Bus­can lle­var agua a ca­da rincón del de­par­ta­men­to

El Plan De­par­ta­men­tal de Agua de la Go­ber­na­ción su­ma gran­des lo­gros en los te­rri­to­rios más apar­ta­dos.

El Colombiano - - METRO - Por CA­MI­LO TRU­JI­LLO VI­LLA

Hoy, 22 de mar­zo, es el Día Mun­dial del Agua. Una fe­cha que es uti­li­za­da no so­lo pa­ra ge­ne­rar con­cien­cia al re­de­dor de la fun­ción esen­cial de nues­tro lí­qui­do vi­tal, sino tam­bién pa­ra ha­cer un re­pa­so de las ac­cio­nes in­di­vi­dua­les y co­lec­ti­vas en pro de ges­tio­nar su cui­da­do.

Ca­sual­men­te, se cum­plen 22 años de la ce­le­bra­ción de es­te día y el te­ma es­co­gi­do pa­ra el 2015 es: ‘Agua y Desa­rro­llo Sos­te­ni­ble’, en­ton­ces ¿Por qué no apro­ve­char es­ta co­yun­tu­ra pa­ra sa­ber có­mo es­ta­mos en An­tio­quia?

Aun­que nues­tro de­par­ta­men­to es ri­co en fuen­tes hí­dri­cas, su to­po­gra­fía y ma­los ma­ne­jos en el pa­sa­do de los re­cur­sos fi­nan­cie­ros pa­ra el agua han si­do un obs­tácu­lo pa­ra que los mu­ni­ci­pios ten­gan una me­jor co­ber­tu­ra e in­fra­es­truc­tu­ra en acue­duc­tos, re­des y al­can­ta­ri­lla­dos.

En los úl­ti­mos tres años se ha lo­gra­do un avan­ce. La alian­za de la Go­ber­na­ción con el Go­bierno Na­cio­nal, ma­te­ria­li­za­da con el Plan De­par­ta­men­tal de Agua, es uno de los pi­la­res del éxi­to de es­te desa­rro­llo. Pe­ro an­tes que na­da, se tu­vo que or­ga­ni­zar la ca­sa.

“Des­de el em­pal­me, em­pe­za­mos a bus­car y ha­bían va­rias co­sas por re­vi­sar: la pri­me­ra, que el te­ma de re­si­duos só­li­dos, el aseo, no era ma­ne­ja­do di­rec­ta­men­te por la ge­ren­cia, sino que se ma­ne­ja­ba por la Se­cre­ta­ría de Me­dio Am­bien­te, en­ton­ces jun­ta­mos to­dos los ser­vi­cios pú­bli­cos do­mi­ci­lia­rios. Se­gun­do, re­vi­sa­mos la pres­ta­ción del ser­vi­cio de gas na­tu­ral, por­que no ha­bían vi­sua­li­za­do su po­ten­cial como fuen­te ener­gé­ti­ca. En­ton­ces, arran­ca­mos arre­glan­do la ca­sa, vin­cu­lan­do los cin­co ser­vi­cios pú­bli­cos do­mi­ci­lia­rios y vin­cu­lán­do­nos fun­cio­nal­men­te a la Se­cre­ta­ría de In­fra­es­truc­tu­ra Fí­si­ca”, ase­gu­ró As­trid Ba­rre­ra Rol­dán, ge­ren­ta de Ser­vi­cios Pú­bli­cos de la Go­ber­na­ción de An­tio­quia

Hoy en día, los re­sul­ta­dos sal­tan a la vis­ta (ver grá­fi­co), hay una prue­ba tan­gi­ble del me­jo­ra­mien­to de la ca­li­dad de vida de mi­les de an­tio­que­ños que an­tes no te­nían ac­ce­so al ser­vi­cio de agua po­ta­ble y que no se ima­gi- na­ban que lo lle­ga­rían a te­ner. Aun­que to­da­vía fal­ta mu­cho tra­ba­jo y co­nec­tar a más per­so­nas con el lí­qui­do vi­tal, ap­to pa­ra el con­su­mo, si se ma­te­ria­li­za­ron mu­chas obras.

Pa­ra es­te úl­ti­mo año, la Ge­ren­cia de ser­vi­cios Pú­bli­cos tie­ne 14 obras ci­vi­les en obra, 16 pro­yec­tos en con­tra­ta­ción, 7 via­bi­li­za­dos, 35 en eje­cu­ción, eva­lua­ción y for­mu­la­ción, 11 pro­yec­tos ur­ba­nos en fa­se de di­se­ño y 48 ru­ra­les. es­cue­las ru­ra­les se be­ne­fi­cian con sis­te­mas por­tá­ti­les de po­ta­bi­li­za­ción.

Pro­me­sa cum­pli­da

San Juan de Ura­bá, en el Ura­bá an­tio­que­ño, es uno de los mu­ni­ci­pios más nuevos del de­par­ta­men­to. Ha­ce me­nos de 30 años era un co­rre­gi­mien­to de Ar­bo­le­tes, sin em­bar­go, su pla­ni­fi­ca­ción, como la de la ma­yo­ría de los mu­ni­ci­pios de la re­gión, no fue la más ade­cua­da, por lo que siem­pre han te­ni­do pro­ble­mas con los ser­vi­cios pú­bli­cos, por­que sim­ple­men­te ca­re­cían de es­tos.

