So­por i pi­ro­pos Por Ni­co­lás Mo­ra­les

Arcadia - - EDITORIAL - Por Ni­co­lás Mo­ra­les

Cuá­les son los au­to­res co­lom­bia­nos vi­vos con obras tra­du­ci­das en in­glés? La res­pues­ta es es­te top, que in­ten­ta po­ner so­bre la me­sa la geo­gra­fía de la tra­duc­ción de nues­tra no­ve­lís­ti­ca en tie­rras an­glo­sa­jo­nas. El asun­to de­pen­de de mu­chas va­ria­bles, to­das com­ple­jas, pe­ro muy bien re­su­mi­das al­gu­na vez por el agen­te li­te­ra­rio Víc­tor Hur­ta­do: “In­vo­lu­cra la pe­ri­cia de los agen­tes li­te­ra­rios y una gran can­ti­dad de ele­men­tos que ha­cen opor­tuno el des­pe­gue de un au­tor o au­to­ra; la mo­da del es­ti­lo li­te­ra­rio, el país de ori­gen del au­tor, so­bre lo que se es­cri­be, so­bre la ten­den­cia te­má­ti­ca...”. Aquí, sin em­bar­go, los lec­to­res no en­con­tra­rán las ra­zo­nes de las ubi­ca­cio­nes de es­ta cla­si­fi­ca­ción o te­rri­bles omi­sio­nes del mer­ca­do grin­go. Esa geo­po­lí­ti­ca se la de­jo a us­te­des, que­ri­dos lec­to­res. Aquí va so­lo el es­ca­la­fón, pu­ro y du­ro. Tam­po­co mi­ro la repu­tación de las edi­to­ria­les ni sus ti­ra­jes. Es­te top no ha­bría si­do po­si­ble sin la in­creí­ble in­ves­ti­ga­ción de Juan Ma­nuel Gó­mez, es­tu­dian­te de Li­te­ra­tu­ra de la Uni­ver­si­dad Ja­ve­ria­na.

Lau­ra Res­tre­po, la em­pe­ra­triz im­ba­ti­ble. Con nue­ve no­ve­las tra­du­ci­das es la ver­da­de­ra Ma­don­na de los au­to­res co­lom­bia­nos. La re­cep­ción, la ca­li­dad de sus tra­duc­cio­nes y su bue­na pren­sa se­gu­ro ayu­dan. Res­tre­po, se di­ce, cuen­ta con la for­tu­na de te­ner co­mo agen­te a Tom Col­chie. Encontramos: De­li­rium, Hot Sur, Is­le of Pas­sion, A Ta­le of the Dis­pos­ses­sed, The Scent of In­vi­si­ble Roses, The An­gel of Ga­li­lea, The Dark Bri­de: A No­vel, Leo­pard in the Sun y No Place for He­roes.

Juan Ga­briel Vás­quez, príncipe con­sor­te. Son ya mu­chos li­bros y el au­tor es jo­ven, lo que ha­rá que tar­de que tem­prano sea el pri­me­ro del top. En ge­ne­ral es muy elo­gio­sa la re­cep­ción de su obra. Es ob­vio que su cer­ca­nía con Var­gas Llo­sa ayu­da, pe­ro se­gu­ra­men­te ha­brá más co­sas que ano­tar. Los lec­to­res en­con­tra­rán tra­du­ci­das obras co­mo Repu­tations, The Sound of Things Fa­lling, The In­for­mers, The Se­cret His­tory of Cos­ta­gua­na y The All Saints’ Lo­vers.

Gam­boa, el du­que de la Ne­cró­po­lis. Ya sa­ben los lec­to­res que no soy fan de es­te au­tor, aun­que siem­pre le re­co­noz­co dos gran­des no­ve­las de ju­ven­tud. Eso sí, con­fie­so que me in­tri­ga que una co­sa tan flo­ja co­mo Ne­cró­po­lis es­té en in­glés. Pues bien, nues­tro ex­di­plo­má­ti­co co­lom­biano es el ter­ce­ro de nues­tro con­teo con Night Pra­yers, Ne­cro­po­lis, Re­turn to the Dark Va­lley, Le Syn­dro­me d’ulys­se y Per­dre est une ques­tion de mét­ho­de. Es­tas dos úl­ti­mas son edi­cio­nes bi­lin­gües in­gles/fran­cés.

Wi­lliam Os­pi­na, en la reale­za. Nues­tro en­sa­yis­ta y buen poe­ta lo­gra me­ter­se al lis­ta­do con cua­tro obras en in­glés: Ur­sua, Mes­ti­zo Ame­ri­ca, Too La­te for Man y On­ce Upon a Ti­me The­re Was Co­lom­bia.

Eve­lio Ro­se­ro, tan so­lo un ba­rón. A pe­sar de su re­co­no­ci­mien­to, Ro­se­ro no lo­gra po­ner sino dos tra­duc­cio­nes en el mer­ca­do: Good Of­fi­ces y The Ar­mies.

Los co­le­ros de la cor­te. Es­tos au­to­res so­lo han lo­gra­do una no­ve­la tra­du­ci­da: Jor­ge Fran­co con Pa­ra­di­se Travel, To­más Gon­zá­lez con In the Be­gin­ning Was the Sea, Da­río Jaramillo con Field Gui­de, An­to­nio Un­gar con una edi­ción bi­lin­güe de Les Orei­lles du Loup y Ca­ro­li­na Sa­nín con The Chil­dren. Héc­tor Abad Fa­cio­lin­ce por su­pues­to fue edi­ta­do en in­glés con su Obli­vion: A Me­moir. Fal­ta­ba más.

Los mar­que­ses sin tí­tu­los. ¿Có­mo es po­si­ble que Ro­ber­to Bur­gos Can­tor no ten­ga tra­duc­cio­nes al in­glés? ¿No es La cei­ba de la me­mo­ria un li­bro in­dis­pen­sa­ble en la cul­tu­ra li­te­ra­ria uni­ver­sal? Por cier­to, no hay una so­la obra de otros au­to­res del ca­non, co­mo Luis Fa­yad, Al­ba Lu­cía Án­gel o Mi­guel To­rres. Al­gu­nos ve­rán pu­ras opor­tu­ni­da­des pa­ra agen­tes li­te­ra­rios en el im­pe­rio. Pe­ro yo veo des­cui­dos in­to­le­ra­bles del sis­te­ma.

Fer­nan­do Va­lle­jo, el in­com­pren­di­do (en in­glés). El con­teo arro­jó un da­to que de­ja­ré que los lec­to­res ana­li­cen: Fer­nan­do Va­lle­jo so­lo tie­ne un li­bro: Our Lady of the As­sas­sins. ¿Es com­pren­si­ble que una es­cri­tu­ra sea tan in­to­le­ra­ble en Nor­tea­mé­ri­ca?

Los vendedores no tie­nen quien los lea (en USA). Otro da­to bien par­ti­cu­lar es que nues­tros best se­llers Ma­rio Men­do­za y Án­ge­la Be­ce­rra no tie­nen ni una lí­nea tra­du­ci­da al idio­ma de Sha­kes­pea­re. Es­tá bien, no ha­cen fal­ta pre­ci­sio­nes al res­pec­to.

Lau­ra Res­tre­po

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.