El ar­te de co­mer: los res­tau­ran­tes de los mu­seos

Cocina (Colombia) - - MISE EN PLACE - Por Dio­ni­sio Pi­mien­to Via­je­ro y si­ba­ri­ta

TAN­TO UN MU­SEO CO­MO UN RESTAURANTE

ge­ne­ran ex­pe­rien­cias, ofre­cen al­gún ti­po de ‘ali­men­to’ (f ísi­co, es­té­ti­co o in­te­lec­tual), son re­pre­sen­tan­tes de un es­ta­dio muy so­fis­ti­ca­do de la cul­tu­ra e in­clu­so pue­den pro­pen­der por la con­ser­va­ción del pa­tri­mo­nio ma­te­rial e in­ma­te­rial de una so­cie­dad.

Es­te ‘ma­ri­da­je’ se ha vuel­to pa­re­ja in­di­so­lu­ble y en al­gu­nos ca­sos el buen vien­to so­pla. Mien­tras be­bo un buen té en ca­sa, re­cuer­do al­gu­nos res­tau­ran­tes de mu­seos que he co­no­ci­do: a al­gu­nos mi pre­su­pues­to me ha per­mi­ti­do in­gre­sar, mien­tras que en otros he de­bi­do li­mi­tar­me a ho­jear el me­nú y a dar­le una ‘mi­ra­di­ta’ mien­tras ceno en el pues­to de co­mi­da ca­lle­je­ra de la es­qui­na. Pienso en los ca­fés y res­tau­ran­tes de El Moma en Nue­va York, el Gug­gen­heim, el del Rei­na Sof ía en el ve­cin­da­rio de Ato­cha o el del sex­to pi­so del Cen­tro Geor­ges Pom­pi­dou en Pa­rís... pe­ro ¿y qué su­ce­de en Co­lom­bia? ¿Qué tal pin­tan los res­tau­ran­tes del Mu­seo Na­cio­nal, del Mam­bo, del Mu­seo del Oro o del Ban­co de la Re­pú­bli­ca en Bo­go­tá? Y de­jo cla­ro que mi pre­gun­ta no es por si exis­ten op­cio­nes pa­ra be­ber y co­mer en es­tos es­pa­cios, sino si la ofer­ta gas­tro­nó­mi­ca es cohe­ren­te con la fi­lo­sof ía y la pro­pues­ta cu­ra­to­rial del mu­seo; si agre­gan un ‘wow’ a la ex­pe­rien­cia ar­tís­ti­ca.

Ba­jo el li­de­raz­go de Claudia Ha­kim lle­gó Cre­pes & Waf­fles al Mu­seo de Ar­te Mo­derno, ideal pa­ra to­dos los per­fi­les pe­ro sin sor­pre­sas; Wok es­tá al la­do del Mu­seo Na­cio­nal, me di­vier­te su me­nú ti­po li­bro por in­fi­ni­to aun­que me pa­sa co­mo con Cre­pes. Aden­tro es­tá Pan­óp­ti­co, bien pe­ro ¿en el Mu­seo Na­cio­nal del país no es­pe­ra­ría­mos otras pro­pues­tas? Por su par­te, el Mu­seo de Ar­te Mo­derno de Me­de­llín tie­ne ha­ce años a Bo­nuar con sus ma­ra­vi­llo­sas ham­bur­gue­sas de cor­de­ro y sus be­llas me­sas, pe­ro con un ser­vi­cio de síes y noes. En sín­te­sis, for­ta­le­cer nues­tro te­ji­do cul­tu­ral en ca­be­za de nues­tros mu­seos tam­bién pa­sa por re­pen­sar y potenciar las ca­fe­te­rías o los res­tau­ran­tes con los que cuen­ta pues, además de ser una lí­nea de ne­go­cio, tam­bién es par­te de la ex­pe­rien­cia in­te­gral y una mo­ti­va­ción adi­cio­nal pa­ra au­men­tar la ba­ja pi­sa­da que tris­te­men­te aún tie­nen ver­sus otros es­pa­cios mu­seís­ti­cos en paí­ses re­fe­ren­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.