La ame­na­za de las mi­nas es ma­yor en 23 mu­ni­ci­pios

En Co­lom­bia se han des­pe­ja­do de ar­te­fac­tos ex­plo­si­vos 2.024.614,17 me­tros cua­dra­dos, se­gún la Di­rec­ción de Ac­ción In­te­gral con­tra las Mi­nas An­ti­per­so­nal, Daic­ma.

El Colombiano - - PORTADA - Por JAVIER ALE­XAN­DER MA­CÍAS

La ta­rea del des­mi­na­do hu­ma­ni­ta­rio se ha ade­lan­ta­do en Co­lom­bia des­de el 2005. No obs­tan­te, aún hay 23 mu­ni­ci­pios en ries­go por la gran can­ti­dad de es­tos ar­te­fac­tos ex- plo­si­vos en sus te­rri­to­rios. Aun­que la ta­rea de te­ner en 2025 to­do el te­rri­to­rio na­cio­nal sin un so­lo ar­te­fac­to de es­te ti­po es una ta­rea di­fí­cil, ya se ha avan­za­do en esa di- rec­ción. En Co­lom­bia, se­gún el Daic­ma, en­ti­dad del go­bierno en­car­ga­da del des­mi­na­do, van 2.024.614,17 m2 de área des­pe­ja­da de mi­nas an­ti­per­so­nal y mu­ni­cio­nes sin ex­plo­tar. San Carlos y San Francisco (An­tio­quia), El Do­ra­do (Me­ta), y Zam­brano (Bo­lí­var) fue­ron de­cla­ra­dos li­bres de es­tas ar­mas prohi­bi­das por el DIH.

De his­to­rias trá­gi­cas por mi­nas an­ti­per­so­nal es­tá lle­na Co­lom­bia. Como la de Ma­ría Suá­rez, quien un jue­ves, ha­ce 10 años, sa­lió al pa­tio de su ca­sa por unos plá­ta­nos pa­ra ha­cer la co­mi­da de su es­po­so y pi­só un ex­plo­si­vo.

“Es­ta­ba con­fia­da, pues el Ejér­ci­to ha­bía des­ac­ti­va­do un ar­te­fac­to de su huer­ta. Pe­ro cuan­do los sol­da­dos se fue­ron, la gue­rri­lla al pa­re­cer vol­vió a mi­nar y la mu­jer se pa­ró en la mi­na. Per­dió sus dos pies”.

El an­te­rior re­la­to es de Jai­me Silva, se­cre­ta­rio de Go­bierno de Puer­to Asís, Pu­tu­ma­yo, uno de los 23 mu­ni­ci­pios se­ña­la­dos por la Di­rec­ción pa­ra la Ac­ción In­te­gral con­tra Mi­nas An­ti­per­so­nal (Daic­ma), con pro­ble­mas en sus te­rri­to­rios por te­ner ar­te­fac­tos ex­plo­si­vos di­se­mi­na­dos por gru­pos ar­ma­dos ile­ga­les.

Y es que Pu­tu­ma­yo es uno de las re­gio­nes en los que el Go­bierno de­be cen­trar sus es­fuer­zos pa­ra lle­gar a la me­ta que el pre­si­den­te Juan Ma­nuel Santos se im­pu­so ayer: una Co­lom­bia sin mi­nas en diez años. A es­te es­fuer­zo se le de­ben su­mar de­par­ta­men­tos como An­tio­quia, Me­ta, Arau­ca, Ca­que­tá, Cór­do­ba, Na­ri­ño, Bo­lí­var, To­li­ma; lo­ca­li­da­des que con­cen­tran en un 50 por cien­to la afec­ta­ción por mi­nas an­ti­per­so­nal.

“Las mi­nas tie­nen un cos­to enor­me, no so­lo pa­ra mi­li­ta­res sino pa­ra ci­vi­les. Más de 11 mil víc­ti­mas des­de el año 90. Ima­gí­ne­se po­der de­cir que en el 2025 Co­lom­bia es­tá li­bre de mi­nas, ese es un pa­so muy im­por­tan­te”, di­jo Santos.

