Así vi­ve Mo­sul (Iraq) la cri­sis hu­ma­ni­ta­ria que de­ja la gue­rra.

A pe­sar de que la coa­li­ción oc­ci­den­tal reite­ra la im­por­tan­cia de la ofen­si­va, no pa­re­ce re­pa­rar en la cri­sis hu­ma­ni­ta­ria.

El Colombiano - - PORTADA - Por DA­NIEL ARMIROLA R.

La co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal es bom­bar­dea­da cons­tan­te­men­te con las imá­ge­nes que sur­gen des­de el fren­te de ba­ta­lla en la ase­dia­da ciu­dad de Mo­sul (la ter­ce­ra ciu­dad de Irak), en la que ira­quíes de dis­tin­tas et­nias unen fuer­zas pa­ra re­pe­ler del país al Es­ta­do Is­lá­mi­co, ame­na­za pa­ra la utó­pi­ca pa­ci­fi­ca­ción de Irak.

Pe­ro tam­bién lo es pa­ra la se­gu­ri­dad de las na­cio­nes oc­ci­den­ta­les y el mun­do. Po­co se sa­be de las per­so­nas que, des­de el ini­cio de la ofen­si­va alia­da so­bre la ciu­dad, el 16 de oc­tu­bre de 2016, que­da­ron atra­pa­das en­tre el in­ter­cam­bio de ba­las de los dos ban­dos o fue­ron des­pla­za­das. ¿Cuál es su si­tua­ción?

EL CO­LOM­BIANO con­sul­tó con fuen­tes del ám­bi­to hu­ma­ni­ta­rio pa­ra co­no­cer de cer­ca la otra ca­ra de es­te con­flic­to. Mé­di­cos Sin Fron­te­ras (MSF), ONG con fuer­te pre­sen­cia en di­cho país a pe­sar de la gue­rra, ha es­ta­do aten­to en la la­bor de in­for­mar so­bre los desas­tres que de­ja es­ta ofen­si­va, ca­li­fi­ca­da por la coa­li­ción oc­ci­den­tal co­mo cla­ve pa­ra de­rro­tar al te­rror.

“De­ce­nas de mi­les de per­so­nas han hui­do, arries­gan­do sus vi­das, des­de que el 19 de fe­bre­ro pa­sa­do se lan­za­ra la ofen­si­va en la par­te oc­ci­den­tal de la ciu­dad. Des­de en­ton­ces, mi­les de he­ri­dos han si­do tam­bién eva­cua­dos de las zo­nas de con­flic­to en am­bu­lan­cias, pe­ro los ser­vi­cios de emer­gen­cia ya no dan abas­to”, afir­ma la or­ga­ni­za­ción in­ter­na­cio­nal en un co­mu­ni­ca­do.

Hos­pi­ta­les des­bor­da­dos

La ca­pa­ci­dad de los cen­tros sa- ni­ta­rios de Mo­sul es in­su­fi­cien­te, “mien­tras que las am­bu­lan­cias que tra­tan de lle­var los ca­sos más ur­gen­tes a otros hos­pi­ta­les fue­ra de la ciu­dad, no lo­gran tam­po­co ha­cer fren­te al nú­me­ro de per­so­nas, que pre­sen­tan trau­ma­tis­mos se­ve­ros”, agre­ga la ONG.

Se­gún Na­cio­nes Uni­das, has­ta la fecha más de 350.000 ci­vi­les ira­quíes se des­pla­za­ron por mo­ti­vo de la con­tien­da en Mo­sul, lo que su­po­ne una gra­ve cri­sis hu­ma­ni­ta­ria. Asi­mis­mo, el má­xi­mo en­te mun­dial es­ti­ma que 400.000 ciu­da­da­nos si­guen atra­pa­dos en la ciu­dad en ple­nos com­ba­tes en­tre el Ejér­ci­to y los yiha­dis­tas del EI.

Pe­ro la doc­to­ra Isa­be­lle De­fourny, di­rec­to­ra de ope­ra­cio­nes de MSF, aler­ta tras observaciones en el te­rreno que las ne­ce­si­da­des de re­ci­bir aten­ción mé­di­ca de ur­gen­cia han au­men­ta­do dra­má­ti­ca­men­te en las úl­ti­mas se­ma­nas.

“Te­ne­mos equi­pos tra­ba­jan­do día y no­che pa­ra tra­tar a hom­bres, mu­je­res y ni­ños que su­fren de he­ri­das de ba­la, que han si­do víc­ti­mas de una ex­plo­sión o que se han vis­to al­can­za­dos por fue­go de mor­te­ro, pe­ro aun así no es su­fi­cien­te”, ad­vier­te De­fourny.

Tam­bién se dan otras si­tua­cio­nes que re­quie­ren de una in­ter­ven­ción mé­di­ca rá­pi­da, co­mo aque­llos ca­sos de mu­je­res que van a dar a luz y que ne­ce­si­tan que les ha­gan una ce­sá­rea. Las ne­ce­si­da­des son mu­chas y muy ur­gen­tes.

