EL EM­BA­JA­DOR DE DEWAR’S

F R A S E R C A M P B E L L R E C O R R E E L M U N D O A C A B A N D O C O N L O S M I T O S D E L W H I S K Y.

Don Juan - - News -

“La pri­me­ra vez que ser­ví un whisky le pu­se cer­ca de me­dia pin­ta de agua”, cuen­ta Fra­ser Camp­bell. Ha­bla de sus pri­me­ros días co­mo can­ti­ne­ro, cuan­do tra­ba­ja­ba en un pub lla­ma­do Red Lion. “Re­cuer­do la mi­ra­da del clien­te cuan­do le en­tre­gué el va­so, co­mo si me es­tu­vie­ra gri­tan­do: ‘¡¿Qué le has he­cho a mi whisky?!’”. To­dos co­me­ten erro­res: in­clu­so al­guien que vie­ne de Spey­si­de, Es­co­cia, la cu­na del scotch y de li­co­res co­mo Dewar’s.

Pe­ro la prác­ti­ca ha­ce al maes­tro. Con el tiem­po, Camp­bell se mu­dó a Edim­bur­go y lo apren­dió to­do de la re­vo­lu­ción de la coc­te­le­ría que se dio ha­ce po­co más de diez años. Lue­go fue a Aus­tra­lia y en Mel­bour­ne ma­ne­jó un bar lla­ma­do The Al­che­mist, don­de ga­nó va­rios pre­mios por sus tra­ba­jos crea­ti­vos, co­mo una ta­bla pe­rió­di­ca de coc­te­les que or­ga­ni­za­ba de­ce­nas de coc­te­les a par­tir de sus sa­bo­res cí­tri­cos, fru­ta­les o amar­gos, en­tre otros, sin re­ve­lar el nom­bre de sus in­gre­dien­tes. “Así la gen­te se arries­ga­ba a pro­bar nue­vos tra­gos”, di­ce. Des­pués, vol­vió a su tie­rra y se con­vir­tió en el em­ba­ja­dor glo­bal de Dewar’s, un blend es­co­cés con do­ble añe­ja­mien­to: el que tie­nen los sin­gle­malts de los que es­tá ela­bo­ra­do y uno adi­cio­nal de seis me­ses, que su­ce­de des­pués de la mez­cla fi­nal y que ayu­da a que los sa­bo­res se in­te­gren de una ma­ne­ra mu­cho más ar­mó­ni­ca.

Cuan­do em­pe­zó a tra­ba­jar en Dewar’s, en 2016, Camp­bell co­men­zó a pro­po­ner com­bi­na­cio­nes in­no­va­do­ras. Por ejem­plo Dewar’s y cho­co­la­te. ¿Por qué no? Una de sus fun­cio­nes, pre­ci­sa­men­te, ha si­do com­ba­tir las ideas equi­vo­ca­das que la gen­te tie­ne so­bre el scotch: por ejem­plo, que los sin­gle malts son me­jo­res que los blends, que to­dos los blends son ahu­ma­dos o que un whisky no sir­ve pa­ra un coc­tel. El me­jor con­se­jo, sin em­bar­go, so­lo re­quie­re un pu­ña­do de pa­la­bras: la me­jor ex­pe­rien­cia es dis­fru­tar un whisky con la gen­te que a uno le cae bien.

“LE DI­RíA A AL­GUIEN que nun­ca ha pro­ba­do whisky es que co­mien­ce con un blend co­mo el Dewar’s 12 años. Sus sa­bo­res, co­mo vai­ni­lla, miel y cí­tri­cos son bas tan­te fa­mi­lia­res.

“EL HIGHBALL ES MI coc tel fa­vo­ri­to: 50 ml de Dewar’s 12 años, 100 ml de so­da y twist de li­món. Es al­go que pue­des be­ber sin preo­cu­par te por la re­sa­ca al día si­guien­te”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.