El his­tó­ri­co es­pal­da­ra­zo de la ONU a Co­lom­bia

In­te­gran­tes del Con­se­jo de Se­gu­ri­dad es­ta­rán en una de las zo­nas de nor­ma­li­za­ción de las Farc.

El Colombiano - - TEMA DEL DÍA - Por RI­CAR­DO MONSALVE Y DA­NIEL ARMIROLA R.

Des­de la fun­da­ción de Na­cio­nes Uni­das, su Con­se­jo de Se­gu­ri­dad so­lo ha to­ma­do 14 de­ci­sio­nes uná­ni­mes en su his­to­ria, así lo cuen­ta Gio­van­ni Re­yes, quien du­ran­te los no­ven­ta se desem­pe­ñó co­mo ana­lis­ta del Cuer­po Técnico del má­xi­mo en­te de la ONU. Una de ellas, que re­so­nó en to­do el mun­do, fue la de apo­yar el pro­ce­so de paz en­tre el Go­bierno de Co­lom­bia y las Farc.

Que las po­ten­cias se pon­gan de acuer­do en tiem­pos tur­bu­len­tos y con­flic­ti­vos es re­le­van­te, co­mo tam­bién lo es que el pleno de di­cho or­ga­nis­mo, sus 15 miem­bros, via­jen a te­rri­to­rio co­lom­biano pa­ra ex­pre­sar ese apo­yo.

Vi­si­tas co­mo la que ini­cia hoy, don­de el má­xi­mo en­te den­tro de la ONU arri­ba en su to­ta­li­dad a su­per­vi­sar la im­ple­men­ta­ción del acuer­do de paz, son, in­clu­so, tan ra­ras co­mo las 14 de­ci­sio­nes uná­ni­mes.

Se­gún la pá­gi­na web de la ONU, en 7 opor­tu­ni­da­des, por lo me­nos un re­pre­sen­tan­te del Con­se­jo de Se­gu­ri­dad ha si­do en­via­do por de­ci­sión de di­cha ins­ti­tu­ción a dar se­gui­mien­to en te­rreno a Be­nín, Bot­sua­na, Gui­nea, Se­ne­gal, Saha­ra Oc­ci­den­tal, Zam­bia, y Je­ru­sa­lén (Is­rael y Pa­les­ti­na).

Por otra par­te, la mis­ma fuen­te afir­ma que el Con­se­jo de Se­gu­ri­dad de Na­cio­nes Uni­das so­lo se ha reuni­do 7 ve­ces en pleno fue­ra de la se­de del or­ga­nis­mo en Nue­va York: Lon­dres (1946), dos en Pa­rís (1948 y 1952), Adis Abe­ba (Etio­pía, 1972), Ciu­dad de Pa­na­má (1973), Gi­ne­bra (Sui­za, 1990) y Nai­ro­bi (Ke­nia, 2004).

Re­le­van­cia evi­den­te

Es evi­den­te la de­ci­sión uná­ni­me que to­mó el con­se­jo des­de enero de 2016 pa­ra apo­yar al pro­ce­so de paz. En con­se­cuen­cia con es­ta de­ci­sión, los 15 em­ba­ja­do­res lle­gan hoy al país. Es la pri­me­ra de tres jor­na­das en las que pre­vén re­unir­se con el Pre­si­den­te Juan Ma­nuel San­tos, re­pre­sen­tan­tes de las Farc, las Co­mi­sio­nes de Paz del Con­gre­so de la Re­pú­bli­ca, miem­bros del Me­ca­nis­mo de Mo­ni­to­reo y Ve­ri­fi­ca­ción (MM&V), y lí­de­res de so­cie­dad ci­vil, en­tre otros. Asi­mis­mo, acu­di­rán a una de las 26 Zo­nas Ve­re­da­les Tran­si­to­rias de Nor­ma­li­za­ción, en don­de ten­drán en­cuen­tros con las co­mu­ni­da­des y es­cu­cha­rán sus opi­nio­nes.

