Aten­ta­do en Me­de­llín por ven­gan­za

Los ata­ques en Me­de­llín y Urabá es­ta­rían re­la­cio­na­dos con es­te gru­po, aun­que en el ca­so de la ca­pi­tal pai­sa se ana­li­zan dos hi­pó­te­sis más.

El Colombiano - - PORTADA - Por NEL­SON MAT­TA CO­LO­RA­DO

La hi­pó­te­sis más fuer­te en­tre las au­to­ri­da­des es que de­trás del ata­que a una pa­tru­lla po­li­cial en el co­rre­gi­mien­to San Cris­tó­bal es­tá la ban­da cri­mi­nal “los Ura­be­ños”. La po­si­ble cau­sa se­ría un ope­ra­ti­vo don­de mu­rió un ca­be­ci­lla.

Una ven­gan­za de la or­ga­ni­za­ción “los Ura­be­ños” es la prin­ci­pal hi­pó­te­sis de las tres que ma­ne­jan las au­to­ri­da­des, so­bre el ata­que con un ex­plo­si­vo que de­jó dos po­li­cías he­ri­dos en el co­rre­gi­mien­to San Cris­tó­bal, de Me­de­llín.

Ocurrió a las 9:20 p.m. del pa­sa­do miér­co­les, en la ve­re­da El Pajarito, cuan­do los pa­tru­lle­ros Henry To­bón Agu­de­lo y Juan Car­los Garzón Ro­drí­guez sa­lie­ron a aten­der un lla­ma­do a la Lí­nea 123, que ad­ver­tía so­bre la pre­sen­cia de tra­fi­can­tes de dro­ga en una es­qui­na.

En el tra­yec­to, se­gún la in­for­ma­ción pre­li­mi­nar, les arro­ja­ron un ar­te­fac­to ex­plo­si­vo den­tro de la pa­tru­lla, una ca­mio­ne­ta Dus­ter, que que­dó in­ci­ne­ra­da tras el es­ta­lli­do. Los uni­for­ma­dos so­bre­vi­vie­ron, pe­ro Garzón per­dió una pier­na y To­bón que­dó con la mano iz­quier­da frac­tu­ra­da y es­quir­las por to­das par­tes.

“Quien ha­ce es­to es un co­bar­de. Ya se ac­ti­vó una bur­bu­ja de In­te­li­gen­cia por los or­ga­nis­mos de se­gu­ri­dad, hay mu­chas hi­pó­te­sis, to­da­vía no se pue­de des­car­tar nin­gu­na”, di­jo el al­cal­de Fe­de­ri­co Gu­tié­rrez, y anun­ció una re­com­pen­sa de $50 mi­llo­nes por in­for­ma­ción.

EL CO­LOM­BIANO con­ver­só con in­ves­ti­ga­do­res de la Po­li­cía y Fis­ca­lía, que ha­bla­ron ba­jo re­ser­va de iden­ti­dad por tra­tar­se de in­da­ga­cio­nes en cur­so, acer­ca de los po­si­bles au­to­res del ata­que. Las sos­pe­chas re­caen so­bre “los Ura­be­ños” (tam­bién lla­ma­dos “Clan del Gol­fo”), las ban­das lo­ca­les que ac­túan en San Cris­tó­bal y la gue­rri­lla del Eln.

La ven­gan­za

El pa­sa­do mar­tes, un co­man­do de la Po­li­cía alla­nó una fin­ca en el co­rre­gi­mien­to Gua­dual, del mu­ni­ci­pio de Ar­bo­le­tes. Allí es­ta­ba Ul­dar Car­do­na Rue­da, alias “Pa­bli­to”, uno de los pre­sun­tos ca­be­ci­llas de “los Ura­be­ños” en Cór­do­ba, Ba­jo Cau­ca y Me­ta, ce­le­bran­do el cum­plea­ños de su hi­jo.

Hu­bo un en­fren­ta­mien­to con el ani­llo de se­gu­ri­dad y mu­rie­ron Car­do­na y tres miem­bros de su es­col­ta per­so­nal; otros tres que­da­ron le­sio­na­dos y fue­ron cap­tu­ra­dos.

