Así vi­ví los pri­me­ros días de la tra­ge­dia en Mo­coa

El Colombiano - - ACTUALIDAD - SO­RREL ARO­CA Go­ber­na­do­ra del Pu­tu­ma­yo

“Re­tro­ce­der en el tiempo pa­ra mí es do­lo­ro­so. Esa no­che es­ta­ba con mi hi­ja de ocho años. Vi­vo en una ca­sa de arrien­do que es­tá cer­ca a la que­bra­da Ta­ru­ca. Jus­to ese día ter­mi­né muy tar­de una jun­ta de­par­ta­men­tal de bom­be­ros y co­mo a las 9:30 p.m. lle­gué a la ca­sa y me que­dé dor­mi­da. Una ho­ra des­pués un olor muy fuer­te me des­per­tó. Me le­van­té y me di cuen­ta que es­ta­ba llo­vien­do. Me aso­mé al bal­cón y vi el ni­vel del agua ha­bía co­men­za­do a su­bir. El olor era muy fuer­te y lue­go caí en cuen­ta que era lo­do. Y co­men­zó un rui­do im­pre­sio­nan­te que ja­más ol­vi­da­ré. Ja­más ol­vi­da­ré tam­po­co el cie­lo den­so, un cie­lo que se veía a dos me­tros de mi ca­be­za. Le in­sis­to, ja­más ol­vi­da­ré el olor de esa no­che. Tan pron­to vi eso, co­gí a mi ni­ña y la mon­té en mis hom­bros y sa­lí con ella a la ca­lle y co­men­cé a lla­mar pa­ra que vi­nie­ra al­guien por mí. Cuan­do lle­gué a la es­qui­na de mi ca­sa ya el agua ba­ja­ba con mo­tos, ár­bo­les, ro­cas. No pen­sa­ba en no mo­jar­me, sino en que te­nía que lle­gar a mi ofi­ci­na pa­ra ac­ti­var el pues­to de man­do uni­fi­ca­do y lla­mar a Bo­go­tá a avi­sar de la emer­gen­cia. Eso fue lo que hi­ce. Lle­gué con mi hi­ja a la De­fen­sa Ci­vil y co­men­cé a coor­di­nar to­do. Re­ci­bí lla­ma­das de to­dos los ba­rrios y em­pe­cé a di­men­sio­nar la tra­ge­dia. En la ma­ña­na to­do fue muy du­ro. A las 6:00 a.m. me fui con to­dos, in­clui­da mi hi­ja, pa­ra el ba­rrio San Mi­guel, y ahí vi ni­ños muertos y la gen­te llo­ran­do. Du­ran­te los pró­xi­mos dos días no co­mí ni pu­de ba­ñar­me por­que no ha­bía agua. Mi vi­da ape­nas es­tá vol­vien­do a la ru­ti­na, ha si­do tan du­ro que por eso pien­so que es­to no pue­de vol­ver a ocu­rrir. Mi ni­ña llo­ra ca­da vez que es­cu­cha llo­ver”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.