¿Qué es lo que le pi­den los cho­coa­nos al Go­bierno?

La so­cie­dad ci­vil se or­ga­ni­zó y pre­sen­tó un plie­go de pe­ti­cio­nes que es­tá eje­cu­tán­do­se des­de agos­to del año pa­sa­do. Al­gu­nos acuer­dos es­tán en es­truc­tu­ra­ción.

El Colombiano - - PORTADA - Por: MA­RÍA VIC­TO­RIA CO­RREA

La mo­vi­li­za­ción de ayer por las ca­lles de Quib­dó se reali­zó de ma­ne­ra pa­cí­fi­ca. Du­ran­te el día es­tu­vie­ron el co­mer­cio y las es­cue­las ce­rra­das. La pro­tes­ta es in­de­fi­ni­da. La so­cie­dad ci­vil pre­sen­tó un plie­go de pe­ti­cio­nes des­de agos­to del año pa­sa­do que pun­tua­li­za in­ver­sio­nes en in- fraes­truc­tu­ra, edu­ca­ción, sa­lud y ser­vi­cios pú­bli­cos, en­tre otras, pe­ro ape­nas es­tá en eje­cu­ción. EL CO­LOM­BIANO lo com­pa­ró en di­fe­ren­tes cam- pos con los avan­ces. Tras el ini­cio del nue­vo pa­ro sal­ta la pre­gun­ta: ¿ha cum­pli­do el Go­bierno a los cho­coa­nos?

El 24 de agos­to de 2016, jus­to ha­ce ocho me­ses, los lí­de­res del Mo­vi­mien­to Cí­vi­co de Cho­có ter­mi­na­ron una semana de pa­ro y se le­va­ron de la me­sa de diá­lo­go en me­dio de aplau­sos. En ocho días lo­gra­ron que el Go­bierno fir­ma­ra un plie­go de pe­ti­cio­nes y em­pe­za­ron el pro­ce­so de im­ple­men­ta­ción.

Ayer, y cual fo­to­gra­fía, los cho­coa­nos sa­lie­ron nue­va­men­te a las ca­lles, con las mis­mas pe­ti­cio­nes: ter­mi­nar la vía Me­de­llín-Quib­dó, lo­grar la elec­tri­fi­ca­ción ru­ral y te­ner un hos­pi­tal de ter­cer ni­vel (ver re­cua­dros). ¿Por qué? ¿Qué pa­só con la eje­cu­ción de los acuer­dos? y en úl­ti­mas, ¿para qué sir­ven las pro­tes­tas?

Lo pri­me­ro que hay que se­ña­lar es que el Go­bierno de­sig­nó a 25 fun­cio­na­rios para que es­tu­vie­ran al fren­te de la eje­cu­ción de los acuer­dos y que mu­chas de las pro­me­sas aún es­tán en sus fa­ses ini­cia­les de es­truc­tu­ra­ción, de es­tu­dios y di­se­ños o de con­sul­tas pre­vias.

Sin em­bar­go, de to­do el plie­go, el in­cum­pli­mien­to que más in­co­mo­da es la fal­ta de re­cur­sos para ter­mi­nar la vía Me­de­llín- Quib­dó, por ser un sue­ño apla­za­do des­de ha­ce más de 20 años. Así lo di­jo Jor­ge Salgado, lí­der del pa­ro, quien in­di­có que si se hu­bie­ran gi­ra­do los 720.000 mi­llo­nes que ha­cen fal­ta, la co­mu­ni­dad es­ta­ría con­ten­ta.

Luis Al­fon­so Es­co­bar, ge­ren­te del Plan Paz­cí­fi­co, di­jo que la ciu­da­da­nía tie­ne de­re­cho a pro­tes­tar cuan­do lo crea con­ve­nien­te, “pe­ro cree­mos que he­mos avan­za­do”. Y da co­mo ejem­plo los es­tu­dios y di­se­ños de la vía Áni­mas-Nu­quí. Fren­te a los re­cur­sos de la vía a Me­de­llín, di­jo que ha­ce fal­ta un adi­cio­nal de la re­for­ma tri­bu­ta­ria y que es­pe­ra se con­cre­te en dos me­ses.