Los equi­pos de MSF han re­ci­bi­do en los al­re­de­do­res de Mo­sul a más de 1.800 pa­cien­tes con ne­ce­si­dad de aten­ción mé­di­ca ur­gen­te en los úl­ti­mos dos

me­ses. 1.500 de es­tos pa­cien­tes tu­vie­ron que ser tra­ta­dos por he­ri­das o le­sio­nes re­la­cio­na­das con el con­flic­to, pe­ro otras 300 eran sim­ple­men­te ur­gen­cias de las de­no­mi­na­das “re­gu­la­res”.

Da­do que las ne­ce­si­da­des mé­di­cas que no tie­nen re­la­ción di­rec­ta con los en­fren­ta­mien­tos tam­bién han au­men­ta­do, MSF de­ci­dió abrir en el es­te de Mo­sul un área de ma­ter­ni­dad en fe­bre­ro. Y allí, en po­co más de un mes, ya se han aten­di­do más de 100 par­tos y se han lle­va­do a ca­bo más de 80 ce­sá­reas.

Por úl­ti­mo, a prin­ci­pios del mes pa­sa­do, la or­ga­ni­za­ción em­pe­zó a ver cien­tos de ni­ños con sín­to­mas de des­nu­tri­ción se­ve­ra, por lo que in­ten­ta di­fun­dir la ne­ce­si­dad de ayu­da an­te la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal.

“Mu­chas per­so­nas ase­gu­ran que no que­da más le­che de fór­mu­la pa­ra be­bés en nin­gu­na par­te y que los ali­men­tos y

el agua po­ta­ble son ca­da vez más es­ca­sos. Es de es­pe­rar que se pro­duz­ca un de­te­rio­ro de la si­tua­ción aho­ra que las ru­tas de su­mi­nis­tro se han vis­to cor­ta­das”, afir­ma De­fourny.

“Es ne­ce­sa­rio que se es­ta­blez­ca ur­gen­te­men­te un dis­po­si­ti­vo que se ha­ga car­go de los ca­sos de des­nu­tri­ción y que es­té a la al­tu­ra de las ne­ce­si­da­des”, con­clu­ye.

Mo­sul no re­sol­ve­ría gue­rra

An­te es­te alar­man­te pa­no­ra­ma de­nun­cia­do por Na­cio­nes Uni­das y ONG co­mo Mé­di­cos Sin Fron­te­ras, ca­be pre­gun­tar qué tan cru­cial re­sul­ta la ba­ta­lla en Mo­sul pa­ra de­fi­nir los des­ti­nos de Irak. ¿Po­drá es­ta­bi­li­zar­se di­cho país tras re­pe­ler al Es­ta­do Is­lá­mi­co?

Ex­per­tos mos­tra­ron su es­cep­ti­cis­mo fren­te a esa idea, tan di­fun­di­da en me­dios in­ter­na­cio­na­les.

La ofen­si­va mi­li­tar y la gue­rra na­tu­ral­men­te des­tru­yen las es­truc­tu­ras de dis­tri­bu­ción de ali­men­tos y el ac­ce­so a agua po­ta­ble. La gen­te que­da atra­pa­da. Las en­fer­me­da­des se dis­pa­ran afec­tan­do el cua­dro de nu­tri­ción.

Pe­ro tam­bién in­ci­de en esa cri­sis la au­sen­cia de Es­ta­do en Irak, que no tie­ne co­mo prio­ri­dad a la po­bla­ción ci­vil, mu­cho me­nos en con­flic­to.

“Da­da esa au­sen­cia de Es­ta­do, no ne­ce­sa­ria­men­te con re­pe­ler a los yiha­dis­tas se va a re­sol­ver el ori­gen del con­flic­to en Irak. Es de­cir, la cri­sis co­mien­za mu­cho an­tes que el EI”, con­clu­yó De­fourny.

Asi­mis­mo, Mar­cos Pec­kel, ex­per­to en Me­dio Oriente y do­cen­te de la Uni­ver­si­dad Ex­ter­na­do, coin­ci­dió en per­der Mo­sul se­ría un gol­pe im­por­tan­te con­tra el EI, pe­ro no el fin de la gue­rra. “En to­do ca­so lo re­le­van­te es ver qué pa­sa­rá cuan­do el ejér­ci­to ira­quí tome la ciu­dad. Si los chií­tas, co­mo lo han di­cho, en­tran a to­mar re­van­cha, el país se­gui­rá en caos y se ori­gi­na­ría la si­guien­te gue­rra. La pre­gun­ta por tan­to es si el go­bierno ira­quí se­rá ca­paz de ser in­clu­yen­te. So­lo así po­dría ha­ber es­ta­bi­li­dad”

FO­TOS MÉ­DI­COS SIN FRON­TE­RAS Y REUTERS

Se­gún cálcu­los de Na­cio­nes Uni­das, has­ta 440.000 per­so­nas es­tán atra­pa­das en Mo­sul y más de 350.000 fue­ron des­pla­za­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.