Ve­ne­zue­la va ha­cia su peor cri­sis

La con­vo­ca­to­ria a una Cons­ti­tu­yen­te abri­rá un es­ce­na­rio aún más fu­nes­to pa­ra la ciu­da­da­nía del país ve­cino, con ma­yor con­flic­ti­vi­dad en las ca­lles, re­pre­sión y ra­di­ca­li­za­ción del ré­gi­men.

El Colombiano - - ACTUALIDAD - Por DA­NIEL ARMIROLA R.

Ayer el Con­se­jo Na­cio­nal Elec­to­ral (CNE) re­ci­bió por parte del Eje­cu­ti­vo el do­cu­men­to con la pro­pues­ta pa­ra rea­li­zar una Asam­blea Na­cio­nal Cons­ti­tu­yen­te. De he­cho, fue el pro­pio pre­si­den­te Ni­co­lás Ma­du­ro quien, acom­pa­ña­do de su es­po­sa Ci­lia Flo­res, en­tre­gó per­so­nal­men­te el de­cre­to a la rec­to­ra del en­te, Ti­bi­say Lu­ce­na. No muy le­jos de allí, mi­les de opo­si­to­res se ma­ni­fes­ta­ban mien­tras que la Guar­dia Na­cio­nal Bo­li­va­ria­na los in­ten­ta­ba dis­per­sar con ga­ses la­cri­mó­ge­nos.

El fu­tu­ro es in­cier­to pa­ra los ve­ne­zo­la­nos. Mien­tras que la con­vo­ca­to­ria es jus­ti­fi­ca­da por el cha­vis­mo como una for­ma de pa­ci­fi­car al país, la opo­si­ción aler­ta so­bre una ma­nio­bra pa­ra ases­tar el golpe de­fi­ni­ti­vo con­tra sus re­cla­mos de­mo­crá­ti­cos.

De cual­quier for­ma, pa­ra Nelly Are­nas, do­cen­te de cien­cias po­lí­ti­cas de la Uni­ver­si­dad Cen­tral de Ve­ne­zue­la, es­ta co­yun­tu­ra acen­tua­rá el uso de fuer­za por parte del ré­gi­men de Ma­du­ro y la con­flic­ti­vi­dad en la na­ción.

Una tram­pa po­si­ble

¿Qué tan pro­ba­ble es que se dé tal es­ce­na­rio en Ve­ne­zue­la? Ana­lis­tas coin­ci­den en que se ve­rá en el me­diano pla­zo: “mien­tras la re­pre­sión es­ca­la ca­da vez más, la de­ci­sión de Ma­du­ro de ir a una Cons­ti­tu­yen­te con­tra el rechazo lo­cal y mun­dial, sig­ni­fi­ca que es­tá dis­pues­to a lle­gar has­ta las úl­ti­mas con­se­cuen­cias me­dian­te el con­trol de las ar­mas. Ten­drá que au­men­tar esas prác­ti­cas au­to­ri­ta­rias”, di­jo Are­nas.

Je­sús Cas­ti­llo Mo­lle­da, po­li­tó­lo­go y do­cen­te de la Uni­ver­si­dad del Zu­lia, re­cal­có una ci­fra que

es com­ple­ta­men­te di­cien­te de la si­tua­ción: “Ma­du­ro pro­po­ne una Asam­blea Na­cio­nal Cons­ti­tu­yen­te de 500 re­pre­sen­tan­tes, de los que 250 per­te­ne­ce­rían a con­se­jos co­mu­na­les y sindicatos, y la otra mi­tad a los par­ti­dos po­lí­ti­cos. La tram­pa es que mien­tras que los con­se­jos son con­tro­la­dos por el Es­ta­do, la otra mi­tad tam­bién se­rá dispu­tada en­tre opo­si­to­res y cha­vis­tas. Por tan­to, es­tá cla­ro que el ofi­cia­lis­mo ten­dría ase­gu­ra­da la ma­yo­ría en tal es­ce­na­rio”.

Se­ña­ló que el go­bierno no va por los ca­mi­nos de­bi­dos, ya que es­ta pro­pues­ta, como in­clu­so lo hi­zo el cha­vis­mo en el pa­sa­do, de­be ser so­me­ti­da a una con­sul­ta po­pu­lar pa­ra ele­gir a quie­nes re­pre­sen­tan a los ciu­da­da­nos.

Anotó que la ley no es­ta­ble­ce en cuán­to tiem­po el CNE de­be de­ter­mi­nar si ava­la el pro­ce­so y que, en con­se­cuen­cia, no hay un pla­zo. Aho­ra, si se tie­ne en cuen­ta el antecedente de 1999, to­ma­ría 8 me­ses. “No se sa­be si el go­bierno va a ace­le­rar o re­tra­sar to­do”, agre­gó.

Im­pli­ca­cio­nes

En to­do ca­so, ¿qué efec­tos de­ja­ría pa­ra Ve­ne­zue­la el he­cho de que el go­bierno de Ma­du­ro de­ci­da pro­se­guir con tal ma­nio­bra pa­ra ase­gu­rar aún más con­trol so­bre las ins­ti­tu­cio­nes y vul­ne­rar la se­pa­ra­ción de po­de­res?

Pa­ra la pro­fe­so­ra Are­nas, la si­tua­ción de ele­va­da con­flic­ti­vi­dad y re­pre­sión que es­to an­ti­ci­pa, no du­ra­ría mu­cho tiem­po en un país que lle­va años de­bi­li­ta­do. “Aun­que pue­den rea­li­zar ese pro­ce­so Cons­ti­tu­yen­te a pun­ta de re­pre­sión, el pro­ble­ma es cuán­to pue­da du­rar en vis­ta de la le­gi­ti­mi­dad que no tie­nen en dis­tin­tos ám­bi­tos de la vi­da na­cio­nal y an­te el mun­do. Yo creo que eso no es sos­te­ni­ble. Es muy di­fí­cil go­ber­nar con una opi­nión to­tal­men­te en con­tra, y mu­cho me­nos in­ten­tar re­fun­dar a una na­ción de esa for­ma”.

Agre­gó que un ele­men­to que tam­bién po­dría ju­gar­le en con­tra al go­bierno en ese ca­so, es una cre­cien­te rup­tu­ra de la iz­quier­da, evi­den­te en las crí­ti­cas de cha­vis­tas como la fis­cal ge­ne­ral Lui­sa Or­te­ga y el po­li­tó­lo­go Nic­mer Evans, en­tre otros. “La Cons­ti­tu­ción ac­tual ha si­do ven­di­da por ellos como la me­jor he­ren­cia que de­jó Chá­vez, y des­de ese pun­to de vis­ta muy pro­ba­ble­men­te se es­té for­man­do una grie­ta de la cú­pu­la cha­vis­ta res­pec­to a sus ba­ses de apo­yo. Per­fec­ta­men­te po­dría ge­ne­rar ten­sio­nes in­ter­nas”, di­jo Are­nas

Mien­tras que el go­bierno de Ni­co­lás Ma­du­ro se prepara pa­ra ases­tar un nue­vo golpe a la de­mo­cra­cia, las pro­tes­tas si­guen en la au­to­pis­ta Fran­cis­co Fa­jar­do (fo­to).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.