“Es­tán en­vian­do un men­sa­je de que el apo­yo in­ter­na­cio­nal no es al­go de trá­mi­te. La co­mu­ni­dad glo­bal apues­ta de­ci­di­da­men­te a fa­vor del acuer­do de paz en Co­lom­bia. Y des­de afue­ra, la opi­nión es que no se en­tien­de cómo pue­de ha­ber gru­pos a los que les in­tere­sa que si­ga el con­flic­to”, con­si­de­ró Gio­van­ni Re­yes, más­ter en Asun­tos Pú­bli­cos e In­ter­na­cio­na­les de la Uni­ver­si­dad de Pit­ts­burgh y do­cen­te de la Uni­ver­si­dad del Ro­sa­rio.

“Es una se­ñal muy fa­vo­ra­ble, muy po­si­ti­va pa­ra el mun­do, no so­lo pa­ra el país”, agre­gó.

“Es­te ti­po de vi­si­tas del pleno, tras una de las po­cas de­ci­sio­nes uná­ni­mes que ha to­ma­do, es una si­tua­ción ex­tra­or­di­na­ria en la his­to­ria del en­te. Lo que se es­tá de­mos­tran­do son dos co­sas fun­da­men­ta­les: El res­pal­do pleno de la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal al pro­ce­so de paz, y en se­gun­do lu­gar la preo­cu­pa­ción que hay an­te el ase­si­na­to de los lí­de­res so­cia­les en Co­lom­bia. Es­to con el re­cuer­do de lo que pa­só con la UP en los ochen­ta y el ase­si­na­to de más de 3.000 in­te­gran­tes in­clui­dos dos can­di­da­tos pre­si­den­cia­les”, con­clu­yó.

Éxi­tos y fra­ca­sos

Por su par­te, Mau­ri­cio Ja­ra­mi­llo Jas­sir, do­cen­te de la Fa­cul­tad de Re­la­cio­nes In­ter­na­cio­na­les de la Uni­ver­si­dad del Ro­sa­rio, re­cor­dó que no to­dos los pro­ce­sos en los que par­ti­ci­pó el Con­se­jo de Se­gu­ri­dad en su his­to­ria re­qui­rie­ron la vi­si­ta de sus re­pre­sen­tan­tes: “hay tres ca­sos exi­to­sos en Ti­mor Orien­tal, Su­dán del Sur, y Egip­to. En los pri­me­ros dos es­ce­na­rios, los paí­ses lo­gra­ron su in­de­pen­den­cia (2002 y 2011, res­pec­ti­va­men­te) mien­tras el en­te ava­la­ba mi­sio­nes de mo­ni­to­reo. En cuan­to al ter­cer ca­so, su me­dia­ción fue fun­da­men­tal pa­ra lo­grar en 1981 la for­ma­ción de la la Mul­ti­na­tio­nal For­ce, en­car­ga­da de im­ple­men­tar en la pe­nín­su­la del Si­naí el acuer­do de Camp Da­vid en­tre Egip­to e Is­rael”, ex­pli­có. “Los tres ca­sos fue­ron en su mo­men­to exi­to­sos a pe­sar de las nu­me­ro­sas du­das que se cer­nie­ron so­bre di­chos pro­ce­sos. Evi­den­te­men­te hu­bo una pa­ci­fi­ca­ción, pe­ro el en­te de­jó au­to­no­mía a di­chos paí­ses en los años si­guien­tes, y eso es lo que creo que ocu­rri­rá en el ca­so co­lom­biano”, ase­ve­ró. En cuan­to a la vi­si­tas de ob­ser­va­ción, si bien se pue­de afir­mar que lo­gra­ron éxi­tos en Be­nín, Bot­sua­na, Gui­nea, Se­ne­gal y Zam­bia, no se pue­de afir­mar lo mis­mo pa­ra los es­tan­ca­dos asun­tos de Saha­ra Oc­ci­den­tal y Je­ru­sa­lén, don­de dé­ca­das de con­flic­to si­guen sin re­sol­ver.

