sino tam­bién las em­pre­sas de la me­di­ci­na oc­ci­den­tal. Jiang­su Heng Rui Me­di­ci­ne Co., Ltd., em­pre­sa lí­der en el sec­tor de me­di­ca­men­tos oc­ci­den­ta­les, lan­za ca­da año fár­ma­cos in­no­va­dos pa­ra clí­ni­ca y ca­da dos o tres años in­tro­du­ce nue­vos me­di­ca­men­tos al mer­ca­do. Con 47 años de his­to­ria, po­see la ma­yor ba­se de es­tu­dio y pro­duc­ción del país de me­di­ca­men­tos con­tra el cán­cer y pa­ra ope­ra­cio­nes y me­dios de con­tras­te.

En 1992 era una fá­bri­ca pe­que­ña con una va­rie­dad de pro­duc­tos uni­ta­ria y equi­pos atra­sa­dos. El en­ton­ces director, Sun Piao­yang, pi­dió un prés­ta­mo ban­ca­rio de 1,2 mi­llo­nes de yua­nes y ad­qui­rió de un ins­ti­tu­to de fár­ma­cos de Bei­jing una nue­va fór­mu­la de ifos­fa­mi­de. Tras me­dio año de es­tu­dio, apren­dió el pro­ce­so pro­duc­ti­vo y ese mis­mo año la em­pre­sa al­can­zó 8 mi­llo­nes de yua­nes en in­gre­sos de ven­tas. Heng Rui es una mues­tra del va­lor de la in­no­va­ción por­que pa­só de ser una fá­bri­ca pe­que­ña sin fa­ma del nor­te de Jiang­su a una com­pa­ñía far­ma­céu­ti­ca co­no­ci­da den­tro y fue­ra de Chi­na.

“Ade­más de Im­re­co­xib, primer fár­ma­co chino con­tra el cán­cer que lle­vá­ba­mos 14 años es­tu­dian­do, Heng Rui reali­zó la in­ves­ti­ga­ción, desa­rro­lló y lan­zó al mer­ca­do el Apa­ti­nib en 2014”, in­di­có Chen Wei, en­car­ga­do del de­par­ta­men­to de di­fu­sión de la com­pa­ñía. Apa­ti­nib, fru­to de más de diez años de es­tu­dio e in­ves­ti­ga­ción y con una gran in­ver­sión en re­cur­sos humanos y fi­nan­cie­ros, es el primer me­di­ca­men­to fo­ca­li­za­do mo­le­cu­lar del mun­do que cu­ra el cán­cer avan­za­do de es­tó­ma­go.

Des­pués de em­pe­zar a co­ti­zar en la bol­sa en 2000, Heng Rui pu­so 400 mi­llo­nes de yua­nes pa­ra es­ta­ble­cer un cen­tro de I+D en Shang­hai y con­tra­tó a ta­len­to ex­tran­je­ro pa­ra la in­ves­ti­ga­ción y el desa­rro­llo de nue­vos fár­ma­cos. En los úl­ti­mos años, su ca­pi­tal en I+D ha re­pre­sen­ta­do un 10 % de sus ven­tas anua­les. Ade­más, en EE. UU., Ja­pón y Chi­na, Heng Rui tie­ne va­rios cen­tros de I+D o su­cur­sa­les. Ac­tual­men­te po­see 2100 in­ves­ti­ga­do­res y más de 100 em­plea­dos ex­tran­je­ros. De ellos, más de 1300 tie­nen doc­to­ra­dos o más­te­res.

So­bre el desa­rro­llo im­pul­sa­do por la in­no­va­ción, Chen Wei ase­gu­ra que Heng Rui fo­men­ta la coo­pe­ra­ción con los or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les en I+D y con em­pre­sas de far­ma­céu­ti­cas, de mo­do que ha ace­le­ra­do la pro­duc­ción de me­di­ca­men­tos in­no­va­dos.

“Des­de 2006, el Go­bierno ha otor­ga­do gran im­por­tan­cia al te­ma dan­do apo­yo a im­por­tan­tes pro­yec­tos de­di­ca­dos a la in­no­va­ción, y ha prio­ri­za­do los exá­me­nes y apro­ba­cio­nes de me­di­ca­men­tos nue­vos”, men­cio­nó Chen.

Ac­tual­men­te, Heng Rui se en­car­ga de 27 ru­bros im­por­tan­tes del Es­ta­do. Po­see más de 200 pa­ten­tes de in­ven­ción, de ellas, más de 100 son in­ter­na­cio­na­les (pa­ten­te PCT). Se ha au­to­ri­za­do el lan­za­mien­to al mer­ca­do de los fár­ma­cos Im­re­co­xib y Apa­ti­nib, y más de diez me­di­ca­men­tos in­no­va­do­res es­tán en fa­se clí­ni­ca.

Pro­yec­ción mun­dial

Chi­na es el se­gun­do mer­ca­do far­ma­céu­ti­co del mun­do. En­tre los me­di­ca­men­tos quí­mi­cos que mi­les de em­pre­sas del país pro­du­cen, el 95 % son ge­né­ri­cos. A me­di­da que em­pre­sas de in­ves­ti­ga­ción y es­tu­dio de fár­ma­cos in­no­va­do­res se en­fo­can en el te­ma las in­ver­sio­nes cre­cen. Chi­na asu­me la in­no­va­ción co­mo el úni­co ca­mino pa­ra ex­pan­dir­se ha­cia el mun­do.

En 2015 Heng Rui ven­dió los de­re­chos de pro­pie­dad in­te­lec­tual en el ex­tran­je­ro del an­ti­cuer­po mo­no­clo­nal PD- 1 a la em­pre­sa es­ta­dou­ni­den­se Incy­te por 795 mi­llo­nes de dó­la­res, en la que fue la pri­me­ra trans­fe­ren­cia de la tec­no­lo­gía de bio­far­ma­céu­ti­cos in­no­va­do­res de una em­pre­sa chi­na al mer­ca­do es­ta­dou­ni­den­se.

La in­ves­ti­ga­ción y el desa­rro­llo con­ti­nuos han in­cre­men­ta­do la con­fian­za en que la me­di­ci­na chi­na se­rá ca­paz de con­so­li­dar­se en el mer­ca­do mun­dial. Xiao Wei se­ña­ló que Ka­nion se es­fuer­za por ser más po­de­ro­sa y ace­le­rar sus pa­sos por el mun­do. Se es­pe­ra que sea la pri­me­ra em­pre­sa del país que in­ter­na­cio­na­li­ce la me­di­ci­na tra­di­cio­nal chi­na.

In­ves­ti­ga­do­res del ta­ller de Jiang­su Heng Rui Me­di­ci­ne Co., Ltd.

Newspapers in Spanish

Newspapers from China

© PressReader. All rights reserved.