Se­bas­tián ha­lló en la es­pa­da su nue­va vi­da

Su­peró grave ac­ci­den­te de trán­si­to y en so­lo tres me­ses adop­tó la téc­ni­ca de la es­gri­ma pa­ra sa­lir ade­lan­te.

El Colombiano - - DEPORTES - Por LUZ ÉLIDA MO­LI­NA MA­RÍN

El 4 de oc­tu­bre de 2016 no se le ha po­di­do bo­rrar de la me­mo­ria a Se­bas­tián Be­rrío. Ese día, pen­só, iba a ser el úl­ti­mo de su vi­da. Con tan so­lo 22 años y una na­cien­te ca­rre­ra en las ar­tes mar­cia­les mix­tas, es­te pro­fe­sor de equi­ta­ción su­frió un ac­ci­den­te de trán­si­to (mo­to) que lo de­jó 42 días en el hos­pi­tal.

Los mé­di­cos que lo aten­die­ron, le prac­ti­ca­ron cua­tro ci­ru­gías y lo­gra­ron, no so­lo, sal­var­le la vi­da, sino sus pier­nas, aun­que la de­re­cha le que­dó sin mo­vi­li­dad.

Si bien agra­de­ce es­tar vi­vo y te­ner una se­gun­da opor­tu­ni­dad pa­ra con­ti­nuar, su nue­vo ca­mino no ha si­do fá­cil. Afor­tu­na­da­men­te no es­tá so­lo, cuen­ta con su fa­mi­lia y, en especial con su pri­mo An­drés Mu­ri­llo, quien ha si­do cla­ve pa­ra en­con­trar­le un sen­ti­do de­por­ti­vo a su exis­ten­cia.

Mu­ri­llo, es­gri­mis­ta y entrenador de las ca­te­go­rías me­no­res de la Liga An­tio­que­ña de es­te de­por­te, no que­ría que Se­bas­tián que­da­ra re­du­ci­do al en­cie­rro en el que ha­bía caí­do.

No se can­só, tam­po­co, de in­cul­car­le a Se­bas­tián la lu­cha por sus idea­les. Al­gún día lo in­vi­tó a en­tre­nar es­pa­da, ar­ma en la cual hoy es un experto y con la que es­pe­ra que su pri­mo sea con­vier­ta en el me­jor.

Tras re­ci­bir la cer­ti­fi­ca­ción pa­ra po­der com­pe­tir en si­lla de rue­das, am­bos em­pe­za­ron con los en­tre­na­mien­tos.

Se­bas­tián com­pren­dió que el de­por­te po­dría ser el ca­mino pa­ra vol­ver a vi­vir, re­cu­pe­ra­se aními­ca y fí­si­ca­men­te, pues en­con­tró nue­vos sue­ños. Ajus­ta tres me­ses de­di­ca­do a es­te dis­ci­pli­na, que di­ce sen­tir muy cer­ca­na y a la que le ha tomado ca­ri­ño.

Así en me­dio de las te­ra­pias y los con­tro­les mé­di­cos, es­te jo­ven de 23 años, quien tie­ne pen­dien­te otra ci­ru­gía, sa­ca tiem­po pa­ra en­tre­nar en Car­men de El Vi­bo­ral, don­de re­si­de y via­jar, dos ve­ces a la se­ma­na, a Me­de­llín pa­ra prac­ti­car con los es­gri­mis­tas de la Liga, quie­nes lo han arro­pa­do y han he­cho sen­tir como en

ca­sa. “Ellos me di­cen que el en­tre­na­mien­to les sir­ve por­que au­men­tan la agi­li­dad. Igual, me han brin­da­do gran aco­gi­do. Eso me ha fa­ci­li­ta­do la evo­lu­ción en la téc­ni­ca pa­ra com­pe­tir”, di­ce.

Por el mo­men­to, es el pri­me­ro y úni­co de­por­tis­ta de es­gri­ma en si­lla de rue­das

en An­tio­quia y por ello sus com­ba­tes de pre­pa­ra­ción los ha­ce con su pri­mo o con atle­tas con­ven­cio­na­les, quie­nes se sien­tan en una si­lla pa­ra es­tar a la par.

An­drés, por su parte, se de­cla­ra sor­pren­di­do por el ni­vel que tie­ne Se­bas­tián, pues a pe­sar de lle­var tan po­co tiem­po, lo ha he­cho muy bien. Prue­ba de ello, es que ya su­mó su pri­me­ra medalla re­pre­sen­tan­do al De­par­ta­men­to, du­ran­te el fin de se­ma­na pa­sa­do en Bo­go­tá, don­de se reali­zó el Ter­cer Es­ca­la­fón Na­cio­nal y el pri­me­ro en si­lla de rue­das.

An­tes de ini­ciar la com­pe­ten­cia los téc­ni­cos pai­sas le ma­ni­fes­ta­ron que si era eli­mi­na­do en la pri­me­ra ron­da no se des­ani­ma­ra, pe­ro Se­bas­tián te­nía al­go más en su men­te y aun­que per­dió el pri­mer com­ba­te, más por los ner­vios que por la téc­ni­ca, no desis­tió en lo­grar su ob­je­ti­vo.

Al fi­nal de la ron­da de gru­pos su­mó cin­co vic­to­rias y una de­rro­ta, ocu­pan­do el pri­mer pues­to. Lue­go su­peró las fa­ses de cuar­tos de fi­nal y se­mi­fi­nal pa­ra lle­gar al com­ba­te por el oro, ca­yen­do an­te Jeis­son Men­die­ta, de Cal­das, ac­tual cam­peón na­cio­nal.

To­da una ha­za­ña re­com­pen­sa­da con su pri­me­ra medalla pa­ra quien ya pien­sa en co­sas más gran­des. El se­lec­ti­vo, a ce­le­brar­se en Ca­li, des­de el 21 de es­te mes, le per­mi­ti­rá lu­char por un lo­gro ma­yor: in­te­grar la Se­lec­ción Co­lom­bia

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.