En El Po­bla­do un bar se adue­ñó del es­pa­cio pú­bli­co

El Colombiano - - METRO - Por MALALA

Có­mo les pa­re­ce que un ba­rres­tau­ran­te en El Po­bla­do es­tá ha­cien­do uso de un es­pa­cio pú­bli­co pa­ra mon­tar sus me­sas y si­llas, ven­der li­cor, y po­ner mú­si­ca has­ta las 2: 00 de la ma­dru­ga­da. Los re­si­den­tes de la zo­na, bas­tan­te mo­les­tos, me con­tac­ta­ron pa­ra po­ner en evi­den­cia el ca­so que, si no se con­tro­la a tiem­po, po­dría re­pe­tir­se con otros ne­go­cios del sec­tor.

Se tra­ta de 37 Park, ubi­ca­do en­tre las ca­rre­ras 36 y 37, por don­de ba­ja la que­bra­da La Pre­si­den­ta. Las zo­nas ver­des de es­te sec­tor es­tán sien­do apro­ve­cha­das co­mer­cial­men­te por el bar, que aún no cuen­ta con el per­mi­so pa­ra ha­cer­lo, por­que es­tá en trá­mi­te con la agen­cia APP de Me­de­llín, en­ti­dad en­car­ga­da de otor­gar las li­cen­cias de apro­ve­cha­mien­to de es­pa­cio pú­bli­co.

Una ciu­da­da­na y lí­der co­mu­ni­ta­ria, quien me pi­dió no re­ve­lar su nom­bre por­que ha si­do ame­na­za­da por de­nun­ciar es­te y otros asun­tos en El Po­bla­do, me di­jo que el rui­do que ha­cen los es­ta­ble­ci­mien­tos en es­te sec­tor —no so­lo 37 Park— son tan fuer­tes que no ha po­di­do dor­mir. Te­me que es­te se con­vier­ta en un nue­vo Par­que Lle­ras, sin im­por­tar que exis­tan zo­nas re­si­den­cia­les ale­da­ñas a los co­mer­cios.

Jo­sé Fer­nan­do Ál­va­rez, coor­di­na­dor de la Me­sa Am­bien­tal de El Po­bla­do, me con­tó que in­clu­so va­rios ne­go­cios si­mi­la­res al bar en cues­tión ya le han pre­gun­tan­do si pue­den ha­cer lo mis­mo. Él me di­jo, preo­cu­pa­do, que no en­tien­de có­mo la Al­cal­día no le po­ne control a es­to, por­que se va a des­en­ca­de­nar un des­or­den tre­men­do.

“El si­tio no tie­ne per­mi­so, es ile­gal el apro­ve­cha­mien­to que es­tán ha­cien­do. Ni si­quie­ra es­tán pa­gan­do por el uso de las zo­nas ver­des cer­ca a la que­bra­da”, me ex­pre­só alar­ma­do Jo­sé Fer­nan­do.

El 37 Park tra­ba­jan de la mano con la Red Cul­tu­ral de

El Po­bla­do pa­ra desa­rro­llar even­tos en su es­ta­ble­ci­mien­to, pe­ro An­drés Ga­leano, su ad­mi­nis­tra­dor, nie­ga que el es­ta­ble­ci­mien­to ha­ga es­cán­da­lo y que se es­té apro­pian­do del es­pa­cio pú­bli­co.

In­clu­so, di­ce, pu­sie­ron un avi­so en el que in­for­man que la gen­te se pue­de sen­tar en los tron­cos de fue­ra del es­ta­ble­ci­mien­to sin ne­ce­si­dad de con­su­mir na­da.

Pie­dad Es­co­bar, ciu­da­da­na y lí­der de la zo­na, di­ce que eso no da pie pa­ra que los ne­go­cios se adue­ñen de las áreas ver­des de Me­de­llín sin que se re­gu­le la si­tua­ción.

Jo­sé Gi­ral­do, pro­fe­sio­nal de la agen­cia APP, me ex­pli­có que se­gún el de­cre­to mu­ni­ci­pal 2148 de 2015, los es­ta­ble­ci­mien­tos pue­den so­li­ci­tar apro­ve­cha­mien­to de es­pa­cios pú­bli­cos y, si cum­plen con las con­di­cio­nes, se les otor­ga la li­cen­cia, pe­ro de­ben pa­gar una re­tri­bu­ción eco­nó­mi­ca.

“En el ca­so del 37 Park, el pro­ce­so es­tá en trá­mi­te, por lo cual aún no pue­de ha­cer uso de otras zo­nas dis­tin­tas al lo­cal que le co­rres­pon­de”, me acla­ró Gi­ral­do.

Por eso, que­do a la es­pe­ra de que las au­to­ri­da­des re­me­dien es­ta si­tua­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.