Sus de­dos di­cen có­mo es y has­ta de qué en­fer­ma­rá

El Colombiano - - TENDENCIAS - Por RA­MI­RO VE­LÁS­QUEZ GÓMEZ

Sí es hom­bre, mí­re­se el ta­ma­ño de los de­dos de la mano. Si es mu­jer pue­de ha­cer lo mis­mo pa­ra co­no­cer y de­du­cir más de su ami­go o pa­re­ja.

Un nue­vo es­tu­dio apa­re­ci­do en la edi­ción de es­te mes de Per­so­na­lity and In­di­vi­dual Dif­fe­ren­ces vol­vió a po­ner el te­ma so­bre el ta­pe­te, pues en la mano de los hom­bres se han cen­tra­do dis­tin­tas in­ves­ti­ga­cio­nes.

El es­tu­dio su­gie­re que los hom­bres con de­do ín­di­ce más pe­que­ño y de­do anu­lar más gran­de son en ge­ne­ral más co­me­di­dos con las mu­je­res, un fe­nó­meno ex­pli­ca­do por la tes­tos­te­ro­na re­ci­bi­da en el úte­ro ma­terno.

“Es fas­ci­nan­te ver que unas va­ria­cio­nes mo­de­ra­das en las hor­mo­nas an­tes de na­cer pue­den in­fluir en la con­duc­ta de adul­tos de una ma­ne­ra se­lec­ti­va”, ex­pli­có Si­mon Young, coau­tor.

“Cuan­do es­tán con mu­je­res, los hom­bres con una me­nor re­la­ción di­gi­tal son más da­dos a es­cu­char con aten­ción, son­reír y reír, y ser más cum­pli­do con la otra per­so­na”, en pa­la­bras de Deb­bie Mos­ko­witz, au­to­ra.

Son ade­más me­nos pro­ble­má­ti­cos con mu­je­res y hom­bres, mien­tras los que tie­nen una ma­yor re­la­ción son más in­ves­ti­ga­cio­nes su­gie­ren una re­la­ción de los de­dos con cier­tos ras­gos del hom­bre. pe­lea­do­res con am­bos.

La re­la­ción da de di­vi­dir la lon­gi­tud del de­do ín­di­ce por la del anu­lar.

Re­ve­la mu­cho más

La investigación re­cuer­da otros tra­ba­jos so­bre el te­ma, po­si­ti­vos y... ne­ga­ti­vos.

En Pro­cee­dings of the Ro­yal So­ciety B un es­tu­dio re­ve- ló en 2011 que los hom­bres con un ín­di­ce más pe­que­ño que el anu­lar te­nían ca­ras más bo­ni­tas, una con­di­ción re­gi­da tam­bién por la tes­tos­te­ro­na en el úte­ro.

Pe­se a esos be­ne­fi­cios sen­ti­dos, los hom­bres con ín­di­ce más cor­to ten­drían un se­rio pro­ble­ma: un ma­yor ries­go de cán­cer, de acuer­do con un es­tu­dio pu­bli­ca­do en el Bri­tish Jour­nal of Cancer.

Aque­llos cu­yos dos de­dos eran de igual ta­ma­ño te­nían 33% me­nor ries­go de desa­rro­llar ese cán­cer que aque­llos con el ín­di­ce más cor­to.

Tam­bién de in­te­rés pa­ra hom­bres y, qui­zás, pa­ra mu­je­res re­sul­ta un es­tu­dio apa­re­ci- do en el Jour­nal of An­dro­logy: una re­la­ción me­nor del ín­di­ce con res­pec­to al anu­lar sig­ni­fi­ca un ma­yor ta­ma­ño del pe­ne, tam­bién una con­se­cuen­cia de la ex­po­si­ción a esa hor­mo­na.

Pe­ro hay un ca­so es­tu­dia­do en el que la re­la­ción apli­ca a hom­bres y mu­je­res.

Tan­to ellas como ellos con ín­di­ce más pe­que­ño que el anu­lar se desem­pe­ña­ban me­jor en los exá­me­nes de ad­mi­sión a la uni­ver­si­dad.

La investigación apa­re­ció pu­bli­ca­da en el Bri­tish Jour­nal of Psy­cho­logy.

Sí, con so­lo mi­rar los de­dos hom­bres y mu­je­res po­drían dar­se cuen­ta de va­rias con­di­cio­nes in­tere­san­tes

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.