Im­pli­ca­cio­nes en Co­lom­bia

En un co­mu­ni­ca­do con­jun­to emi­ti­do el 19 de enero de 2016, el Go­bierno y las Farc so­li­ci­ta­ron al Con­se­jo de Se­gu­ri­dad de las Na­cio­nes Uni­das vin­cu­lar­se a la im­ple­men­ta­ción del acuer­do de paz con el es­ta­ble­ci­mien­to de una mi­sión po­lí­ti­ca, in­te­gra­da por

ob­ser­va­do­res in­ter­na­cio­na­les no ar­ma­dos. Di­cha so­li­ci­tud tu­vo una res­pues­ta po­si­ti­va y ese or­ga­nis­mo adop­tó por una­ni­mi­dad la re­so­lu­ción 2261 el 25 de enero de 2016, que for­ma una mi­sión con el fin de mo­ni­to­rear y ve­ri­fi­car la de­ja­ción de las ar­mas y for­mar par­te del me­ca­nis­mo tri­par­ti­to de su­per­vi­sión del ce­se al fue­go y de hos­ti­li­da­des bi­la­te­ral y de­fi­ni­ti­vo tras la fir­ma del acuer­do de paz.

Ac­tual­men­te, la ONU tie­ne en el país 509 ob­ser­va­do­res in­ter­na­cio­na­les ci­vi­les de Ar­gen­ti­na, Chi­le, Bo­li­via Ca­na­dá, Cu­ba, Cos­ta Ri­ca, Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, Es­pa­ña, El Sal­va­dor, Gua­te­ma­la, Hon­du­ras, Mé­xi­co, No­rue­ga, Pa­ra­guay, Por­tu­gal, Reino Uni­do, Ru­sia, Sue­cia y Uru­guay.

Aho­ra bien, ¿qué sig­ni­fi­ca pa­ra el país que el Con­se­jo de Se­gu­ri­dad de la ONU, con sus 15 in­te­gran­tes lle­guen pa­ra en­te­rar­se de pri­me­ra mano de cómo va la im­ple­men­ta­ción de ese acuer­do de paz en­tre el Go­bierno y las Farc?

Pa­ra Luis Fer­nan­do Var­gas Al­za­te, profesor del Área de In­ter­na­cio­na­les de la Uni­ver­si­dad Ea­fit, di­cha vi­si­ta es de suma im­por­tan­cia por­que “se ra­ti­fi­ca el com­pro­mi­so que

tie­ne la or­ga­ni­za­ción pa­ra que la im­ple­men­ta­ción de lo pac­ta­do en­tre Go­bierno y gue­rri­lla con­ti­núe su mar­cha. Es una mues­tra más del apo­yo in­ter­na­cio­nal que re­ci­be y ha re­ci­bi­do el país en di­cho pro­ce­so. Sin du­da, es­ta vi­si­ta ha­ce que se ten­ga que lo­grar ma­yor di­li­gen­cia en el pro­ce­so de im­ple­men­ta­ción, por­que las mi­ra­das de los prin­ci­pa­les ac­to­res de la po­lí­ti­ca in­ter­na­cio­nal es­ta­rán pues­tas so­bre Co­lom­bia, eva­luan­do lo que has­ta aho­ra se ha lo­gra­do”.

Otra pre­gun­ta que sur­ge es si des­pués de esa se­rie de reunio­nes el acuer­do de paz pue­da su­frir al­gún ti­po de mo­di­fi­ca­ción. En es­te pun­to, Ale­jo Var­gas, di­rec­tor del Cen­tro de Pen­sa­mien­to y Se­gui­mien­to al Diá­lo­go de Paz de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal, cree que no se va a dar nin­gún cam­bio, “a eso no vie­nen, más bien es una vi­si­ta muy po­lí­ti- ca en el sen­ti­do de re­unir­se con las dos par­tes, con la mi­sión y mi­rar cómo va ese tra­ba­jo de la im­ple­men­ta­ción”.