El mi­nis­tro de Am­bien­te, Luis Gilberto Murillo y el viceministro de Re­la­cio­nes po­lí­ti­cas, Gui­ller­mo Ri­ve­ra; quie­nes fun­gen co­mo ple­ni­po­ten­cia­rios del Go­bierno, a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do pu­bli­ca­do en abril de es­te año, des­ta­ca­ron que des­de sep­tiem­bre se con­for­ma­ron 9 sub­co­mi­sio­nes de tra­ba­jo, in­te­gra­das por los tres ni­ve­les de go­bierno y miem­bros del Co­mi­té, “con el ob­je­ti­vo de fa­ci­li­tar el cum­pli­mien­to de los com­pro­mi­sos, se han desa­rro­lla­do 60 reunio­nes de tra­ba­jo con im­por­tan­tes avan­ces”.

Co­sa muy dis­tin­ta pien­sa, Di­lon Mar­tí­nez, se­cre­ta­rio del Co­mi­té Cí­vi­co por la Sal­va- ción, quien ex­pli­có que para ellos no ha ha­bi­do vo­lun­tad po­lí­ti­ca de con­cre­tar al­gu­nas pro­pues­tas y se­ña­lan que hay un avan­ce, en los com­pro­mi­sos, de un 5 por cien­to.

Otras visiones de la mar­cha

Pau­la Mo­reno, ex­mi­nis­tra y pre­si­den­te de la Fun­da­ción Ma­nos Vi­si­bles, la cual tra­ba­ja en pro del Pa­cí­fi­co, di­jo que los pa­ros se vol­vie­ron cí­cli­cos de­bi­do a que, se­gún ella, el Go­bierno no se ha con­cen­tra­do en aten­der los te­mas bá­si­cos co­mo ga­ran­ti­zar­les a las co­mu­ni­da­des el ser­vi­cio de agua y ener­gía. “La gen­te lle­ga a un pun­to de de­ses­pe­ra­ción y las mar­chas sir­ven para ha­cer ca­tar­sis co­lec­ti­va”, di­jo.

Jaime Aro­cha, doc­tor en An­tro­po­lo­gía de la universidad de Co­lum­bia de Nue­va York, ex­pli­có que los cho­coa­nos de­ben va­lo­rar la reivin­di­ca­ción que ellos mis­mos han he­cho de la re­gión a tra­vés de la con­for­ma­ción de un mo­vi­mien­to cí­vi­co, ya que “es una ma­ne­ra en la que con­si­guen vi­si­bi­li­zar sus pro­ble­má­ti­cas”.

Car­los Charry, doc­tor en So­cio­lo­gía y profesor de Cien­cias Hu­ma­nas de la Uni­ver­si- dad del Ro­sa­rio, ex­pli­có que se pue­de leer co­mo un lo­gro que la so­cie­dad ci­vil es­te or­ga­ni­za­da en Cho­có, a tra­vés de di­fe­ren­tes es­tra­te­gias de mo­vi­li­za­ción y, con es­to, con­si­guió cap­tar la aten­ción de los me­dios de co­mu­ni­ca­ción y del mis­mo Es­ta­do, con quien ya con­cer­tó un acuer­do de ac­cio­nes para el me­jo­ra­mien­to de las de­te­rio­ra­das con­di­cio­nes de vi­da.

“Es per­fec­ta­men­te le­gí­ti­mo que es­te gru­po de in­te­rés sal­ga a ma­ni­fes­tar­se a las ca­lles para que se cum­pla con lo pac­ta­do, es de­cir, con el acuer­do, el cual de­be ser vis­to co­mo un lo­gro par­cial”.

En ese sen­ti­do, des­ta­có el aca­dé­mi­co, que so­lo el tiem­po di­rá si, fi­nal­men­te, los que se ma­ni­fes­ta­ron tu­vie­ron éxito, ya que an­te el aban­dono es­ta­tal que his­tó­ri­ca­men­te han pa­de­ci­do los ha­bi­tan­tes de es­ta re­gión, “que se or­ga­ni­cen es una ini­cia­ti­va po­si­ti­va por­que lo­gra atraer la aten­ción de los go­bier­nos con el fin de lle­gar a con­cer­tar par­te de la po­lí­ti­ca pú­bli­ca. Es­to es par­te esen­cial del fun­cio­na­mien­to de las de­mo­cra­cias mo­der­nas”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.