Mu­ni­ci­pios, en fi­la pa­ra des­mi­na­do

Las 1.373 víc­ti­mas que su­man es­tos mu­ni­ci­pios los con­vier­te en los más op­cio­na­dos pa­ra ini­ciar es­ta ac­ción.

El Colombiano - - PORTADA - Por JUAN CARLOS MON­ROY G.

Son nue­ve las lo­ca­li­da­des de An­tio­quia y Me­ta que bus­can ser las pri­me­ras pa­ra el des­mi­na­do en acuer­do Go­bierno-Farc.

En al­gu­nas ve­re­das de Bri­ce­ño e Ituan­go los ni­ños sa­ben que es pe­li­gro­so co­rrer tran­qui­los por al­gu­nas tro­chas de esas mon­ta­ñas o su­bir­se a los ár­bo­les a co­ger fru­tos. La ame­na­za de las mi­nas an­ti­per­so­nal es la­ten­te y sus ha­bi­tan­tes han vis­to mo­rir a sol­da­dos, cam­pe­si­nos y me­no­res de edad.

Lu­cho y Pau­li­na les en­se­ñan a los es­tu­dian­tes de las es­cue­las ru­ra­les que no de­ben re­co­ger ele­men­tos ex­tra­ños del ca­mino y abs­te­ner­se de su cu­rio­si­dad in­fan­til y no in­ten­tar des­ar­mar­los. Tam­bién que de­ben te­ner cui­da­do al tre­par los ár­bo­les, pues los ar­te­fac­tos ex­plo­si­vos usa­dos por el fren­te 36 de las Farc pue­den es­tar en­te­rra­dos en la tie­rra o col­ga­dos so­bre las ra­mas.

Ellos son los per­so­na­jes ani­ma­dos de la car­ti­lla “Lu­cho y Pau­li­na en mi ve­re­da ca­mino se­gu­ro”, quie­nes ins­tru­yen, con un ma­pa, una re­gla, un ro­ta­fo­lio y un cd in­ter­ac­ti­vo, “com­por­ta­mien­tos se­gu­ros”, como lo de­no­mi­nan las au­to­ri­da­des en es­ta es­tra­te­gia pa­ra pre­ve­nir los ac­ci­den­tes con mi­nas an­ti­per­so­nal.

Es­te pro­yec­to de la Go­ber­na­ción de An­tio­quia se re­pli­ca des­de mar­zo de es­te año en los mu­ni­ci­pios de Ituan­go, To­le­do, San An­drés de Cuer­quia, Ya­ru­mal y Val­di­via. Es una pa­ra­do­ja pa­ra en­fren­tar uno de los peo­res fla­ge­los del con­flic­to. Mien­tras “jue­gan”, los me­no­res de edad de las lo­ca­li­da­des en al­to ries­go apren­den a sal­var sus vi­das.

Y coin­ci­de con el anun­cio del ini­cio del des­mi­na­do hu­ma­ni­ta­rio en un pu­ña­do de mu­ni­ci­pios crí­ti­cos de An­tio­quia y Me­ta por de­fi­nir en el pró­xi­mo ci­clo de las ne­go­cia­cio­nes en Cu­ba.

Si se tie­ne en cuen­ta que con 11.073 víc­ti­mas Co­lom­bia ocu­pa el des­hon­ro­so se­gun­do lu­gar en­tre las na­cio­nes del mun­do con más po­bla­ción afec­ta­da (des­pués de Af­ga­nis­tán), An­tio­quia y Me­ta re­pre­sen­tan gran par­te de es­ta tragedia.

Se­gún la Di­rec­ción pa­ra la Ac­ción Con­tra Mi­nas An­ti­per­so­nal, son los de­par­ta­men­tos más mi­na­dos y con ma­yor can­ti­dad de víc­ti­mas. An­tio­quia re­gis­tra 2.465 víc­ti­mas y Me­ta 1.112. Am­bos re­pre­sen­tan el 32 por cien­to del to­tal na­cio­nal de las víc­ti­mas y el 36 por cien­to de las ci­vi­les (4.244). mi­nas y 517 mu­ni­cio­nes sin ex­plo­tar des­tru­ye­ron los des­mi­na­do­res del Ejér­ci­to en­tre 2005 y 2014.

Cla­man por des­mi­na­do

El je­fe ne­go­cia­dor del Go­bierno, Hum­ber­to de la Ca­lle, su­gi­rió que “por lo me­nos tres mu­ni­ci­pios en An­tio­quia y tres en el Me­ta se­rán se­lec­cio­na­dos pa­ra ini­ciar el plan pi­lo­to del des­mi­na­do hu­ma­ni­ta­rio acor­da­do con las Farc”.

