Kim Jong-un de­nun­cia plan de CIA

El Colombiano - - PORTADA - Por DA­NIEL ARMIROLA R.

El ré­gi­men nor­co­reano ha­bla de un com­plot pa­ra ase­si­nar­lo. Ana­lis­tas no lo des­car­tan, pe­ro ex­pli­can el be­ne­fi­cio de la ame­na­za ex­ter­na.

Se­ña­lan­do pla­nes pa­ra ase­si­nar a Kim, el ré­gi­men se be­ne­fi­cia de un es­ta­do de ame­na­za pa­ra unir fi­las an­te el “lí­der su­pre­mo”.

“Se­ría muy apro­pia­do re­unir­me con Kim Jong-un. Yo lo ha­ría. Se­ría pa­ra mí un ho­nor co­no­cer­lo”. DO­NALD TRUMP Pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos

Co­rea del Nor­te vol­vió al te­rreno de los se­ña­la­mien­tos con­tra Es­ta­dos Uni­dos y sus alia­dos en el No­res­te Asiá­ti­co, al afir­mar que frus­tró una tra­ma de la Agen­cia Cen­tral de In­te­li­gen­cia (CIA) pa­ra ase­si­nar al “lí­der su­pre­mo”, Kim Jong-un.

“Un es­pan­to­so gru­po de te­rro­ris­tas fue en­via­do por el ser­vi­cio se­cre­to sur­co­reano, cons­pi­ran­do jun­to a la CIA, pa­ra ase­si­nar al lí­der su­pre­mo me­dian­te una sus­tan­cia bio­quí­mi­ca”, in­di­có el mi­nis­te­rio de Se­gu­ri­dad del Es­ta­do en un co­mu­ni­ca­do ci­ta­do por la pren­sa del ré­gi­men.

“Ase­si­nar con sus­tan­cias quí­mi­cas que in­clu­yen sus­tan­cias ra­diac­ti­vas y na­no­sus­tan­cias ve­ne­no­sas es el me­jor mé­to­do, pues no re­quie­re acer­car­se al ob­je­ti­vo, y sus efec­tos le­ta­les apa­re­ce­rán des­pués de seis me­ses”, agre­gó.

El ré­gi­men afir­ma que en con­cre­to, un es­pía lla­ma­do Kim —uno de los nom­bres más co­mu­nes en las dos Co­reas—, fue con­tra­ta­do en 2014 por la in­te­li­gen­cia sur­co­rea­na pa­ra rea­li­zar la mi­sión se­cre­ta y que pa­ra tal fin se le en­tre­gó una su­ma de 240.000 dó­la­res. El ob­je­ti­vo era ata­car al dic­ta­dor en cual­quier ac­to pú­bli­co.

Sin ofre­cer más de­ta­lles, Co­rea del Nor­te afir­ma que “la cons­pi­ra­ción fue des­cu­bier­ta y aplas­ta­da re­cien­te­men­te”.

Una con­ve­nien­te ten­sión

Mien­tras que pa­re­ce im­pro­ba­ble que en un ré­gi­men tan her­mé­ti­co co­mo el nor­co­reano al­guien pue­da acer­car­se al “lí­der su­pre­mo” sin que sea es­cu­dri­ña­do por un apa­ra­to de se­gu­ri­dad pro­pio de di­cha dic­ta­du­ra, ca­be pre­gun­tar si en ese ca­so no se tra­ta­ría de una ma­nio­bra y con qué mo­ti- vo la rea­li­za el ré­gi­men. En diá­lo­go con es­te dia­rio, Ha­san Turk, ma­gís­ter en Cien­cia Política de la Uni­ver­si­dad Pon­ti­fi­cia Bo­li­va­ria­na e in­ter­na­cio­na­lis­ta, ex­pli­có las cau­sas.

“Esas ma­nio­bras sir­ven pa­ra man­te­ner la unión na­cio­nal y así ‘pro­te­ger al lí­der’, y no es ex­clu­si­vo de Co­rea del Nor­te, sino que ha ocu­rri­do en otros lu­ga­res co­mo Irán y Cu­ba. No quie­re de­cir que la CIA no ten­ga la in­ten­ción. Pe­ro cuan­do hay una ten­sión co­mo la ac­tual en Co­rea es­tas de­nun­cias ayu­dan a uni­fi­car fi­las en torno al dic­ta­dor”, di­jo.

¿A quién be­ne­fi­cia más el es­ta­do ac­tual de ten­sio­nes? Pa­ra Turk, “el be­ne­fi­cia­do es el ré­gi­men nor­co­reano, an­te un Es­ta­dos Uni­dos al que no le con­vie­ne pro­fun­di­zar un nue­vo fren­te mien­tras que com­ba­te al te­rror en Me­dio Orien­te y se ve en otra es­pe­cie de gue­rra fría con Ru­sia. Oba­ma lo­gra­ba más cre­di­bi­li­dad mun­dial sien­do más prag­má­ti­co, mien­tras que a Trump le po­dría sa­lir ca­ra su aser­ti­vi­dad si, co­mo mu­chos te­men, no tie­ne real­men­te una es­tra­te­gia a lar­go pla­zo”

FOTO AFP

Es muy co­mún la alu­sión del ré­gi­men nor­co­reano a cons­pi­ra­cio­nes pla­nea­das con­tra el país des­de el ex­te­rior.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.