Co­chi­se (iz­quier­da) mar­có el ca­mino en el Gi­ro de Ita­lia.

Con el li­de­ra­to de Ga­vi­ria en el Gi­ro, se re­me­mo­ra la ges­ta de Mar­tín Emi­lio en Ita­lia.

El Colombiano - - PORTADA - Por JHEYNER A. DU­RAN­GO HUR­TA­DO

Mien­tras en­tre­na­ban juntos, Fer­nan­do Ga­vi­ria - hoy lí­der del Gi­ro de Ita­lia tras ga­nar al es­print la eta­pa 3 en Ca­glia­ri- le de­cía al ex­co­rre­dor Mar­tín Emi­lio Co­chi­se Ro­drí­guez que se es­for­za­ba pa­ra ha­cer his­to­ria co­mo él.

Dos años des­pués de ese en­cuen­tro, Mar­tín Emi­lio con­fie­sa que le han caí­do lá­gri­mas de fe­li­ci­dad al ver que el jo­ven ci­clis­ta es­tá con­si­guien­do lo que se pro­pu­so.

Los pe­da­la­zos de Ro­drí­guez fue­ron tan im­po­nen­tes que lo im­pro­ba­ble, así co­mo acon­te­ce aho­ra con Ga­vi­ria, lo hi­zo real. El 3 de ju­lio de 1973 se con­vir­tió en el pri­mer co­rre­dor co­lom­biano en con­quis­tar una eta­pa en el Gi­ro (15°).

Hoy, a sus 75 años, Co­chi­se afir­ma que Ga­vi­ria le ha­ce re­me­mo­rar sus me­jo­res épo­cas y, ade­más, que es un cla­ro ejem­plo de que en el país tam­bién pue­den sur­gir gran­des ve­lo­cis­tas.

¿Por qué Ga­vi­ria le ha­ce re­cor­dar tiem­pos de an­tes?

“Por­que vi­ví mo­men­tos gra­tos con triun­fos en te­rre­nos don­de de­cían que los co­lom­bia­nos no po­día­mos fi­gu­rar. Abrí puer­tas al de­mos­trar que los ve­lo­cis­tas sí éra­mos ca­pa­ces de triun­far en gran­des ca­rre­ras. Y él ra­ti­fi­ca que es­te país no so­lo pro­du­ce tre­pa­do­res. La cla­ve es pen­sar en gran­de”.

¿Fer­nan­do se ase­me­ja a lo que era us­ted?

“Es ma­lo ha­cer com­pa­ra­cio­nes. Eran otros tiem­pos, otra tec­no­lo­gía y en gran par­te so­mos di­fe­ren­tes. Coin­ci­di­mos en que sa­li­mos de la pis­ta, en la que am­bos fui­mos cam­peo­nes mun­dia­les. Pe­ro en la ru­ta, él es el au­tén­ti­co es­prin- ter, mien­tras que yo, que era gre­ga­rio, ga­na­ba las eta­pas en fu­ga. Si él subie­ra un po­co me­jor se­ría un ci­clis­ta com­ple­to”.

¿Eso es lo que le ha­ce fal­ta a Ga­vi­ria, de­fen­der­se en las eta­pas de mon­ta­ña?

“Su­bir es su de­bi­li­dad, pe­ro pue­de me­jo­rar, ya que po­see una men­ta­li­dad fuer­te y su bio­ti­po lo fa­vo­re­ce. Así ten­drá más chan­ces en com­pe­ten­cias lar­gas. Yo tam­po­co era buen escalador, pe­ro me pu­se en la ta­rea de pre­pa­rar­me más, pues en el des­cen­so, y gra­cias a la des­tre­za que ad­qui­rí en la pis­ta, re­cu­pe­ra­ba el tiem­po que ce­día en los as­cen­sos, así ga­né 4 vuel­tas a Co­lom­bia”.

¿La pis­ta es uno de los se­cre­tos pa­ra fi­gu­rar en la ru­ta?

“Ab­so­lu­ta­men­te, da ha­bi­li­dad, re­fle­jos, ve­lo­ci­dad, rit­mo. A Ga­vi­ria, su pa­dre Her­nan­do, su gran guía, lo lle­va­ba, des­de La Ce­ja, dos ve­ces a en­tre­nar al ve­ló­dro­mo de Me­de­llín. Y vea los re­sul­ta­dos”.

En oca­sio­nes se le vio ha­blan­do con Ga­vi­ria, so­bre to­do en el equi­po Col­de­por­tes-Ze­nú, ¿qué con­se­jos le da­ba?

“Que tu­vie­ra con­fian­za en lo que ha­cía, que no se de­ses­pe­ra­ra, pues tar­de o tem­prano re­co­ge­ría los fru­tos. Tam­bién le ex­pre­sa­ba a su pa­dre que si­guie­ra con esa pa­cien­cia y pa­sión en sa­car ade­lan­te no so­lo a su hi­jo, sino tam­bién a más promesas de es­te de­por­te”.

¿Qué men­sa­je le envía aho­ra?

“Que con­ti­núe con esa men­ta­li­dad ga­na­do­ra, con esas ga­nas, sa­cri­fi­cio y dis­ci­pli­na, ya que tie­ne mu­chos años pa­ra agran­dar su pal­ma­rés y dar­le ale­grías a Co­lom­bia, so­bre to­do en las clá­si­cas”

FO­TO JU­LIO CÉ­SAR HE­RRE­RA

1. Mar­tín Emi­lio y Fer­nan­do Ga­vi­ria, dos hom­bres que han en­gran­de­ci­do el nom­bre de Co­lom­bia gra­cias al ciclismo. 2. Co­chi­se y su pri­me­ra vic­to­ria en el Gi­ro de Ita­lia (la se­gun­da fue en 1975). 3. Am­bos en un due­lo de ve­lo­ci­dad en el ve­ló­dro­mo de Me­de­llín.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.