Quib­dó quie­re que es­te sea el úl­ti­mo pa­ro de su his­to­ria

Una mar­cha que reunió a to­dos los sec­to­res y pa­ra­li­zó la ciu­dad dio ini­cio a la mo­vi­li­za­ción que, se es­pe­ra, pon­ga los ojos del Go­bierno na­cio­nal en el Cho­có.

El Colombiano - - TEMA DEL DÍA - Por MA­RIA­NA ES­CO­BAR ROLDÁN En­via­da es­pe­cial, Quib­dó

Cuan­do en Quib­dó anun­cian pa­ro cí­vi­co, la ru­ti­na de la ca­pi­tal cho­coa­na se frac­tu­ra sin cer­te­za de có­mo y por cuán­to. Seis dé­ca­das de una lu­cha que so­lo cam­bia de fe­cha y pro­ta­go­nis­tas le han ser­vi­do a la po­bla­ción para sa­ber que an­te el cie­rre in­de­fi­ni­do del co­mer­cio, las es­cue­las, el trans­por­te, los hos­pi­ta­les y has­ta las 13 pa­rro­quias, no hay más op­ción que an­ti­ci­par­se.

Es­ta vez, po­co an­tes del ini­cio de la mo­vi­li­za­ción —el mar­tes en la no­che— al acos­tum­bra­do vai­vén de mo­to­ci­cle­tas en el cen­tro del mu­ni­ci­pio se su­mó el caos en mer­ca­dos y ga­so­li­ne­ras.

Fer­nelly Ortiz quien ya per­dió la cuen­ta de cuán­tos pa­ros ha vis­to en Quib­dó, li­dia­ba con una fi­la de dos cua­dras de quie­nes a úl­ti­mo mo­men­to que­rían tan­quear sus vehícu­los o re­ser­var com­bus­ti­ble en bol­sas y ta­rros im­pro­vi­sa­dos.

“To­dos quie­ren te­ner con­tin­gen­cia. No sa­be­mos has­ta cuán­do va a du­rar es­to y si se va a po­ner gra­ve, por eso el pa­tio y los al­re­de­do­res es­tán lle­nos”, di­jo el em­plea­do de la bom­ba Ser­vi­cen­tro, que aun­que no guar­da es­pe­ran­zas en que otra mar­cha lo­gre po­ner los ojos del Go­bierno en el Cho­có, se que­da­rá en ca­sa los días en que la so­cie­dad ci­vil man­ten­ga el ce­se de ac­ti­vi­da­des.

En­tre­tan­to, los prin­ci­pa­les miem­bros del Co­mi­té Cí­vi­co por la Sal­va­ción y la Dig­ni­dad del Cho­có, el gru­po de lí­de­res so­cia­les que lla­ma­ron al pa­ro, se reunían en la se­de de un sin­di­ca­to para ul­ti­mar de­ta­lles de la que lla­man su “ba­ta­lla fi­nal”: que no per­mi­ti­rían a los par­ti­dos po­lí­ti­cos bus­car pro­ta­go­nis­mo en la mo­vi­li­za­ción, que el co­mer­cio se man­te­nía fir­me en su cie­rre, que el Es­mad (Es­cua­drón Mó­vil An­ti­dis­tur­bios) es­ta­ba acuar­te­la­do y que a la mar­cha, po­co des­pués, lle­ga­rían sin di­vi­sio­nes.

Los in­dig­na­dos

Des­de el Par­que Ma­nuel Mos­que­ra Gar­cés, en el cen­tro de Quib­dó, par­tió ayer con pan­car­tas y aren­gas un río ver­de, ama­ri­llo y azul (los co­lo­res de la ban­de­ra cho­coa­na). Lí­de­res so­cia­les, es­tu­dian­tes, maes­tros, trans­por­ta­do­res, co­mer­cian­tes e in­dig­na­dos mar­cha­ron con­tra el Go­bierno Na­cio­nal, con el Atra­to de fon­do.

