Las de Efe Gómez son le­tras vi­vas y muy crí­ti­cas

El Colombiano - - TENDENCIAS - Por JOHN SALDARRIAGA

Hoy se ce­le­bran 150 años del na­ci­mien­to del au­tor de Gua­ya­bo ne­gro, mo­derno y uni­ver­sal. ¿Sus obras si­guen vi­gen­tes?

Se­rá por­que cos­tum­bre sue­na a co­sa re­pe­ti­da y vie­ja, co­mo una lá­pi­da les cae a cier­tos es­cri­to­res el ró­tu­lo de cos­tum­bris­tas y ter­mi­na por se­pul­tar­los. Eso jus­ta­men­te le su­ce­de a Efe Gómez, el na­rra­dor de quien hoy se ce­le­bran 150 años de na­ci­mien­to. Y esa lá­pi­da, a él por lo me­nos, le cae de ma­ne­ra in­jus­ta.

Na­ci­do en Fre­do­nia el 6 de ma­yo de 1867, su nom­bre es Fran­cis­co Gómez. Se for­mó en Me­de­llín has­ta ha­cer­se per­so­na ilus­tra­da y uni­ver­sal, con lec­tu­ras de obras clá­si­cas y con­tem­po­rá­neas del mun­do, co­mo Arthur Scho­pen­hauer y Fre­drich Nitzs­che. Fue crí­ti­co de la so­cie­dad an­tio­que­ña.

Es el au­tor de El Za­ra­tus­tra mai­ce­ro, uno de sus cuen­tos más im­por­tan­tes, lo cual da cuen­ta de las lec­tu­ras del se­gun­do de esos dos fi­ló­so­fos ale­ma­nes. “Que no se crea que Efe Gómez fue un vie­ji­to pai­sa que can­ta­ba a las cos­tum­bres so­lo por­que fue­ran an­tio­que­ñas”, con­fir­ma el pe­rio­dis­ta y es­cri­tor Juan Jo­sé Gar­cía Po­sa­da, quien, por cier­to, cree que Gómez es, al igual que Ca­rras­qui­lla, uno de los pi­la­res de la li­te­ra­tu­ra co­lom­bia­na de prin­ci­pios del si­glo vein­te.

“Sin em­bar­go, en su es­pí­ri­tu era opues­to al au­tor de La Mar­que­sa de Yo­lom­bó: mien­tras Ca­rras­qui­lla te­nía la vi­sión op­ti­mis­ta de la exis­ten­cia, Gómez la te­nía pe­si­mis­ta”. Y es­te ta­lan­te que­dó re­fle­ja­do, por su­pues­to, en sus obras, col­ma­das de sen­ti-

mien­tos trá­gi­cos de la vi­da.

So­bre ese caos flo­ta­ba un do­lor de ca­be­za.

Un do­lor de ca­be­za au­tó­no­mo.

Lue­go, den­tro de esa ne­bu­lo­sa de do­lor, pe­ro con ne­xos ape­nas per­cep­ti­bles en ella, co­men­zó a es­bo­zar­se la per­so­na­li­dad cons­cien­te de Pe­dro Za­ba­la.

¿Era aque­llo un do­lor enor­me a que él, Pe­dro Za­ba­la, iba un­ci­do, del cual su ser fluía: o, al con­tra­rio, to­do ese do­lor, to­da esa an­gus­tia, to­da esa tor­tu­ra in­for­me ema­na­ban de él, pro­ce­dían de él?

Es­tas son las pri­me­ras lí­neas de su cuen­to más ce­le­bra­do: Gua­ya­bo ne­gro. Una pie­za li­te­ra­ria del rea­lis­mo so­cial co­lom­biano. La his­to­ria de un cri­men ab­sur­do. El pro­ta­go­nis­ta, ali­co­ra­do y en­lo­que­ci­do, ase­si­na a su me­jor ami­go. Des­de en­ton­ces, su vi­da se con­vier­te en un du­ro ca­mino ha­cia la re­den­ción y la bús­que­da de per­dón.

Juan Jo­sé cree que la con­di­ción de mi­ne­ro —Efe Gómez fue in­ge­nie­ro, egre­sa­do de la Es­cue­la de Mi­nas de Me­de­llín—, es­pe­cial­men­te en las mi­nas de El Zan­cu­do, en Ti­ti­ri­bí, in­flu­yó pa­ra que el fre­do­ni­ta for­ja­ra la ca­pa­ci­dad de in­ter­nar­se en los “so­ca­vo­nes del al­ma an­tio­que­ña”. La ex­plo­ra­ción del es­pí­ri­tu hu­mano, de los sen­ti­mien­tos y las emo­cio­nes es ca­rac­te­rís­ti­ca de la li­te­ra­tu­ra mo­der­na; no de la cos­tum­bris­ta.

Es­cri­tor mo­derno

“En los re­la­tos de Efe Gómez hay una re­vo­lu­ción li­te­ra­ria pa­ra ins­ta­lar­nos en la mo­der­ni­dad. La mo­der­ni­dad que sa­bía co­no­cer y re­la­cio­nar­se con el mun­do. Él y es­cri­to­res co­mo To­más Ca­rras­qui­lla y Fran­cis­co de Pau­la Ren­dón de­rri­ba­ron las me­di­das de la tie­rra y los te­rri­to­rios en los que mu­chos in­sis­ten ex­tra­ña­men­te to­da­vía en ins­ta­lar­los”, co­men­ta el es­cri­tor y pro­fe­sor de li­te­ra­tu­ra Óscar Gon­zá­lez Her­nán­dez.

Gon­zá­lez di­ce que de la na­tu­ra­le­za, de su ma­te­ria mis­te­rio­sa que lo fas­ci­na­ba, Efe Gómez ex­traía el ma­te­rial pa­ra cons­truir sus re­la­tos.

Des­ta­ca su vi­sión del mun­do, por­que no se que­da­ba so­me­ti­do al me­dio en el que es­ta­ba, sino que bus­ca­ba re­la­cio­nar­se con otras reali­da­des, pa­ra de re­la­tar con una mi­ra­da del mun­do más di­men­sio­na­da. Era un lec­tor au­tén­ti­co de los con­flic­tos so­cia­les

FOTO CORTESÍA BAN­CO DE LA RE­PÚ­BLI­CA

Re­tra­to de Efe Gómez, por el ar­tis­ta Pe­dro Nel Gómez, 1934. Óleo so­bre lien­zo. 161,1 x 90 cm.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.