62 % más ho­mi­ci­dios en abril

El Colombiano - - PORTADA - Por DIE­GO ZAMBRANO BE­NA­VI­DES

En Me­de­llín, es­te in­cre­men­to se dio, so­bre to­do, en las co­mu­nas La Can­de­la­ria (cen­tro) y San Ja­vier (oc­ci­den­te). Se re­gis­tra­ron 39 ho­mi­ci­dios el mes pa­sa­do, 14 más que en mar­zo ¿Por qué ocu­rrió?

El mes pa­sa­do se re­gis­tra­ron 39 ase­si­na­tos. La Can­de­la­ria fue la co­mu­na más vio­len­ta.

Ha­ce un año el al­cal­de de Me­de­llín, Fe­de­ri­co Gu­tié­rrez, ex­pre­sa­ba con preo­cu­pa­ción que en la ciu­dad la in­to­le­ran­cia nos es­ta­ba ma­tan­do. Se­gún el Sis­te­ma de In­for­ma­ción pa­ra la Se­gu­ri­dad y Con­vi­ven­cia (Sisc), el pa­sa­do mes de abril la ci­fra de ho­mi­ci­dios se dis­pa­ró: 39 muer­tes fren­te a las 25 del año an­te­rior, y 14 más que en mar­zo de es­te año. Ca­si la mi­tad fue­ron oca­sio­na­das por pro­ble­mas de con­vi­ven­cia, co­mo en 2016.

Con es­to ase­si­na­tos ocu­rri­dos en abril, el in­cre­men­to fue de un 62 % con res­pec­to al mis­mo mes de 2016, cuan­do se re­gis­tra­ron ape­nas 24 muer­tes du­ran­te el que has­ta aho­ra es el pe­rio­do me­nos vio­len­to de los úl­ti­mos tres años.

En lo co­rri­do de 2017, con fe­cha de cor­te has­ta el 1 de ma­yo, ya se con­ta­bi­li­zan 159 ho­mi­ci­dios, 15 más que los que se pre­sen­ta­ron en el mis­mo pe­rio­do del 2016.

En el úl­ti­mo bo­le­tín del Sisc se con­sig­na que las co­mu­nas de la ciu­dad don­de se vie­nen pre­sen­tan­do los más al­tos ín­di­ces de ho­mi­ci­dios son: La Can­de­la­ria, Ro­ble­do, San Ja­vier, y el co­rre­gi­mien­to de San Cris­tó­bal.

¿A qué se de­be el au­men­to?

El co­man­dan­te de la Po­li­cía Me­tro­po­li­ta­na del Va­lle de Abu­rrá, ge­ne­ral Ós­car Gómez, afir­mó que de los 39 ho­mi­ci­dios ocu­rri­dos en abril, 19 fue­ron por ajus­te de cuen­tas en­tre ban­das cri­mi­na­les, mien­tras que los otros 17 es­tu­vie­ron re­la­cio­na­dos con ca­sos de con­vi­ven­cia y vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar.

“Nos lla­ma la aten­ción que el 43 por cien­to de los ca­sos fue­ron por in­to­le­ran­cia. Nos es­ta­mos ma­tan­do por no te­ner res­pe­to por la vi­da de los de­más”, ex­pre­só el ge­ne­ral Gómez.

Por su par­te, Gus­ta­vo Vi­lle­gas, se­cre­ta­rio de se­gu­ri­dad de Me­de­llín, ma­ni­fes­tó que los he­chos re­la­cio­na­dos con in­se­gu­ri­dad en la ciu­dad son muy ba­jos con res­pec­to a los ho­mi­ci­dios que su­ce­den por enfrentamiento en­tre gru­pos de­lin­cuen­cia­les y con­vi­ven­cia.

“La ta­rea con­sis­te en ha­cer­le en­ten­der a la gen­te que los pro­ble­mas se re­suel­ven de una ma­ne­ra dis­tin­ta, y con res­pec­to

a las ban­das cri­mi­na­les, se­gui­re­mos en­fren­tán­do­las co­mo he­mos ve­ni­do ha­cién­do­lo has­ta aho­ra”, se­ña­ló Vi­lle­gas.

Sin em­bar­go, el prin­ci­pal fac­tor en el nú­me­ro de ho­mi­ci­dios si­gue sien­do el enfrentamiento en­tre ban­das de­lin­cuen­cia­les y la fuer­za pú­bli­ca, por lo cual, en opi­nión de Ol­mer Mu­ñoz, do­cen­te de la Uni­ver­si­dad Pon­ti­fi­cia Bo­li­va­ria­na y ex­per­to en te­mas de se­gu­ri­dad, la mi- sión de las au­to­ri­da­des de­be en­fo­car­se en reaco­mo­dar su es­tra­te­gia con­tra es­tos gru­pos.

“Co­mo las ban­das se es­tán re­or­ga­ni­zan­do y tie­nen nue­vos es­tra­te­gias, la fuer­za pú­bli­ca, que no cuen­ta con tan­tas uni­da­des pa­ra aten­der to­da la po­bla­ción ci­vil, de­be rein­ven­tar su as­pec­to tác­ti­co y ope­ra­cio­nal pa­ra con­fron­tar­las y an­ti­ci­par su ac­ti­vi­dad”, di­jo Mu­ñoz.

Se­gún el do­cen­te, los gru­pos de­lin­cuen­cia­les tie­nen co­pa­das va­rias zo­nas del te­rri­to­rio, e in­clu­si­ve han apren­di­do a fun­cio­nar de una ma­ne­ra si­mi­lar a los cua­dran­tes de la Po­li­cía.

No obs­tan­te, el ge­ne­ral Gómez des­es­ti­mó que los cri­mi­na­les es­tu­vie­ran co­pian­do el mo­de­lo de la fuer­za pú­bli­ca. Ase­gu­ró que tie­nen iden­ti­fi­ca­dos a los ca­be­ci­llas y a va­rios in­te­gran­tes de es­tos gru­pos, y di­jo que es­tán tra­ba­jan­do pa­ra des­ar­ti­cu­lar­los

ILUSTRACIÓN RAÚL ZULETA

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.