En ho­ras pi­co EL ME­TRO se que­da cor­to

Investigación re­co­men­dó em­pren­der ac­cio­nes al Me­tro pa­ra me­jo­rar ser­vi­cio en ho­ras pi­co. Me­tro re­ve­ló cam­bios en el ser­vi­cio de lí­neas A y B

El Colombiano - - PORTADA - Por MART­HA ARIAS SAN­DO­VAL

Per­so­nas api­ña­das en los va­go­nes, pa­sa­je­ros bus­can­do un es­pa­cio en­tre la mul­ti­tud pa­ra in­gre­sar al co­che. Via­je­ros que es­pe­ran de­silu­sio­na­dos, con pa­cien­cia o de­ses­pe­ra­dos, la lle­ga­da de un nue­vo me­tro por­que no pu­die­ron ac­ce­der al que se en­con­tra­ba en pla­ta­for­ma y usua­rios ha­cien­do lar­gas fi­las pa­ra com­prar ti­que­tes.

Es­tas son al­gu­nas si­tua­cio­nes que re­fle­jan la congestión pre­sen­te en las lí­neas del me­tro, es­pe­cial­men­te en las ho­ras pi­co que re­tra­san el in­gre­so al tra­ba­jo, al co­le­gio o la lle­ga­da a cual­quie­ra que sea el des­tino de los pa­sa­je­ros trans­por­ta­dos, pe­se a los es­fuer­zos y es­tra­te­gias de la em­pre­sa de trans­por­te ma­si­vo pa­ra ofre­cer un me­jor ser­vi­cio.

Pa­ra co­no­cer tiem­pos de aten­ción y es­pe­ra en ta­qui­llas y tor­ni­que­tes e iden­ti­fi­car po­si­bles op­cio­nes que per­mi­tan dis­mi­nuir los tiem­pos, en­tre otros, la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Co­lom­bia, se­de Me­de­llín, reali­zó una investigación en to­das las lí­neas del Me­tro.

Y uno de los as­pec­tos re­sal­ta­dos en el es­tu­dio se­ña­ló que en la Es­ta­ción San An­to­nio, lí­nea B, en­tre 5: 30 p.m. y 6: 30 p.m. hu­bo mo­men­tos en que 800 y 900 per­so­nas no subían al va­gón.

Aun­que se tra­ta de una ci­fra apro­xi­ma­da, pues es di­fí­cil con­tar los usua­rios en las aglo­me­ra­cio­nes, es­tos no ac­ce­dían por­que no ca­bían en los co­ches que tran­si­ta­ban por esa la lí­nea, en ho­ras pi­co. “Son si­tua­cio­nes muy pun­tua­les”, di­jo el di­rec­tor de la investigación, John Jairo Posada He­nao, in­ge­nie­ro ci­vil, es­pe­cia­lis­ta en vías, trans­por­te y doc­tor en in­ge­nie­ría.

A ello se su­ma, que en la pla­ta­for­ma A, un pro­me­dio de 600 per­so­nas no pu­die­ron per­so­nas en pro­me­dio no pu­die­ron abor­dar el tren en la tar­de en la pla­ta­for­ma A, se­gún es­tu­dio de U. Na­cio­nal. mi­nu­to se to­ma un usua­rio en la fi­la an­tes de com­prar el ti­que­te. Al­gu­nos duran 20 mi­nu­tos en la lí­nea A.

abor­dar el tren en la tar­de y cer­ca de 350 no lo hi­cie­ron en las ho­ras de la ma­ña­na de­ter­mi­nó el in­for­me.

Pe­se a que no era ob­je­to de es­tu­dio co­no­cer las ra­zo­nes por las cua­les los usua­rios no subían al co­che, se iden­ti­fi­ca­ron al­gu­nas cau­sas como la fal­ta li­te­ral de es­pa­cio fí­si­co en el va­gón que im­pe­día su­bir­se a él.

Es­ta si­tua­ción se ob­ser­vó en las es­ta­cio­nes de ma­yor afluen­cia de usua­rios como Ni­quía, San Javier, La Es­tre­lla, Sabaneta, San An­to­nio, y Par­que de Be­rrío. “El Me­tro no tie­ne ca­pa­ci­dad su­fi­cien­te pa­ra aten­der a to­dos los usua­rios que es­tán en pla­ta­for­ma es­pe­ran­do ser aten­di­dos en las ho­ras de al­ta de­man­da. En al­gu­nos mo­men­tos era tal la can­ti­dad de usua­rios pen­dien­tes por ac­ce­der al ser­vi­cio, que po­drían lle­nar un nue­vo tren”, re­ve­ló el di­rec­tor de la investigación, Posada He­nao.

No obs­tan­te, se con­clu­yó que exis­ten otras ra­zo­nes por las cua­les las per­so­nas no to­man el va­gón: al­gu­nos po­cos, se que­dan es­pe­ran­do un fa­mi­liar; otros, en­tre tan­to, aguar­dan un vehícu­lo más des­con-

ges­tio­na­do pa­ra es­tar más có­mo­dos; y hay quie­nes, muy po­qui­tos, pre­fie­ren ir­se sen­ta­dos, así de­ban es­pe­rar más.

