Tra­ge­dia de Mo­coa pu­so a Pu­tu­ma­yo en el ma­pa

La go­ber­na­do­ra de Pu­tu­ma­yo hi­zo un ba­lan­ce a un mes de la ava­lan­cha que afec­tó a Mo­coa.

El Colombiano - - PORTADA - Por MA­RÍA VIC­TO­RIA CO­RREA

Así lo cree la go­ber­na­do­ra de ese de­par­ta­men­to, So­rrel Aro­ca, quien en en­tre­vis­ta con EL CO­LOM­BIANO de­ta­lla avan­ces de la aten­ción hu­ma­ni­ta­ria.

ASo­rrel Aro­ca, go­ber­na­do­ra de Pu­tu­ma­yo, el país la co­no­ció por­que du­ran­te los días pos­te­rio­res a la tra­ge­dia apa­re­cía siem­pre al la­do del pre­si­den­te Juan Ma­nuel San­tos, en si­len­cio. De­jó de co­mer va­rios días y le to­có pe­dir agua pa­ra ba­ñar­se. Tra­ba­jó mu­chos días con su pe­que­ña hi­ja de ocho años, sen­ta­da en las pier­nas.

Re­ve­ló, en con­ver­sa­ción con EL CO­LOM­BIANO, que las mi­llo­na­rias do­na­cio­nes que anun­cia­ron paí­ses co­mo Emi­ra­tos Ára­bes no han lle­ga­do a la cuen­ta de la ge­ren­cia y que es­tá ex­pec­tan­te por la cons­truc­ción del nue­vo acue­duc­to.

¿Qué ha pa­sa­do con Mo­coa en el úl­ti­mo mes?

“He­mos re­cu­pe­ra­do la vi­da, la es­pe­ran­za, la fe en que es po­si­ble vol­ver a em­pe­zar. Los ni­ños re­gre­sa­ron a las ins­ti­tu­cio­nes edu­ca­ti­vas. Es­ta­mos pa­san­do de una eta­pa de aten­ción en la emer­gen­cia a la reha­bi­li­ta­ción. Te­ne­mos una pre­sen­cia ins­ti­tu­cio­nal per­ma­nen­te, al igual que or­ga­nis­mos del or­den in­ter­na­cio­nal co­mo la ONU y la Cruz Ro­ja”.

¿Y lo ser­vi­cios pú­bli­cos?

“En es­te mo­men­to el 85 % de los mu­ni­ci­pios de Pu­tu­ma­yo que es­ta­ban sin ener­gía ya han re­cu­pe­ra­do el ser­vi­cio. Es­ta­mos pen­dien­tes de la re­cu­pe­ra­ción del acue­duc­to. Se nos pro­me­tió la cons­truc­ción de uno nue­vo, con una in­ver­sión cer­ca­na a 30.000 mi­llo­nes de pe­sos. El mi­nis­te­rio de Ha­cien­da apro­bó vi­gen­cias fu­tu­ras pa­ra que em­pie­ce su cons­truc­ción con más co­ber­tu­ra”.

¿Qué al­ber­gues tie­ne abier­tos al día de hoy?

“Te­ne­mos uno con 511 per­so­nas, ad­mi­nis­tra­do por la Cruz Ro­ja, y tam­bién hay un al­ber­gue de ma­dres ges­tan­tes y lac­tan­tes coor­di­na­do por el ICBF. Es­te fin de se­ma­na lle­ga­ron a Mo­coa los pri­me­ras 1.250 sub- si­dios de arren­da­mien­tos a tra­vés del Ban­co Agra­rio”.

Al prin­ci­pio se di­jo que ha­bía pro­ble­ma en la en­tre­ga de ayu­das hu­ma­ni­ta­rias, ¿có­mo se or­ga­ni­zó eso?

“La so­li­da­ri­dad de los co­lom­bia­nos fue enor­me. Pa­ra lo­grar la trans­pa­ren­cia hu­bo tres or­ga­nis­mos en­car­ga­dos de en­tre­gar esas ayu­das: el Ejér­ci­to Na­cio­nal, la Cruz Ro­ja y la De­fen­sa Ci­vil. Ini­cial­men­te las ayu­das no só­lo se en­tre­ga­ron en los al­ber­gues, sino en los ba­rrios, por­que no ha­bía luz y el co­mer­cio es­ta­ba ce­rra­do. Por su­pues­to, no fal­ta­ron las per­so­nas que ve­nían de otros mu­ni­ci­pios a pe­dir ayu­da, in­clu­so una vez nos to­có de­vol­ver de la en­tra­da de Mo­coa dos chi­vas con gen­te que ve­nía a bus­car ayu­das. Se hi­zo un fil­tro muy fuer­te y la ciu­dad con­ti­núa mi­li­ta­ri­za­da”.

