Len­ti­tud en pro­ce­sos avi­va el con­flic­to por la pro­pie­dad

El Colombiano - - TEMA DEL DÍA -

gau­ries seg Ura bá co­La de por un ubi­da­di­zad Po­li por a cía

y rant de epa man do Car del

I ioen XVI inst cad ada bas Brig Am ba­te

n la ci­to ales .

. Ejér s com

one ileg tu­ci pos

gru los

el al bá, ion Ura nac con

- En rno cia ti­tu

bie sen res T) Go pre de UR hac e ina ras

( ofio­fic tier Est a enuna de adó

. al ició n art al es trám

Ap ion los aen reg lam

a a de rec cin as.

gad cel car ala par

par las tes de

n ció

ose­mAl­gun ga­na -

rios pre­sa ne­ros

ba­na y de­ros eta­rio sde

pro­pi re­cla­son son

os­que esi­pre­di camp

spor esas ma­do as­de

Al­gun anos. ocup

n fue­ro gos fin­cas la­brie

los juez. dos­por

deun or­den sin

En el Ura­bá an­tio­que­ño, la ocu­pa­ción de pre­dios por cam­pe­si­nos re­cla­man­tes sin una or­den de un juez, se ha con­ver­ti­do des­de el 2010 en uno de los fo­cos de aten­ción de las au­to­ri­da­des que ven como cam­pe­si­nos y ac­tua­les due­ños de los pre­dios se en­fren­tan por la tie­rra. Es­tas dispu­tas han ge­ne­ra­do agre­sio­nes, ame­na­zas y se­ña­la­mien­tos de las dos par­tes en con­flic­to. Se­gún los pro­pie­ta­rios, los “in­va­so­res les ma­tan los ani­ma­les, da­ñan las fin­cas, afec­tan los cul­ti­vos”, pe­ro los cam­pe­si­nos adu­cen “ame­na­zas, hom­bres ar­ma­dos pa­tru­llan­do, afec­ta­ción a cul­ti­vos y da­ños en ani­ma­les y ran­chos cons­trui­dos en pre­dios”. Tie­rra y Vida y For­jan

son Ong do Fu­tu­ros,

a los rease­so­ran que

s. Son se­ña­cla­man­te

los em­pre­la­das por in­ci­ta­do­sa­rios como

los cam­ras pa­ra que

a los pe­si­nos va­yan pre­dios. La si­tua­ción se tor­na aún más com­ple­ja, por­que tan­to re­cla­man­tes como afec­ta­dos, in­di­can que sus de­nun­cias no han si­do es­cu­cha­das por las au­to­ri­da­des. An­te es­te pa­no­ra­ma, el co­man­dan­te de la Po­li­cía de Ura­bá, co­ro­nel Raúl Ria­ño, in­di­ca que sí se han pre­sen­ta­do esas vías de he­cho por al­gu­nos cam­pe­si­nos, pe­ro cuan­do se han da­do, los agen­tes han ac­tua­do. Sin em­bar­go, di­ce el co­ro­nel, “no po­de­mos lle­gar a un predio in­va­di­do con per­so­nas y sa­car­las, como nos lo han pe­di­do los pro­pie­ta­rios. La ley no nos fa­cul­ta pa­ra es­to. Igual con los cam­pe­si­nos, nos han pe­di­do un acom­pa­ña­mien­to pa­ra vol­ver, pe­ro no po­de­mos ha­cer­lo”. A la si­tua­ción de las ocu­pa­cio­nes de las fin­cas, se su­man las po­cas sen­ten­cias pa­ra la res­ti­tu­ción en Ura­bá. De las 5.912 so­li­ci­tu­des de re­cla­man­tes, so­lo han si­do fa­lla­das 25. En el úl­ti­mo in­for­me de la Pro­cu­ra­du­ría so­bre la res­ti­tu­ción (mar­zo 2014), se in­di­ca que a par­tir del aná­li­sis de los fa­llos, los jue­ces de res­ti­tu­ción de tie­rras tar­dan en pro­me­dio 5 me­ses y 24 días pa­ra emi­tir la sen­ten­cia, des­de la ad­mi­sión de la de­man­da a la fe­cha del fa­llo. El pre­si­den­te Juan Ma­nuel Santos ha in­sis­ti­do en lo len­to del pro­ce­so de res­ti­tu­ción. “Me preo­cu­pa, por ejem­plo, que en Ura­bá los jue­ces van muy len­to. Es ho­ra ya de de­fi­nir, to­mar de- ci­sio­nes, fa­llar, con en­te­re­za, con va­len­tía, de­cir­les a los cam­pe­si­nos que fue­ron des­po­ja­dos: ‘aquí es­tá su tie­rra’, pa­ra que el Es­ta­do pue­da ir de­trás con pro­yec­tos pro­duc­ti­vos, y a esos cam­pe­si­nos de­vol­ver­les una vida dig­na”. Si bien, el co­ro­nel Ria­ño adu­ce se­gu­ri­dad pa­ra la res­ti­tu­ción, las ac­cio­nes de las Farc y las ban­das cri­mi­na­les in­ti­mi­dan a los ha­bi­tan­tes de Ura­bá. En el país, las ac­cio­nes vio­len­tas de los gru­pos ile­ga­les cau­sa­ron el des­pla­za­mien­to en el 2013 de 17.189 per­so­nas de zo­nas prio­ri­za­das pa­ra la res­ti­tu­ción, como lo re­gis­tra la Uni­dad pa­ra la Aten­ción y Re­pa­ra­ción In­te­gral a las Víc­ti­mas (UARIV).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.