Aun­que aún no se re­ve­la cuá­les son, las au­to­ri­da­des y co­mu­ni­da­des de am­bas re­gio­nes lo re­cla­man ur­gen­te en nue­ve lo­ca­li­da­des.

Por An­tio­quia es­tán Bri­ce­ño, Ituan­go, Cá­ce­res y Tarazá, mien­tras que en Me­ta so­li­ci­tan prio­ri­zar Vis­ta Her­mo­sa, Uri­be, Puer­to Ri­co, Me­se­tas y La Ma­ca­re­na.

So­lo es­tos nue­ve pue­blos su­man 1.373 vi­das per­di­das o afec­ta­das en ac­ci­den­tes con las tram­pas ex­plo­si­vas del con­flic­to que no dis­tin­guen en­tre un com­ba­tien­te, un cam­pe­sino, una mu­jer o un ni­ño (ver in­fo­gra­fía).

Por eso el go­ber­na­dor de An­tio­quia, Ser­gio Fa­jar­do Val­de­rra­ma, la­men­ta que los ni­ños de dos pue­blos prio­ri­za­dos (Bri­ce­ño e Ituan­go), no pue­dan ju­gar con to­da tran­qui­li­dad por el ries­go de dar un pa­so fa­tal. “Es do­lo­ro­so que ten­gan que apren­der con una car­ti­lla a ca­mi­nar en el cam­po, que no pue­dan co­rrer ni mon­tar­se a un ár­bol tran­qui­los pa­ra que no va­yan a pi­sar una mi­na an­ti­per­so­nal”.

Ex­pli­ca que aun­que son 90 los mu­ni­ci­pios an­tio­que­ños afec­ta­dos por es­tos ar­te­fac­tos ex­plo­si­vos, “es­tos cua­tro son el pro­ble­ma neu­rál­gi­co hoy en nues­tra re­gión. Es muy pa­ra­dó­ji­co es­tar con­ten­tos por­que en An­tio­quia co­mien­za es­te des­mi­na­do, por­que sig­ni­fi­ca que so­mos los cam­peo­nes de la bar­ba­rie de las mi­nas”.

El go­ber­na­dor en­fa­ti­za que An­tio­quia es el de­par­ta­men­to más azo­ta­do y con más víc­ti­mas por la pre­sen­cia his­tó­ri­ca de to­dos los gru­pos ar­ma­dos ile­ga­les (gue­rri­llas, pa­ra­mi­li­ta­res y aho­ra ban­das cri­mi­na­les), que han usa­do las tram­pas ex­plo­si­vas.

“Te­ne­mos re­gio­nes afec­ta­das como el Nor­te, Nor­des­te y Ba­jo Cau­ca, y en me­nor me­di­da Ura­bá, don­de hay pro­ble­má­ti­cas de cul­ti­vos de co­ca,

mi­ne­ría ile­gal y por eso se con­cen­tran es­truc­tu­ras de las gue­rri­llas y las ban­das cri­mi­na­les”, in­di­ca el go­ber­na­dor Fa­jar­do.

Ar­ma de los fren­tes 18 y 36

Se­gún los al­tos man­dos mi­li­ta­res, en Ituan­go, Bri­ce­ño (Nor­te an­tio­que­ño), Tarazá y Cá­ce­res (Ba­jo Cau­ca) se ubi­can los fren­tes 18 y 36 de las Farc, dos de los más ac­ti­vos en el No­roc­ci­den­te del país y que

más usan ex­plo­si­vos y las mi­nas an­ti­per­so­nal.

El ge­ne­ral Leo­nar­do Pin­to, co­man­dan­te de la Sép­ti­ma Di­vi­sión del Ejér­ci­to, ha ex­pli­ca­do que las gue­rri­llas re­cu­rren a es­tos ar­te­fac­tos prohi­bi­dos por el De­re­cho In­ter­na­cio­nal Hu­ma­ni­ta­rio pa­ra fre­nar la ofen­si­va mi­li­tar, pro­te­ger sus zo­nas de re­ta­guar­dia como el Nu­do de Pa­ra­mi­llo (don­de se asien­ta Ituan­go) y áreas de cul­ti­vos de co­ca. (Mu­ni­ci­pios desminados en An­tio­quia y Me­ta)

Y han si­do efec­ti­vas pa­ra las gue­rri­llas. Des­de 2005, son 120 los po­li­cías muer­tos en zo­nas de erra­di­ca­ción por em­bos­ca­das o víc­ti­mas de mi­nas an­ti­per­so­nal, en es­pe­cial en los mu­ni­ci­pios del Ba­jo Cau­ca, en­tre es­tos Tarazá y Cá­ce­res. Es­ta es la su­bre­gión con ma­yor área sem­bra­da de co­ca en An­tio­quia y una de las cua­tro del país.

En Bri­ce­ño sus ha­bi­tan­tes aún la­men­tan una ad­ver­ten-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.