El tra­ba­jo de cam­po se reali­zó en­tre oc­tu­bre y no­viem­bre de 2013, pe­ro da­do a co­no­cer re­cien­te­men­te.

Los re­sul­ta­dos se so­cia­li­za­ron con el Área Me­tro­po­li­ta­na, en­ti­dad que con­tra­tó el aná­li­sis y el Me­tro de Me­de­llín.

Re­co­men­da­cio­nes

El aná­li­sis su­gie­re, que el Me­tro re­quie­re más pun­tos de re-

car­ga de la tar­je­ta cí­vi­ca como far­ma­cias, es­ta­ble­ci­mien­tos co­mer­cia­les, al­ma­ce­nes de ca­de­na e in­clu­so en lí­nea, quie­nes ten­gan ac­ce­so a la web. Asi­mis­mo, au­men­tar el nú­me­ro de ta­qui­llas que atien­den a los usua­rios, en esos

mo­men­tos de ma­yor afluen­cia. Es de ano­tar, que al­gu­nas ven­ta­ni­llas no te­nían per­so­nal que aten­die­ra. “No es fá­cil por que se re­quie­re pro­gra­ma­ción de per­so­nal, pa­ra que tra­ba­je una ho­ra en de­ter­mi­na­da es­ta­ción”, se­ña­ló Posada.

En al­gu­nas es­ta­cio­nes se re­co­mien­da ubi­car más tor­ni­que­tes y en otras, los exis­ten­tes po­ner­los a fun­cio­nar en la di­rec­ción que se re­quie­re.

El me­nor in­ter­va­lo de pa­so de los tre­nes por las es­ta­cio­nes es otra pro­pues­ta.

Ac­tual­men­te, en ho­ra pi­co la fre­cuen­cia de la lí­nea A es de 3,40 mi­nu­tos y en la lí­nea B es de 5,15 mi­nu­tos. En las lla­ma­das ho­ras va­lle, la fre­cuen­cia es de 6 mi­nu­tos en las lí­neas A y B.

Tam­bién, los ni­ve­les de ser­vi­cio se­gún ocu­pa­ción de es­pa­cio no son ade­cua­dos di­cen los ex­per­tos.

La investigación re­co­mien­da igual­men­te, rea­li­zar es­tu­dios que per­mi­tan iden­ti­fi­car el ni­vel de ser­vi­cio que se brin­da al usua­rio y que es­te per­ci­ba, se­gún los tiem­pos de es­pe­ra en las zo­nas de es­pe­ra y aten­ción.

Más congestión

De acuer­do con los ex­per­tos, las es­ta­cio­nes con ma­yor congestión en am­bas lí­neas son San An­to­nio, Ni­quía, La Es­tre­lla, Par­que Be­rrio, Sabaneta y Flo­res­ta.

Tiem­pos de es­pe­ra

El aná­li­sis re­ve­ló que en pro­me­dio los usua­rios se de­mo­ran cin­co mi­nu­tos pa­ra ac­ce­der a la ta­qui­lla, den­tro de los va­lo­res más al­tos, en las ho­ras de al­ta de­man­da. No obs­tan­te, hay quie­nes tar­dan me­nos y otros más.

El ac­ce­so a la ta­qui­lla no siem­pre es fá­cil, pues en al­gu­nos ca­sos el pa­sa­je­ro es­tá a la in­tem­pe­rie tan­to en días so­lea­dos como de fuer­tes llu­vias.

La aten­ción en ta­qui­lla es re­la­ti­va­men­te rá­pi­da, du­ra en­tre 10 y 15 mi­nu­tos.

Otro ha­llaz­go in­di­có que la de­mo­ra me­dia de las per­so­nas ha­cien­do fi­la en el tor­ni­que­te es de 1,5 a dos mi­nu­tos.

Las es­ta­cio­nes don­de los pa­sa­je­ros tar­dan más tiem­po en ha­cer la fi­la, son prác­ti­ca­men­te las mis­mas, don­de al­gu­nos se que­dan por fue­ra del va­gón. Si­tios con ma­yor afluen­cia de via­je­ros.

El pro­fe­sor Posada acla­ró que no to­das las es­ta­cio­nes tie­nen el mis­mo ho­ra­rio de al­ta de­man­da. Es­ta va­ría, en Po­bla­do es dis­tin­ta a San Javier, por ejem­plo. Pun­tua­li­zó que la congestión en al­gu­nas es­ta­cio­nes du­ran­te las ho­ras pi­co, des­mo­ti­va a los pa­sa­je­ros que pue­den bus­car otras op­cio­nes de trans­por­te

FO­TO ROBINSON SÁENZ

Es­tu­dio de la U. Na­cio­nal re­ve­ló que, en si­tua­cio­nes pun­tua­les, no ca­ben los usua­rios en el me­tro.me­tro Hay que es­pe­rar va­rios tre­nes pa­ra via­jar­via­jar.

El Me­tro de Me­de­llín in­for­mó que implementará me­di­das que bus­can ofre­cer un me­jor ser­vi­cio y me­jo­rar

FO­TO ROBINSON SÁENZ VAR­GAS

la mo­vi­li­dad en el Va­lle de Aburrá.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.