Fue­go de Jue­gos lle­gó pa­ra que­dar­se

Emo­cio­nan­te re­co­rri­do del fue­go con el ‘Pio­jo’ Acu­ña y el pro­fe­sor Jo­sé ‘Pe­pe’ Ca­ba­lle­ro.

ADN Barranquilla - - PORTADA - Ja­vier Franco Al­ta­mar

El Fue­go Cen­troa­me­ri­cano lle­gó pun­tual al Es­ta­dio Mo­derno ‘ Ju­lio To­rres’: eran las 11 de la ma­ña­na cuan­do la ca­ra­va­na de vehícu­los que la es­col­ta­ba ya es­ta­ba es­ta­cio­na­da so­bre la ca­rre­ra 25 con ca­lle 29.

Lue­go ven­dría la vuel­ta a la man­za­na en ma­nos de Emer­son ‘Pio­jo’ Acu­ña, ex in­te­gran­te del Ju­nior de Ba­rran­qui­lla, cam­peón dos ve­ces con la es­cua­dra ro­ji­blan­ca.

El ‘Pio­jo’ la lle­vó has­ta el en­re­ja­do de en­tra­da por la por­te­ría sur, se la en­tre­gó al en­tre­na­dor de ciclismo Jo­sé ‘Pe­pe’ Ca­ba­lle­ro, y lo acom­pa­ñó has­ta lle­gar al pe­be­te­ro don­de ‘Ba­qui’, el sím­bo­lo de los XXIII Jue­gos Cen­troa­me­ri­ca­nos y del Ca­ri­be de Ba­rran­qui­lla 2018, los es­pe­ra­ba.

El re­co­rri­do se ha­bía ini­cia­do a las 7:00 a. m. en la Pla­za de la Paz. Se su­po­nía que pa­ra lle­var la an­tor­cha con el fue­go vi­vo, se al­ter­na­rían El ‘Pio­jo’, el pro­fe­sor Ca­ba­lle­ro y el can­tan­te Ál­va­ro Ri­car­do. Pe­ro es­te úl­ti­mo es­ta­ba muy afec­ta­do por la vi­ro­sis, y se fue pa­ra su ca­sa en la se­gun­da parada de ayer, que fue el hos­pi­tal Ade­li­ta de Char.

El ‘Pio­jo’ fue el pri­me­ro en lle­var­la. Ha­bían re­ci­bi­do la an­tor­cha de la atle­ta Va­len­ti­na Ba­rrios Bor­na­celly, quien se las en­tre­gó en nom­bre de So­le­dad, el úl­ti­mo mu­ni­ci­pio del Atlán­ti­co por don­de pa­só en su re­co­rri­do por el Atlán­ti­co an­tes de re­gre­sar a Ba­rran­qui­lla.

El ‘Pio­jo’ tro­tó lle­ván­do­la con el bra­zo en al­to por to­da la ca­lle 54 has­ta la ca­rre­ra 50, por don­de ba­jó has­ta Mu­ri­llo. So­lo se de­tu­vo en la ca­rre­ra 35, fren­te al Ce­men­te­rio Uni­ver­sal. Ya le do­lían las ba­ta­tas, di­jo; pe­ro ni Ál­va­ro Ri­car­do ni ‘Pe­pe’ Ca­ba­lle­ro es­ta­ban pa­ra re­le­var­lo, de ma­ne­ra que el fue­go si­guió su mar­cha en au­to.

Por to­do el ca­mino, Acu-

ña ha­bía al­ter­na­do el bra­zo de sos­tén. “Esa vai­na ca­sa, lla­ve”, di­jo en su ha­bi­tual ex­pre­sión co­lo­quial. Tu­vo que aguan­tar­se que va­rios en el ca­mino, al re­co­no­cer­lo, le gri­ta­ran: “tí­ra­te, Pio­jo”, en alu­sión a aquel fa­mo­so ‘pis­ci­na­zo’ su­yo de fi­na­les del 2008 en un par­ti­do lo­cal con­tra Amé­ri­ca y que de­ri­vó en un pe­nal­ti con­ver­ti­do por Hay­der Pa­la­cio. Aquel jue­go que­da­ría 1 a 1. “A los ba­rran­qui­lle­ros nun­ca se les ol­vi­da eso”, di­ce el ‘Pio­jo’ Acu­ña, aho­ra en­tre ri­sas.

Cuan­do ya es­ta­ban en el Ade­li­ta de Char, Ca­ba­lle­ro sí se atre­vió, y reali­zó un bre­ve tro­te; fue cuan­do se ba­jó del ca­rro Ál­va­ro Ri­car­do. La llama fue re­ci­bi­da con al­bo­ro­zo más tar­de en el co­le­gio Mar­co Fi­del Suá­rez, de la ca­lle 36B con ca­rre­ra 6B.

“Esos pe­laos es­ta­ban emo­cio­na­dos”, re­cuer­da el pro­fe­sor Ca­ba­lle­ro, quien co­rrió un po­co, pe­ro le de­jó el res­to de la vuel­ta a la man­za­na al ‘ Pio­jo’. “Yo ven­go de su­pe­rar una is­que­mia y no pue­do es­for­zar­me mu­cho, pe­ro lo hi­ce. Es que muy im­por­tan­te pa­ra mí y pa­ra mi fa­mi­lia que me ha­yan es­co­gi­do pa­ra lle­var­la”, di­jo.

Y des­de el Mar­co Fi­del has­ta el Mo­derno, el re­co­rri­do de la llama fue en ca­rro. Lue­go el vino el tro­te fi­nal del ‘Pio­jo’, la re­cep­ción de Ca­ba­lle­ro, y la en­cen­di­da del pe­be­te­ro, que se que­da­ría allí has­ta hoy.

ÓS­CAR BE­RRO­CAL / ADN

Tras re­co­rri­do de cin­co días por el Atlán­ti­co, la an­tor­cha de los Jue­gos Cen­troa­me­ri­ca­nos y del Ca­ri­be lle­gó ayer a la ciu­dad y aquí se que­da has­ta apa­gar­se el 3 de agos­to.

ÓS­CAR BE­RRO­CAL / ADN

Jo­sé ‘Pe­pe’ Ca­ba­lle­ro, en­tre­na­dor de ciclismo (der.) y el ex­fut­bo­lis­ta del Ju­nior Emer­son ‘Pi­jo’ Acu­ña en­cien­den el pe­be­te­ro.

ÓS­CAR BE­RRO­CAL/ ADN

Es­ta­dio Mo­derno, lis­to pa­ra re­ci­bir fút­bol y rugby en los Jue­gos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.