La obra ile­gal que na­die lo­gra fre­nar

Arcadia - - OPINIÓN -

DES­DE 2013, No­ti­cias Uno, es­ta re­vis­ta (en ju­lio y agos­to de 2017) y al­gu­nos ciu­da­da­nos he­mos de­nun­cia­do la obra ile­gal de los Mo­reno de Ca­ro en su uni­ver­si­dad, la Ins­ti­tu­ción Uni­ver­si­ta­ria de Co­lom­bia, en el ba­rrio La Mer­ced de Bo­go­tá, un sec­tor de­cla­ra­do de in­te­rés cul­tu­ral. La obra em­pe­zó en 2011 y hoy el da­ño en va­rias ca­sas de va­lor pa­tri­mo­nial no so­lo ya es­tá he­cho, sino que pa­re­ce ex­ten­der­se a otras ca­sas sin los per­mi­sos co­rres­pon­dien­tes. “Aun­que las ca­sas tie­nen se­llos de ‘Sus­pen­sión de obra’ de la Se­cre­ta­ría de Cul­tu­ra, las obras si­guen co­mo si na­da –le di­jo a AR­CA­DIA una fuen­te que pi­dió per­ma­ne­cer anó­ni­ma–. Ca­da tan­to, sen­ci­lla­men­te re­ti­ran los se­llos y las ca­sas si­guen sien­do gra­ve­men­te al­te­ra­das, sus vo­lu­me­trías cam­bia­das, sus fa­cha­das pos­te­rio­res des­trui­das. Se han he­cho cons­truc­cio­nes que no res­pe­tan el uso ni la ar­qui­tec­tu­ra del sec­tor, se ha in­va­di­do el es­pa­cio pú­bli­co, se han des­trui­do los jar­di­nes y an­de­nes, con­vir­tién­do­los en es­ta­cio­na­mien­to de mo­tos, fo­co de ven­de­do­res am­bu­lan­tes, des­or­den y ba­su­ra”.

Ha­bla­mos con la Se­cre­ta­ría de Cul­tu­ra, que nos con­fir­mó que en efec­to los se­llos fue­ron irre­gu­lar­men­te re­ti­ra­dos, “ra­zón por la cual se re­im­pu­sie­ron y se in­ter­pu­sie­ron las de­nun­cias pe­na­les co­rres­pon­dien­tes an­te la Fis­ca­lía Ge­ne­ral de la Na­ción”. La fuen­te que con­sul­tó AR­CA­DIA, sin em­bar­go, ase­gu­ra que las obras con­ti­núan.

Ha­ce más de un año, Al­ber­to Es­co­var, di­rec­tor de Pa­tri­mo­nio del mi­nis­te­rio de Cul­tu­ra, le di­jo a es­ta re­vis­ta: “Ni Min­cul­tu­ra ni el idpc tie­nen fun­cio­nes po­li­ci­vas. Pe­ro si se com­prue­ba que ese in­mue­ble es­tá su­frien­do una obra que no tie­ne per­mi­so, de­be abrir­se un pro­ce­so de in­ves­ti­ga­ción y so­li­ci­tar a la al­cal­día lo­cal que se­lle la obra”. Pa­ra agos­to de 2017, la Se­cre­ta­ría ya ha­bía con­fir­ma­do su ile­ga­li­dad en una car­ta ofi­cial.

El pro­ble­ma, nos di­jo Es­co­var, es que es­te ti­po de pro­ce­sos to­man tiem­po y a ve­ces ha­ce fal­ta coor­di­na­ción en­tre las ins­ti­tu­cio­nes. aun­que la Se­cre­ta­ría es­tá to­man­do las me­di­das per­ti­nen­tes acor­des al pro­ce­so, y aun­que ade­lan­te “ac­tua­cio­nes ad­mi­nis­tra­ti­vas en­ca­mi­na­das a la pro­tec­ción y re­cons­truc­ción de lo in­de­bi­da­men­te eje­cu­ta­do, con la fi­na­li­dad de pro­te­ger los va­lo­res ar­qui­tec­tó­ni­cos, ur­ba­nos e his­tó­ri­cos”, es­te ca­so, co­mo de­cía el mis­mo Es­co­var, mues­tra que a ve­ces la bu­ro­cra­cia va en de­tri­men­to de las in­ter­ven­cio­nes so­bre el pa­tri­mo­nio. ¿Cuán­to tiem­po más les to­ma­rá a las au­to­ri­da­des fre­nar las obras, re­ver­sar el da­ño ya he­cho y san­cio­nar a los res­pon­sa­bles?

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.