Apli­can 26 com­pa­ren­dos por dro­gas en can­chas

La Se­cre­ta­ría de Se­gu­ri­dad reali­zó una prue­ba pi­lo­to en es­ce­na­rios de­por­ti­vos de San­to Domingo Sa­vio, en la co­mu­na uno de Me­de­llín.

El Colombiano - - METRO - Por: RO­DRI­GO MARTÍNEZ ARAN­GO AR­CHI­VO

Du­ran­te el fin de se­ma­na pa­sa­do, la Se­cre­ta­ría de Se­gu­ri­dad de Me­de­llín reali­zó la pri­me­ra prue­ba pi­lo­to, de cua­tro que se pla­nea­ron, de apli­car el com­pa­ren­do pe­da­gó­gi­co a per­so­nas sor­pren­di­das con­su­mien­do dro­gas o li­cor en par­ques o es­ce­na­rios de­por­ti­vos de la ciu­dad.

Es­ta pri­me­ra ac­ti­vi­dad se lle­vó a ca­bo en el ba­rrio San­to Domingo Sa­vio don­de se apli­ca­ron 26 com­pa­ren­dos, seis de ellos a me­no­res de edad.

Es­ta jor­na­da con­tó con el acom­pa­ña­mien­to de la Po­li­cía Na­cio­nal, la Per­so­ne­ría, la Co­mi­sa­ría de Fa­mi­lia, el Ins­ti­tu­to Co­lom­biano de Bie­nes­tar Fa­mi­liar y las Se­cre­ta­ría de Go­bierno, Sa­lud e In­clu­sión So­cial, del Mu­ni­ci­pio.

La san­ción pe­da­gó­gi­ca con­sis­tió en que la Po­li­cía in­vi­tó a los con­su­mi­do­res que se en­con­tra­ban en es­tos lu­ga­res pa­ra que fue­ran a lo que lla­ma­ron Zo­na Ami­ga­ble.

“Allí los re­ci­bió la Se­cre­ta­ría de Sa­lud con in­ter­ven­ción psi­co­so­cial, lo que per­mi­tió que nin­guno se sin­tie­ra agre­di­do”, di­jo Al­bei­ro Ro­jas, pro­fe­sio­nal de la Se­cre­ta­ría de Se­gu­ri­dad, quien li­de­ra el pro­yec­to de Es­ce­na­rios De­por­ti­vos Se­gu­ros.

“Pos­te­rior a ello, los me­no­res ha­bla­ron con un fun­cio­na­rio de la Co­mi­sa­ría de Fa­mi­lia quien lla­mó al adul­to res­pon­sa­ble, a quien le en­tre­gó el com­pa­ren­do. En el ca­so de los adul­tos, pa­sa­ron con el ins­pec­tor, quien des­pués de acla­rar la si­tua­ción, les en­tre­gó el com­pa­ren­do”, agre­gó Ro­jas.

San­cio­nes pe­cu­nia­rias

En­fa­ti­zó el fun­cio­na­rio que una vez ter­mi­ne la eta­pa de com­pa­ren­do pe­da­gó­gi­co, que con­sis­te en una se­rie de char­las con ex­per­tos, em­pe­za­rán las san­cio­nes que con­sis­ten en mul­tas que van de 5 a 10 sa­la­rios mí­ni­mos men­sua­les.

En el ca­so de los me­no­res quien ten­drá que res­pon­der se­rá el pa­dre o adul­to res­pon­sa­ble y si no cum­ple se­rá so­me­ti­do a co­bros coac­ti­vos.

El se­cre­ta­rio de In­clu­sión So­cial de Me­de­llín, Héctor Be­tan­cur, di­jo que es­tán in­ter­vi­nien­do en es­tas ac­ti­vi­da­des a ni­ños y ado­les­cen­tes en desa­rro­llo del pro­gra­ma Pe­da­go­gía Vi­ven­cial, me­dian­te el cual bus­can que los me-

no­res apren­dan a va­lo­rar y res­pe­tar su cuer­po, lo que evi­ta que cai­gan en las dro­gas, en la ex­plo­ta­ción se­xual y la de­lin­cuen­cia.

Juan Esteban Hol­guín, pre­si­den­te de la ac­ción co­mu­nal del

Po­pu­lar 1, di­jo que tie­nen el pro­ble­ma en la can­cha La Pro­vi­den­cia, pe­ro con Pas­to­ral So­cial tie­nen un pro­gra­ma de in­clu­sión la­bo­ral y a la educación de los mu­cha­chos, lo que es me­jor que la re­pre­sión

FO­TO

Vi­gi­lan­cia de la Po­li­cía Me­tro­po­li­ta­na en la can­cha del ba­rrio San­ta Lu­cía en el oc­ci­den­te de Me­de­llín, con el fin de ata­car el ex­pen­dio de dro­gas en sus al­re­de­do­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.