Se­gun­do pues­to mun­dial

El fla­ge­lo de las mi­nas an­ti­per­so­nal, de­no­mi­na­do por el Ejér­ci­to como el enemi­go si­len­cio­so, ubi­ca a Co­lom­bia como el primer país en el mun­do con el ma­yor nú­me­ro de víc­ti­mas mi­li­ta­res (6.817 afec­ta­dos), el se­gun­do con el ma­yor nú­me­ro de nue­vas víc­ti­mas y ma­yor nú­me­ro de víc­ti­mas me­no­res de 18 años; y el ter­ce­ro con ma­yor nú­me­ro de afec­ta­dos acu­mu­la­dos en­tre 1999 y 2013.

Ade­más, 890.139 km2 es­tán afec­ta­dos, y den­tro de es­te te­rri­to­rio, hay 688 mu­ni­ci­pios con al­gu­na afec­ta­ción por mi­nas an­ti­per­so­nal, mu­ni­cio­nes sin ex­plo­tar, y ar­te­fac­tos ex­plo­si­vos im­pro­vi­sa­dos.

Pa­ra ha­cer la ta­rea de co- men­zar el des­mi­na­do en esas lo­ca­li­da­des, el Go­bierno ha prio­ri­za­do 102 mu­ni­ci­pios, pe­ro des­pués del anun­cio so­bre el acuer­do al que lle­ga­ron con las Farc, se es­ta­ble­ce­rán los si­tios con in­for­ma­ción re­cien­te, en­tre­ga­da por gue­rri­lle­ros, pa­ra ha­cer el des­mi­na­do.

Con esa in­for­ma­ción, se lle­ga­rá a las zo­nas más afec­ta­das, y como ex­pli­ca el di­rec­tor de la Di­rec­ción pa­ra la Ac­ción In­te­gral con­tra Mi­nas An­ti­per­so­nal de la Pre­si­den­cia, ge­ne­ral (r) Ra­fael Co­lón, “se de­be­rá ha­cer una coor­di­na­ción muy in­te­gral con los al­cal­des con los go­ber­na­do­res y con la co­mu­ni­dad, por­que con ellos es que te­ne­mos que cons­truir una res­pues­ta de có­mo aten­der a los te­rri­to­rios del des­mi­na­do hu­ma­ni­ta­rio”.

Por es­ta ra­zón, y lue­go del anun­cio he­cho des­de La Ha­ba­na, el Go­bierno bus­ca­rá tra­zar

su ho­ja de ru­ta pa­ra ar­ti­cu­lar las es­tra­te­gias que ha­ce al­gún tiem­po se eje­cu­tan en Co­lom­bia con las que bus­can mi­ni­mi­zar el im­pac­to ge­ne­ra­do por las mi­nas an­ti­per­so­nal que, en­tre 1990 y enero de 2015, ha afec­ta­do de al­gu­na ma­ne­ra a 11.043 co­lom­bia­nos.

Par­te de es­ta es­tra­te­gia fue deve­la­da por el al­to co­mi­sio­na­do pa­ra la paz, Ser­gio Ja­ra­mi­llo, al ex­pli­car que los gue­rri­lle­ros des­ar­ma­dos apor­ta­rán da­tos de la ubi­ca­ción de los ar­te­fac­tos sin ex­plo­tar, pe­ro se­rá el Ejér­ci­to Na­cio­nal el que reali­ce el des­mi­na­do.

Ya se ade­lan­tan ac­cio­nes

El anun­cio de un país sin mi­nas, don­de los la­brie­gos vuel­van a cul­ti­var sus tie­rras, don­de los in­dí­ge­nas sal­gan nue­va­men­te a ca­zar, abre la es­pe­ran­za pa­ra mu­ni­ci­pios que tie­nen más de un 50 por cien­to mi­na-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.