“Por fuen­tes nos en­te­ra­mos que pos­te­rior a la muer­te de ‘Pa­bli­to’ sa­lió la or­den de aten­tar con­tra la Po­li­cía”, pre­ci­só uno de los in­ves­ti­ga­do­res.

La re­ta­lia­ción, se­gún es­ta teo­ría, co­men­zó la no­che del miér­co­les, con el aten­ta­do en Me­de­llín, y con­ti­nuó en la tar-

de de ayer en el mu­ni­ci­pio de Ca­re­pa. Los pa­tru­lle­ros Car­los López Gómez y Adrián Gómez Al­man­za re­co­rrían el ba­rrio Gai­tán a bor­do de su mo­to, cuan­do si­ca­rios motorizados les dis­pa­ra­ron por la es­pal­da.

Fa­lle­ció López, quien era pa­dre de tres hi­jos y oriun­do de Co­ro­zal (Su­cre), mien­tras que Gómez se sal­vó con una he­ri­da en el pó­mu­lo de­re­cho.

“El ca­so de Me­de­llín es­tá ba­jo in­ves­ti­ga­ción, pe­ro en el de Ca­re­pa sa­be­mos que fue el ‘Clan del Gol­fo’, por la muer­te de ‘Pa­bli­to’”, in­di­có el ge­ne­ral Car­los Ro­drí­guez, co­man­dan­te de la Re­gión N°6 de Po­li­cía. Aña­dió que es­te año han si­do da­dos de aba­ti­dos 9 miem­bros de ese gru­po, in­clui­dos ca­be­ci­llas co­mo “Ra­mi­ro Bi­go­tes” y “Co­bra 2”, mien­tras 120 fue­ron de­te­ni­dos.

Dos ho­ras des­pués del epi­so­dio en Ca­re­pa, la ban­da ma­tó a otro uni­for­ma­do, es­ta vez en el ba­rrio Pra­do, de Chi­go­ro­dó. El subin­ten­den­te El­kin Eche­verry López re­ci­bió un dis­pa­ro en la ca­be­za cuan­do es­col­ta­ba un ca­mión de ga­seo­sas de una em­pre­sa ame­na­za­da por la fac­ción; su com­pa­ñe­ro, el pa­tru­lle­ro Wil­der Ba­rrios Martínez, sa­lió he­ri­do con un ti­ro en la in­gle.

El plan pis­to­la, co­mo re­ta­lia­ción con­tra las ba­jas de sus in­te­gran­tes es una con­duc­ta que “los Ura­be­ños” vie­nen apli­can­do des­de ha­ce años (ver el re­cua­dro).

En el Va­lle de Abu­rrá, esa es­truc­tu­ra cuen­ta con gru­pos alia­dos en los sec­to­res pe­ri­fé­ri­cos, que le pres­tan sus ser­vi­cios de­lic­ti­vos ca­da vez que se re­quie­ran (ver el ma­pa). Un ejem­plo de es­to su­ce­dió el 1 de abril de 2016, cuan­do “los Ura­be­ños” im­pu­sie­ron un paro ar­ma­do na­cio­nal y al­gu­nos com­bos de Me­de­llín, co­mo “Li­mo­nar 1”, “Ba­rrio Bol­sa” y “Al­ta­vis­ta”, co­me­tie­ron ac­tos te­rro­ris­tas en la ca­pi­tal an­tio­que­ña, que in­clu­ye­ron cie­rres obli­ga­dos al co­mer­cio, pa­rá­li­sis de las ru­tas de bu­ses y la in­ci­ne­ra­ción de un vehícu­lo ali­men­ta­dor del Me­tro­plús.

Si­tua­ción en San Cris­tó­bal

En el co­rre­gi­mien­to San Cris­tó­bal hay in­fluen­cia de ban­das que ope­ran en alian­za con “los Ura­be­ños”, pa­ra ase­gu­rar un co­rre­dor es­tra­té­gi­co que co­nec­ta a Me­de­llín con las re­gio­nes de Oc­ci­den­te y Urabá.