¿Cuán­ta pla­ta, en to­tal, re­ci­bió Mo­coa?

“Son cer­ca de 30.883 mi­llo­nes de pe­sos que han lle­ga­do de la ayu­da de los co­lom­bia­nos y de per­so­nas que es­tán en otros con­ti­nen­tes. Es una cuen­ta que ha­bi­li­tó la Uni­dad Na­cio­nal de Ges­tión del Ries­go y que se­rá ma­ne­ja­da por la ge­ren­cia pa­ra la re­cons­truc­ción.

¿Có­mo se van a gas­tar esos re­cur­sos?

“Se nos ha in­for­ma­do que to­das las in­ver­sio­nes se ha­rán a tra­vés de la Ge­ren­cia, que pla­ni­fi­ca­rá los gas­tos a tra­vés del Plan de Aten­ción Es­pe­cí­fi­ca pa­ra la Re­cons­truc­ción de Mo­coa. Quie­ro de­jar cla­ro que ni la Go­ber­na­ción de Pu­tu­ma­yo ni la Al­cal­día de Mo­coa ma­ne­ja­rán esos di­ne­ros”.

¿Por qué no con­ta­bi­li­za los re­cur­sos que anun­cia­ron otros paí­ses?, por ejem­plo, Emi­ra­tos Ára­bes do­nó 7 mi­llo­nes de dó­la­res...

“Te­ne­mos al día de hoy, tras un ba­lan­ce del Pues­to de Man­do Uni­fi­ca­do, las si­guien­tes ci- fras: en do­na­cio­nes na­cio­na­les (a 25 de abril) se re­ci­bie­ron $6.533 mi­llo­nes y en do­na­cio­nes de paí­ses y per­so­nas en el ex­tran­je­ro: $24.350 mi­llo­nes. Del di­ne­ro que us­ted men­cio­na no sé na­da”.

¿Mo­coa apa­re­ció en el ma­pa con la tra­ge­dia?

“Sí. Mu­chos de no­so­tros he­mos di­cho, con lá­gri­mas en los ojos, que te­nía que pa­sar es­to pa­ra que el Pu­tu­ma­yo so­no­ra en el co­ra­zón del país y de las ins­ti­tu­cio­nes. Hay to­do un an­da­mia­je dis­pues­to pa­ra Mo­coa que nos ha­ce ver que le im­por­ta­mos al país”.

¿Cuá­les son las lec­cio­nes apren­di­das?

“Ha­ce años se cons­tru­ye­ron unos asen­ta­mien­tos que no de­bie­ron per­mi­tir­se y es­to tie­ne que obli­gar al país a re­fle­xio­nar. La le­gis­la­ción es­tá con­cen­tra­da en aten­ción y pre­ven­ción del ries­go, pe­ro no exis­te le­gis­la­ción con­cre- ta cuan­do el ries­go se ma­te­ria­li­za. La le­gis­la­ción nos tie­ne que dar he­rra­mien­tas a los en­tes te­rri­to­ria­les pa­ra que se pue­dan ge­ne­rar po­lí­ti­cas pú­bli­cas y po­der ac­tua­li­zar nues­tros pla­nes de desa­rro­llo en el mar­co del cam­bio cli­má­ti­co”.

¿Se pu­do to­mar de­ci­sio­nes pa­ra evi­tar es­ta tra­ge­dia?

“No te­ne­mos una eva­lua­ción de­fi­ni­ti­va de lo que pa­só, pe­ro en ella hay una can­ti­dad de com­po­nen­tes que in­flu­ye­ron. Es­te fue un desas­tre, un he­cho de la na­tu­ra­le­za que no pu­do ha­ber­se evi­ta­do”.

¿La ac­tua­li­za­ción del POT es­ta­ba en sus prio­ri­da­des?

“No­so­tros te­ne­mos unas com­pe­ten­cias co­mo de­par­ta­men­to y en ese sen­ti­do la ac­tua­li­za­ción del POT es una exi­gen­cia de los mu­ni­ci­pios. No­so­tros, co­mo de­par­ta­men­to, lo que ha­ce­mos es acom­pa­ñar­los téc­ni­ca­men­te”

“Te­nía que pa­sar es­to pa­ra que el Pu­tu­ma­yo so­na­ra en el co­ra­zón del país y de las ins­ti­tu­cio­nes”.

FOTO COLPRENSA

La go­ber­na­do­ra de Pu­tu­ma­yo. So­rrel Aro­ca, es en­fá­ti­ca en de­cir que ni el De­par­ta­men­to ni la Al­cal­día de Mo­coa in­ter­ven­drán en las do­na­cio­nes que se han he­cho.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.