Se­gún Var­gas, el úni­co cam­bio pro­ba­ble es “que se pro­rro­gue el tiem­po de la mi­sión, la cual tie­ne un lí­mi­te de un año, por otro año. Esa es una po­si­bi­li­dad”.

Por su par­te, Car­los Aré­va­lo, do­cen­te de la maes­tría De­re­cho In­ter­na­cio­nal de la Uni­ver­si­dad de la Sa­ba­na, ase­gu­ra que la idea prin­ci­pal de la vi­si­ta del Con­se­jo de Se­gu­ri­dad es la de en­ten­der el pro­ce­so, de sa­ber cómo es­tá la vo­lun­tad de las par­tes y mo­ti­var­las pa­ra que si­gan te­nien­do una ac­ti­tud po­si­ti­va pa­ra el cum­pli­mien­to de los com­pro­mi­sos.

“Lo que si es cier­to es que hay al­gu­nos te­mas es­pe­cí­fi­cos que po­drían es­tar preo­cu­pan­do al Con­se­jo de Se­gu­ri­dad, uno de esos, por ejem­plo, tie­ne que ver con la de­ja­ción de ar­mas, sin lu­gar a du­das, ellos van a que­rer ver cómo va la evo­lu­ción de es­to, da­do a que el pla­zo de los 180 días es­tá lle­gan­do a su fin. Otro de los te­mas se­gu­ra­men­te ten­drá que ver con el re­clu­ta­mien­to de me­no­res de edad, por­que a pe­sar de las re­cien­tes li­be­ra­cio­nes, hay or­ga­ni­za­cio­nes que di­cen que fal­tan más”.

Aré­va­lo agre­ga que los in­te­gran­tes del Con­se­jo de Se­gu­ri­dad tie­nen la au­to­ri­dad pa­ra cam­biar o rea­li­zar mo­vi­mien­tos en el equi­po de la ONU, que ha­ce par­te del me­ca­nis­mo de mo­ni­to­reo, pe­ro pa­ra te­mas re­la­cio­na­dos con la im­ple­men­ta­ción de los pun­tos del acuer­do, “lo que se ha­rá con se­gu­ri­dad se­rán re­co­men­da­cio­nes, y es­tas de­ben ser te­ni­das en cuen­ta por Co­lom­bia por con­ve­nien­cia, por­que re­cor­de­mos que el Con­se­jo de Se­gu­ri­dad, a la luz del Es­ta­tu­to de Ro­ma, tie­ne la ca­pa­ci­dad de so­li­ci­tar a la Fis­ca­lía de la Cor­te Pe­nal In­ter­na­cio­nal la sus­pen­sión de ca­sos o pro­ce­sos pe­na­les de al­gún país, en­ton­ces es una car­ta que el Go­bierno se ju­gó pa­ra que ca­sos es­pe­cí­fi­cos de las Farc o tam­bién de las Fuer­zas Ar­ma­das no sean in­ves­ti­ga­dos por la cor­te”

ILUSTRACIÓN ELENA OSPINA

FO­TO GOB. EE.UU.

ONU fue cla­ve pa­ra pac­tos de Camp Da­vid. En la fo­to An­war Sa­dat (izq.), Me­na­chem Be­gim (der.) y Jimmy Car­ter.

FO­TO DONALDO ZULUAGA

In­te­gran­tes de la ONU en la ve­re­da San­ta Lu­cía de Ituan­go, don­de hay una zo­na de ubi­ca­ción de Farc.

FO­TO ONU

Las Na­cio­nes Uni­das tam­bién man­tie­nen una mi­sión de sos­te­ni­mien­to de paz en Sáha­ra Oc­ci­den­tal, Áfri­ca (fo­to).

FO­TO ONU

Los 15 in­te­gran­tes del Con­se­jo de Se­gu­ri­dad de la ONU con el se­cre­ta­rio ge­ne­ral An­tó­nio Gu­te­rres (aba­jo cen­tro).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.