Más rey que nun­ca

Con un con­tun­den­te 4-1 so­bre Cha­pe­co­en­se, Na­cio­nal con­quis­tó su sép­ti­mo tro­feo in­ter­na­cio­nal al ga­nar la Re­co­pa. Bro­che de oro a sus 70 años

El Colombiano - - PORTADA - JUAN AN­TO­NIO SÁN­CHEZ

Un par de mi­nu­tos bas­ta­ron para que Day­ro Mo­reno desata­ra la eu­fo­ria en el es­ta­dio Ata­na­sio Gi­rar­dot tras igua­lar la se­rie 2-2, des­pués de un pa­se mi­li­mé­tri­co de Mac­nelly To­rres. El 1-0 fue el co­mien­zo de otra ges­ta his­tó­ri­ca para Na­cio­nal y el fút­bol co­lom­biano, que se que­dó por pri­me­ra vez con el tí­tu­lo de la Re­co­pa al ven­cer 41 al Cha­pe­co­en­se.

La no­ve­na ano­ta­ción de Day­ro con la ca­mi­se­ta ver­de sir­vió para que el con­jun­to an­tio­que­ño se to­ma­ra con­fian­za y a los 31 mi­nu­tos, An­drés Ibar­güen, con el 2-0 ter­mi­na­ra con la ilu­sión de Cha­pe­co­en­se de por los me­nos ju­gar los tiem­pos su­ple­men­ta­rios. Fue la ano­ta­ción 14 de Ibar­güen con el club pai­sa.

En el se­gun­do tiem­po Cha­pe­co­en­se sa­lió a bus­car igua­lar la se­rie, pe­ro en el ins­tan­te que más cer­ca es­tu­vo apa­re­ció Alexis Hen­rí­quez para sa­car el ba­lón de la raya y de­mos­trar que el festejo ver­de na­die lo iba a em­pa­ñar.

Tras esos sus­tos ini­cia­les del club vi­si­tan­te, al mi­nu­to 67 Ibar­güen se in­ven­tó un des­bor-

de por iz­quier­da, cen­tró el ba­lón, ca­be­ceó Ar­ley Ro­drí­guez y Day­ro Mo­reno pu­so el 3-0 para que la tribuna em­pe­za­ra la fies­ta to­tal: cán­ti­cos, pól­vo­ra con­tro­la­da en las afue­ras del es­ta­dio, la ola iba y ve­nía.

El dé­ci­mo tan­to del de­lan­te­ro de Chi­co­ral (To­li­ma) con­fir­mó, una vez más, que su po­si­ción es la de cen­tro­de­lan­te­ro y que allí es la que da los me­jo­res re­sul­ta­dos.

Pe­ro fal­ta­ba una ano­ta­ción más, la que lo­gró An­drés Ibar­güen, que no se que­ría que­dar atrás del do­ble­te de Day­ro y tam­bién re­pi­tió, a los 80’ para el cuar­to tan­to del lo­cal.

Cha­pe­co­en­se des­con­tó por in­ter­me­dio de Tú­lio De Me­lo, quien re­ci­bió aplau­sos de la tribuna, a los 83.

Con el 4-1 (5-3 en el glo­bal) Na­cio­nal se con­fir­mó co­mo el rey de co­pas tras ajus­tar su sép­ti­mo tí­tu­lo con­ti­nen­tal. Mien- tras que el téc­ni­co Rei­nal­do Rue­da, con cin­co cam­peo­na­tos, que­dó a uno de Juan Car­los Oso­rio, el en­tre­na­dor más ga­na­dor en la his­to­ria del club.

Por eso, en la ce­le­bra­ción vol­vie­ron las lá­gri­mas de fe­li­ci­dad, los abra­zos por la la­bor cum­pli­da, por­que des­pués de 70 años de his­to­ria, Na­cio­nal ob­tu­vo la Re­co­pa que, para ju­gar­la, pri­me­ro hay que ser cam­peón de una Co­pa Li­ber­ta­do­res o una Su­r­ame­ri­ca­na. En 1990 lo in­ten­tó y fa­lló, pe­ro en el fút­bol, co­mo en la vi­da, siem­pre hay oportunidades para la revancha.

Es­ta con­quis­ta le da un im­pul­so a Na­cio­nal, tam­bién en la ac­tual edi­ción de la Co­pa Li­ber­ta­do­res, en la que de­be­rá ven­cer al Bo­ta­fo­go en Bra­sil el pró­xi­mo 18 de mayo y ha­cer lo mis­mo con el Barcelona, el 25, para te­ner la op­ción de avan­zar a los oc­ta­vos de fi­nal

FO­TO

Day­ro Mo­reno y An­drés Ibar­güen, au­to­res de los cua­tro tan­tos ano­che, fue­ron las fi­gu­ras del triun­fo, que le per­mi­tió al equi­po ver­de an­tio­que­ño vi­vir es­te nue­vo mo­men­to de ale­gría con su hin­cha­da, en el es­ta­dio Ata­na­sio Gi­rar­dot.

FO­TO

El festejo de la can­cha, con los go­les y la ac­tua­ción de An­drés Ibar­güen, se ex­ten­dió lue­go a la ca­lle con el re­co­rri­do de los hin­chas ce­le­bran­do el nue­vo ga­lar­dón ver­de.

FO­TO JUAN A. SÁN­CHEZ

El equi­po bra­si­le­ño ter­mi­nó aplau­di­do. Has­ta en el gol que mar­có es­cu­chó aplau­sos.

FO­TO JUAN A. SÁN­CHEZ

Al­do Leao Ra­mí­rez y el sa­lu­do con un ju­ga­dor de Cha­pe­co­en­se.

FO­TO JUAN A. SÁN­CHEZ

Una de las ce­le­bra­cio­nes de la no­che. Los fes­te­jos em­pe­za­ron muy rá­pi­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.