El Valle de Abu­rrá ya tie­ne su Con­se­je­ría Ciu­da­da­na

Ase­gu­ran sus pro­mo­to­res que bus­can ele­var el de­ba­te y ge­ne­rar más par­ti­ci­pa­ción de la so­cie­dad en dis­cu­sio­nes so­bre el fu­tu­ro de la re­gión.

El Colombiano - - METRO - Por CA­MI­LO TRUJILLO VI­LLA ES­TE­BAN PA­RÍS

La cri­sis de or­den pú­bli­co que vi­vió Me­de­llín en la dé­ca­da de los 90, pu­do ha­ber ge­ne­ra­do un al­cal­de mi­li­tar de­sig­na­do por la Pre­si­den­cia de la Re­pú­bli­ca; sin em­bar­go, se de­ci­dió me­jor nom­brar a un equi­po de go­bierno, li­de­ra­do por hu­ma­nis­tas, en ca­be­za de Maria Em­ma Me­jía, y fue la Con­se­je­ría Pre­si­den­cial pa­ra Me­de­llín y su área me­tro­po­li­ta­na. Esa de­ci­sión ayu­dó a su­pe­rar di­cha cri­sis y fue la se­mi­lla pa­ra el na­ci­mien­to de gran­des pro­ce­sos so­cia­les en la ciu­dad.

Hoy, 27 años des­pués, en Me­de­llín y el Valle de Abu­rrá, pa­ra aten­der otras pro­ble­má­ti­cas, se in­vo­ca la ne­ce­si­dad de re­to­mar es­ta ini­cia­ti­va de la Con­se­je­ría, des­de el ám­bi­to ciu­da­dano.

El di­rec­tor cul­tu­ral de la cor­po­ra­ción Fer­nan­do Gon­zá­lez – Otra­par­te, Ser­gio Res­tre­po, sos­tie­ne que Me­de­llín vi­ve hoy una cri­sis de li­de­raz­go y es­ta­mos en un mo­men­to en que el me­dio am­bien­te, la mo­vi­li­dad, la in­ver­sión so­cial y la “sor­de­ra” de al­gu­nas en­ti­da­des pú­bli­cas lle­vó a pen­sar que es ne­ce­sa­rio una nue­va ver­sión de la con­se­je­ría, ya no pre­si­den­cial, sino ciu­da­da­na; y no so­lo pa­ra Me­de­llín, sino pa­ra to­do el Valle de Abu­rrá.

Agre­gó que las al­cal­días de la re­gión, el Área Me­tro­po­li­ta­na –má­xi­ma au­to­ri­dad am­bien­tal y de trans­por­te–, el sec­tor pri­va­do, me­dian­te los gre­mios, las or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les y de­más co­lec­ti­vos co­mu­ni­ta­rios, de­ben con­for­mar es­ta Con­se­je­ría Ciu­da­da­na, pa­ra con­vo­car de­ba­tes con la in­ten­ción de ge­ne­rar pros­pec­ti­va.

Pa­ra Jor­ge Al­ber­to Gi­ral­do Ra­mí­rez, de­cano de Hu­ma­ni­da­des de la Uni­ver­si­dad Ea­fit, es muy im­por­tan­te que fren­te a las nue­vas pro­ble­má­ti­cas que se van pre­sen­tan­do, se reúnan las dis­tin­tas ini­cia­ti­vas so­cia­les, siem­pre y cuan­do sea con ca­rác­ter pro­po­si­ti­vo y que in­ter­pe­len a las ad­mi­nis­tra­cio­nes mu­ni­ci­pa­les.

“Es bueno que to­dos ha­gan pú­bli­cas sus po­si­cio­nes e in­ten­cio­nes y que me­jo­re­mos la ca­li­dad de la dis­cu­sio­nes en la ciu­dad”, di­jo Gi­ral­do Ra­mí­rez, quien cree que te­mas co­mo la ca­li­dad del ai­re, la mo­vi­li­dad sos­te­ni­ble, la cul­tu­ra ciu­da­da­na y la apro­pia­ción del Cen­tro de Me­de­llín, de­ben te­ner prio­ri­dad en la agen­da de la nue­va Con­se­je­ría Ciu­da­da­na.

¿Fin Po­lí­ti­co?

Ser­gio Res­tre­po re­co­no­ce que el ejer­ci­cio de la Con­se­je­ría Ciu­da­da­na tie­ne un fin po­lí­ti­co en el pre­sen­te, pe­ro en el sen­ti­do del li­de­raz­go so­cial.

“No po­de­mos equi­vo­car­nos al pen­sar que lo po­lí­ti­co es so­lo lo elec­to­ral. Es­te ejer­ci­cio no tie­ne un pro­yec­to par­ti­dis­ta, ni es la pla­ta­for­ma pa­ra lan­zar a al­guien en par­ti­cu­lar o que al­guien la uti­li­ce con ese fin, pe­ro in­du­da­ble­men­te tie­ne un fin po­lí­ti­co. Es­te pro­yec­to lo que pre­ten­de es crear, co­la­bo­ra­ti­va­men­te y de ma­ne­ra par­ti­ci­pa­ti­va, po­lí­ti­cas pú­bli­cas”, ase­gu­ró Res­tre­po.

Por su par­te, Gi­ral­do Ra­mí­rez ma­ni­fes­tó que la po­lí­ti­ca es un des­tino na­tu­ral de la ac­ti­vi­dad ciu­da­da­na y que es­to so­lo se­ría per­ju­di­cial si en la Con­se­je­ría las dis­cu­sio­nes se dan en el mar­co de un ses­go par­ti­da­rio muy evi­den­te.

Pri­me­ra reunión

En la tar­de del 24 de abril, la Con­se­je­ría Ciu­da­da­na reali­zó su pri­me­ra reunión for­mal, con in­vi­ta­cio­nes pun­tua­les, y fue un es­pa­cio de diá­lo­go en el que par­ti­ci­pa­ron el co­mi­té de ge­ren­cia del Me­tro de Me­de­llín, las uni­ver­si­da­des de An­tio­quia, Bo­li­va­ria­na y Ea­fit; Fe­nal­co y or­ga­ni­za­cio­nes so­cia­les co­mo Re­gión, en­tre otras. Ese pri­me­ro en­cuen­tro se so­cia­li­zó en la no­che de ese mis­mo día en el es­pa­cio Lu­nes de Ciu­dad, en el Tea­tro Pa­blo To­bón Uri­be.

“Dos ac­to­res no aco­gie­ron la con­vo­ca­to­ria y des­co­no­ce­mos los mo­ti­vos: el al­cal­de de Me­de­llín y el di­rec­tor del Área Me­tro­po­li­ta­na”, re­cor­dó Res­tre­po, quien con­si­de­ra que to­da­vía se­ría muy pre­ma­tu­ro ca­li­fi­car es­to co­mo un des­plan­te, pues pu­do ha­ber si­do una fal­ta de coor­di­na­ción en­tre las agen­das de to­dos

ILUS­TRA­CIÓN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.