Es­tas ne­ce­si­da­des se con­vir­tie­ron en pro­me­sas de cam­pa­ñas de va­rios po­lí­ti­cos y aun­que mu­chos lo­gra­ban con­se­guir los re­cur­sos, nun­ca ma­te­ria­li­za­ron los com­pro­mi­sos y, como siem­pre, la pla­ta se des­apa­re­cía. An­te im­po­ten­cia de ver có­mo siem­pre se ro­ba­ban los di­ne­ros que de­bían ser des­ti­na­dos pa­ra la cons­truc­ción del acue­duc­to y el al­can­ta­ri­lla­do, los po­bla­do­res rea­li­za­ron de­ce­nas de pro­tes­tas, unas pa­cí­fi­cas, otras vio­len­tas, que blo­quea­ban las vías de ac­ce­so, re­cla­man­do lo que les pro­me­tían.

Pe­ro, como ‘no hay pla­zo que no se cum­pla y deu­da que no se pa­gue’, es­ta Ad­mi­nis­tra­ción De­par­ta­men­tal sí lo­gró lo que mu­chos pro­me­tie­ron y no cum­plie­ron: dar­les agua po­ta­ble.

El pró­xi­mo vier­nes 27 de mar­zo, el go­ber­na­dor de An­tio­quia, Ser­gio Fa­jar­do Val­de­rra­ma, inau­gu­ra­rá ofi­cial­men­te las obras del acue­duc­to, eje­cu­ta­das en el mar­co del Plan De­par­ta­men­tal de Agua, tra­ba­jos en los que se in­vir­tie­ron mas de 7.940 mi­llo­nes de pe­sos. Con las obras pre­vis­tas en el sis­te­ma de al­can­ta­ri­lla­do, ya se en­cuen­tra en pro­ce­so la li­ci­ta­ción pa­ra ad­ju­di­car es­te pro­yec­to, por un va­lor de cer­ca de 5.000 mi­llo­nes de pe­sos.

“Hoy en San Juan, ter­mi­na­mos el acue­duc­to y es­ta­mos con­tra­tan­do el sis­te­ma de al­can­ta­ri­lla­do; es­ta po­bla­ción va a que­dar como un mu­ni­ci­pio con un cien por cien­to de co­ber­tu­ra en agua po­ta­ble y sa­nea­mien­to bá­si­co, es­to in­clu­si­ve va a su­bir su ni­vel de ges­tión. En los 29 años de vida mu­ni­ci­pal que lle­va San Juan de Ura­bá, nun­ca ha­bía te­ni­do una in­ter­ven­ción de es­ta mag­ni­tud”, ma­ni­fes­tó la ge­ren­ta de Ser­vi­cios Pú­bli­cos.

La in­ter­ven­ción en San Juan no fue so­lo de la Go­ber­na­ción de An­tio­quia, allí tam­bién par­ti­ci­pa­ron el Go­bierno Na­cio­nal, a tra­vés de Mi­nis­te­rio de Vi­vien­da; y a la Ad­mi­nis­tra­ción lo­cal.

“Me dan has­ta ga­nas de llo­rar de la ale­gría. ¿Us­ted sa­be lo que es es­pe­rar es­to por tan­tos años y aho­ra po­der lle­gar a la ca­sa y sa­ber que ten­go una lla­ve en la que por fin ten­go agua po­ta­ble? Es una gran fe­li­ci­dad”, di­jo emo­cio­na­da Liris Ma­relys Santos Díaz, ha­bi­tan­te de San Juan de Ura­bá.

Mu­rin­dó, ca­so com­ple­jo

A prin­ci­pios de la dé­ca­da de los 90, Mu­rin­dó fue afec­ta­do por un te­rre­mo­to de 7,2 gra­dos en la es­ca­la Rit­cher. Aun­que la sa­cu­di­da no de­jó víc­ti­mas mor­ta­les en la lo­ca­li­dad, prác­ti­ca­men­te des­tru­yó gran par­te del cas­co ur­bano, lo que ge­ne­ró el tras­la­do del mu­ni­ci­pio a ori­llas del río Atra­to.

“Mu­rin­dó tie­ne una con­di­ción muy es­pe­cial, es­tá en un pro­ce­so de re­ubi­ca­ción, que nos exi­ge ser res­pon­sa­bles, ¿en qué sen­ti­do? En que no po­de­mos ha­cer unas in­ver­sio­nes cuan­tio­sas en in­fra­es­truc­tu­ra, has­ta tan­to no se de­fi­na el si­tio de­fi­ni­ti­vo en el que va a que­dar el cas­co ur­bano, es de­cir, no po­de­mos in­ver­tir en el ca­se­río ac­tual, ya que es un asen­ta­mien­to tem­po­ral; eso se­ría bo­tar los re­cur­sos. Hay que ver có­mo va a que­dar, pa­ra de­fi­nir las so­lu­cio­nes per­ma­nen­tes de Mu­rin­dó”, con­clu­yó Ba­rre­ra Rol­dán.

Sin em­bar­go, la ge­ren­cia de Ser­vi­cios Pú­bli­cos ins­ta­ló unos sis­te­mas por­tá­ti­les al­ter­na­ti­vos de po­ta­bi­li­za­ción de agua, pa­ra ase­gu­rar que el lí­qui­do sea ap­to pa­ra el con­su­mo hu­mano en el co­le­gio, el hos­pi­tal y otros si­tios es­tra­té­gi­cos pa­ra la po­bla­ción.

Por su par­te la di­rec­to­ra del De­par­ta­men­to Ad­mi­nis­tra­ti­vo de Pla­nea­ción de An­tio­quia, Ma­ría Eu­ge­nia Ra­mos Vi­lla, ad­vir­tió que to­da­vía fal­tan mu­chos pa­sos le­ga­les pa­ra lo­grar el tras­la­do de­fi­ni­ti­vo de la ca­be­ce­ra mu­ni­ci­pal.

“Lo­gra­mos al­go muy im­por­tan­te, que es la apro­ba­ción del Ins­ti­tu­to Co­lom­biano de Desa­rro­llo Ru­ral (In­co­der), por­que to­da es­ta zo­na es de re­ser-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.