¿Quién ga­na en la de­ci­sión de lle­var los to­ros a ur­nas?

La Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal or­de­nó a la Al­cal­día de Bo­go­tá reanu­dar la con­sul­ta tau­ri­na, en fa­llo que re­abre la lar­ga dispu­ta so­bre el futuro de las co­rri­das.

El Colombiano - - ACTUALIDAD - Por JU­LIÁN AMOROCHO BE­CE­RRA

La ba­ta­lla ju­di­cial por el futuro de las co­rri­das de to­ros to­mó nue­va fuer­za ayer, des­pués que la Cor­te Cons­ti­tu­cio­nal or­de­na­ra al al­cal­de de Bo­go­tá, En­ri­que Pe­ña­lo­sa, reanu­dar el pro­ce­so de con­sul­ta po­pu­lar pa­ra de­fi­nir el futuro de es­ta prác­ti­ca, en un fa­llo que ten­dría al­can­ces na­cio­na­les, pe­ro que abre va­rias in­quie­tu­des.

En pri­mer lu­gar hay que en­fa­ti­zar que lo dic­ta­do por los ma­gis­tra­dos tie­ne efec­tos ca­si in­me­dia­tos, pues le da un tér­mino de 48 ho­ras a la Al­cal­día, una vez se no­ti­fi­que de la sen­ten­cia, pa­ra ini­ciar to­dos los trá­mi­tes co­rres­pon­dien­tes a la con­sul­ta tau­ri­na.

Sin em­bar­go, en el me­diano y lar­go pla­zo, ten­drá va­rios efec­tos a ni­vel nacional:

1 LOS AL­CAN­CES ABARCARÍAN A TO­DO EL PAÍS

Pa­ra la abo­ga­da Ma­ría Cristina Gó­mez, ex­per­ta en te­mas de de­re­cho cons­ti­tu­cio­nal, es­te fa­llo dic­ta­ría un pre­ce­den­te de tal for­ma que abri­ría las puer­tas pa­ra que se pue­dan im­pul­sar es­te mis­mo ti­po de con­sul­tas en otras ciu­da­des. Al re­cor­dar que has­ta la fe­cha, las co­rri­das de to­ros de­pen­den de ca­da mu­ni­ci­pio.

To­man­do en cuen­ta que el al­to tri­bu­nal le ha­bía da­do pla­zo de dos años al Con­gre­so pa­ra que le­gis­la­ra al res­pec­to, la ju­ris­ta ase­gu­ró que “hay va­rios precedentes en el que la Cor­te or­de­na y el le­gis­la­ti­vo no obe­de­ce; en­ton­ces es­ta sen­ten­cia le da la opor­tu­ni­dad de lle­var el de­ba­te a la gen­te de for­ma di­rec­ta”, con­si­de­ró.

Al res­pec­to, Eduar­do Pe­ña, vo­ce­ro de la or­ga­ni­za­ción Ani­mal De­fen­ders In­ter­na­tio- nal, ADI, y miem­bro de la coa­li­ción “Co­lom­bia sin toreo”, ma­ni­fes­tó que por aho­ra los es­fuer­zos es­tán con­cen­tra­dos en Bo­go­tá, pe­ro hay va­rios fren­tes pa­ra ad­he­rir a to­do el país a la dis­cu­sión.

2 SE OBLI­GA­RÍA A AHON­DAR SO­BRE LA MA­TE­RIA

La po­lé­mi­ca con las co­rri­das han vi­vi­do un cru­ce de fa­llos en los que un tri­bu­nal con­tra­di­ce a otro. Por ejem­plo, es­te fa­llo de la Cor­te deja sin pi­so uno del Con­se­jo de Es­ta­do en 2015 que im­pe­día la con­sul­ta po­pu­lar en el tema de las co­rri­das de to­ros, ar­gu­men­tan­do que los de­re­chos de las mi­no­rías no po­dían ser res­trin­gi­dos por las ma­yo­rías, más tra­tán­do­se de un de­ba­te so­bre lo que es o no cul­tu­ral.

