Des­tro­nar El Prin­ci­pi­to

ADN Cali - - CULTURA & OCIO -

Co­mo si hu­bie­ra que­da­do mal, in­ter­vi­nie­ron El Prin­ci­pi­to, el clá­si­co li­te­ra­rio del fran­cés An­toi­ne de Sain­tE­xu­péry. A la edi­to­rial Espejos Li­te­ra­rios le sur­gió la idea de que de­bía te­ner len­gua­je in­clu­yen­te y que, se­gún ella, no se dis­cri­mi­na­ra a mu­je­res ni a ni­ñas. De­ci­dió re­es­cri­bir­lo con el tí­tu­lo de La Prin­ci­pe­sa, pe­ro le de­jó la fir­ma de Exu­péry.

En la nue­va obra no es un avia­dor quien en­cuen­tra al pe­que­ño prín­ci­pe; es una avia­do­ra quien ha- lla a una ni­ña con in­quie­tu­des se­me­jan­tes a las del pro­ta­go­nis­ta ori­gi­nal. Y co­mo desea man­dar un men­sa­je con­tra el mal­tra­to ani­mal, en lu­gar de la es­ce­na en la que una ser­pien­te se co­me un ele­fan­te, se traga un vol­cán apa­ga­do. Co­mo si la ca­de­na ali­men­ti­cia fue­ra mal­tra­to ani­mal.

Ca­da vez el mun­do es más cons­cien­te de la ne­ce­si­dad de que ha­ya igual­dad de gé­ne­ros, por­que es un asun­to de to­dos y re­dun­da en el bie­nes­tar ge­ne­ral, pe­ro la re­vo­lu­ción no de­be in­cluir cam­biar el ar­te. No se tra­ta de adap­tar los clá­si­cos con un per­so­na­je del se­xo opues­to pa­ra que ha­ya igual­dad. Una Qui­jo­ta de La Man­cha pa­ra “co­rre­gir” a Cer­van­tes, un Celestino que “arre­gle” la obra de Fernando de Ro­jas, y, en nues­tro me­dio, La co­ro­ne­la no tie­ne quien le es­cri­ba pa­ra “en­men­dar” lo he­cho por García Már­quez.

In­ter­ve­nir las obras es un ade­fe­sio; par­ten de la li­ber­tad y dan cuen­ta de las ideas de un gru­po hu­mano y una épo­ca. No pue­den de­cir lo que al­guien más quie­ra que di­gan.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.