Se­gún la Po­li­cía y la Fis­ca­lía, tam­bién ac­túan nue­ve com­bos lo­ca­les que sir­ven a la “Odín Ro­ble­do” (Or­ga­ni­za­ción De­lin­cuen­cial In­te­gra­da al Nar­co­trá­fi­co), a la “Odín Pi­ca­cho” y a otras ban­das de la co­mu­na 13, es de­cir, a fac­cio­nes del mar­gen oc­ci­den­tal del río Me­de­llín que pre­ten­den ex­ten­der sus re­des ha­cia las áreas se­mi­ru­ra­les de la ciu­dad.

“Por el ti­po de aten­ta­do, con una gra­na­da, po­dría ser la ‘Odín Ro­ble­do’, por­que la Po­li­cía ac­túa con­tra ellos”, se­ña­ló Clau­dia Ca­rras­qui­lla, di­rec­to­ra de Fis­ca­lías de Me­de­llín.

La pre­sen­cia de es­tas ban­das tie­ne en as­cuas a la gen­te de San Cris­tó­bal, pues se de­di­can al trá­fi­co de es­tu­pe­fa­cien­tes, des­pla­za­mien­tos for­za­dos y ase­si­na­tos. Se­gún la Se­cre­ta­ría de Se­gu­ri­dad de la Al­cal­día, es­te año han ocu­rri­do 16 ho-

mi­ci­dios, ubi­can­do al co­rre­gi­mien­to co­mo la ter­ce­ra zo­na más vio­len­ta de la me­tró­po­li; la se­gun­da es su ve­ci­na, la co­mu­na de Ro­ble­do, con 17 ca­sos, y el lis­ta­do lo en­ca­be­za Can­de­la­ria (el Cen­tro), con 23.

La se­gun­da hi­pó­te­sis del aten­ta­do en San Cris­tó­bal apun­ta a que fue co­me­ti­do por al­guno de es­tos gru­pos lo­ca­les, qui­zá pa­ra con­tra­rres­tar al­gún ope­ra­ti­vo. El ca­so más re­cien­te ocurrió el pa­sa­do 17 de fe­bre­ro en la co­mu­na 8, cuan­do el pa­tru­lle­ro Juan Car­los He­rre­ra Lon­do­ño mu­rió en me­dio de un tiroteo en­tre los com­bos “la Li­ber­tad” y “San An­to­nio”.

Otras pis­tas

La hi­pó­te­sis con me­nor fuer­za, pe­ro que no se des­car­ta, es que el au­tor fue el Eln, gue­rri­lla que en el úl­ti­mo mes in­cre­men­tó su ac­cio­nar de­lic­ti­vo y ase­si­nó uni­for­ma­dos en Cau­ca y Nor­te de San­tan­der.

El lunes pa­sa­do arres­ta­ron en el mu­ni­ci­pio de So­pe­trán a Eduin Lon­do­ño Aran­go (“Al­bei­ro” o “Chis­pas”), su­pues­to coor­di­na­dor de mi­li­cias del Eln en el Oc­ci­den­te. Por­ta­ba gran can­ti­dad de ex­plo­si­vos y, se­gún el in­for­me de la Fis­ca­lía, “ha­bía si­do de­sig­na­do pa­ra ma­te­ria­li­zar una ac­ción te­rro­ris­ta en Me­de­llín”.

El ge­ne­ral Ro­drí­guez ma­ni­fes­tó que sus uni­da­des ya es­ta­ban aler­ta­das y que se im­po­nen me­di­das de au­to­cui­da­do, que no de­ta­lló por ra­zo­nes de se­gu­ri­dad. Di­jo que “los ban­di­dos creen que así nos van a fre­nar, pe­ro no lo con­se­gui­rán, las in­ves­ti­ga­cio­nes si­guen avan­zan­do”

FO­TO COR­TE­SÍA

Así que­dó la pa­tru­lla de la Po­li­cía, lue­go del ata­que con un ex­plo­si­vo en la ve­re­da Pajarito de San Cris­tó­bal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.