Por ello, an­te tan­to cru­ce de con­cep­tos, lo ló­gi­co, a jui­cio de Gó­mez, es que el más re­cien­te fa­llo “obli­gue” por fin a ahon­dar en es­te tema.

3 EXIS­TEN NOR­MAS QUE SE CRU­ZAN CON LA COR­TE

Es­tá la po­si­bi­li­dad de que la vía po­pu­lar no sea la más ade­cua­da pa­ra di­ri­mir un tema en el que se cru­zan con­cep­tos des­de to­dos los án­gu­los.

Así lo aru­men­tó Emi­li­ano Sie­rra, di­rec­tor eje­cu­ti­vo de la Aso­cia­ción pro De­fen­sa de la Fies­ta Bra­va, Aso­tau­ro: “No con­si­de­ro que la con­sul­ta sea la vía ade­cua­da pa­ra que se de­fi­na la con­ti­nui­dad o no de es­tos es­pec­tácu­los y me­nos en una con­sul­ta muy per­mea­da por la pro­pa­gan­da. Que le den los dos años al Con­gre­so pa­ra que le­gis­le en ese sen­ti­do”.

Aun­que se de­cla­ró res­pe­tuo­so de las de­ci­sio­nes de las au­to­ri­da­des, ma­ni­fes­tó que has­ta que no ha­ya un fa­llo de­fi­ni­ti­vo, con­ti­nua­rán con sus la­bo­res de pro­mo­ción de la lla­ma­da “fies­ta bra­va”.

Va­le ano­tar que, aun­que en la con­sul­ta po­pu­lar se va­li­de o prohi­ba el toreo, hay otras le­yes que to­can es­te tema, co­mo las de pro­tec­ción ani­mal y las referentes a pa­tri­mo­nio cul­tu-

ral, en don­de aún no hay un pi­so só­li­do al res­pec­to.

4 CON­TRA­DIC­CIO­NES EN LO QUE TIE­NE LA LEY

El al­can­ce del re­sul­ta­do de una even­tual con­sul­ta po­pu­lar so­bre la tau­ro­ma­quia deja la in­cer­ti­dum­bre de lo que pue­de pa­sar en ca­so tal que el re­sul­ta­do que se con­si­ga en las ur­nas no va­ya en la mis­ma di­rec­ción de lo que de­ci­da el Con­gre­so so­bre el tema en los pró­xi­mos dos años.

Asi­mis­mo, va­le re­cor­dar que exis­te un Re­gla­men­to Tau­rino con­sa­gra­do en la Ley 916 del 2004, que po­dría en­trar en con­tra­dic­ción con fu­tu­ras de­ci­sio­nes po­pu­la­res.

Ade­más, en cur­so del Con­gre­so se en­cuen­tra en cur­so un pro­yec­to de Ley ra­di­ca­do por el mi­nis­tro del In­te­rior, Juan Fer­nan­do Cris­to, que prohi­bi­ría del to­das las ac­ti­vi­da­des re­la­cio­na­das con la li­dia de los to­ros.

Pa­se lo que pa­se en el cor­to pla­zo, Pe­ña, co­mo par­te del co­lec­ti­vo que im­pul­sa la abo­li­ción com­ple­ta de la ac­ti­vi­dad tau­ri­na, sos­tu­vo que bus­ca­rán rea­li­zar la con­sul­ta al tiem­po que la pri­me­ra vuel­ta pre­si­den­cial, en 2018, de tal for­ma que ten­ga la ma­yor co­ber­tu­ra po­si­ble por el me­nor gas­to po­si­ble pa­ra el Es­ta­do

FO­TO

La rea­li­za­ción de las co­rri­das de to­ros que­dó fi­nal­men­te en ma­nos de la gen­te, en un año en que las temporadas tau­ri­nas de Bo­go­tá y Me­de­llín han es­ta­do mar­ca­das por las pro­tes­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.