Seis ca­ra­va­nas, ca­da una con su vo­cea­dor y su lis­ta de con­sig­nas, de­tu­vie­ron has­ta pa­sa­do el me­dio­día el rit­mo del mu­ni­ci­pio. En las ven­ta­nas de las ca­sas que­da­ron ape­nas unos po­cos cu­rio­sos, y en los ne­go­cios y se­des ad­mi­nis­tra­ti­vas, uno que otro que in­cum­plió la pe­ti­ción del Co­mi­té: Quib­dó se pa­ra­li­za, por lo me­nos, miér­co­les y jue­ves; el fin de semana re­abre por el Día de la Ma­dre, y el lu­nes, si el Go­bierno no ha cum­pli­do con las pro­me­sas que le hi­zo al Cho­có el año pa­sa­do (ver no­ta anterior), el pa­ro con­ti­núa.

Du­ran­te más de cua­tro ho­ras se hi­cie­ron sen­tir los ale­ga­tos por los cos­tos e in­ter­mi­ten­cias del ser­vi­cio de ener­gía, por la des­co­nec­ción con el res­to del país, por la fal­ta de un acue­duc­to y de un hos­pi­tal de te­cer ni­vel, por­que no exis­te un ma­pa ac­tua­li­za­do del de­par­ta­men­to, “por la in­di­fe­ren­cia del Go­bierno an­te lo que cree que es so­lo un pu­ña­do de gen­te mar­chan­do”, de­nun­cia Úr­su­la Hol­zap­fel, una mi­sio­ne­ra laica ale­ma­na que ate­rri­zó en Cho­có ha­ce 36 años y quien des­de en­ton­ces, di­ce, so­lo ha vis­to el re­tro­ce­so de es­ta tie­rra.

“Cuan­do lle­gué, el río Atra­to es­ta­ba vi­vo, aho­ra las dra­gas de mi­ne­ría es­tán en nues­tras na­ri­ces. Las co­mu­ni­da­des te­nían su pes­ca­do, sus hue­vos, no su­frían de ham­bre, y aho­ra te­ne­mos que lle­var­les to­do des­de el cen­tro. La vio­len­cia vino de afue­ra, se exa­cer­bó y se em­pe­ci­nó en sa­car a la gen­te del te­rri­to­rio”, arre­me­te la mi­sio­ne­ra, quien es­pe­ra que es­te pa­ro sea el úl­ti­mo.

Lo mis­mo quie­re Mir­la Valencia, de la Red De­par­ta­men­tal de Mu­je­res Cho­coa­nas. Para ella, “dis­pues­ta a ir has­ta el fi­nal de es­te pa­ro”, la dis­cri­mi­na­ción y la me­dio­cri­dad es­ta­tal es­tán de­trás de una cri­sis que afec­ta a to­dos, sin ex­cep­ción. “So­mos no­so­tras y son nues­tros hi­jos los que no con­ta­mos con un sis­te­ma de co­mu­ni­ca­ción vial o acuá­ti­co que nos sa­que de acá y que de­be­mos es­pe­rar me­ses o via­jar a Me­de­llín para un exa­men mé­di­co o una ci­ta con es­pe­cia­lis­ta, por­que nues­tro hos­pi­tal es pre­ca­rio”, afir­ma.

To­dos se unie­ron

La in­dig­na­ción to­có tam­bién a los ven­de­do­res, que aun­que en el pa­ro cí­vi­co de agos­to del año pa­sa­do re­ta­ron a los ma­ni­fes­tan­tes de­jan­do sus ne­go­cios abier­tos, es­ta vez se unie­ron a las pe­ti­cio­nes. Na­bor Gi­ral­do, due­ño de Mer­ca­mes, el su­per­mer­ca­do en el que las Farc pu­sie­ron una bom­ba en fe­bre­ro de 2014 y por la que fa­lle­ció su hi­ja San­dra Li­lia­na, cuen­ta que al­re­de­dor de 3.000 co­mer­cian­tes de­tu­vie­ron las ven­tas y que, si es ne­ce­sa­rio y pe­se a las pér­di­das, la próxima semana es­tán dis­pues­tos a lo mis­mo has­ta que el Go­bierno res­pon­da por las sú­pli­cas del Cho­có.

Y es que el fu­tu­ro de es­te ac­to de re­sis­ten­cia si­gue sien-

do in­cier­to. En la tar­de de ayer, Di­lon Mar­tí­nez, lí­der del Co­mi­té Cí­vi­co por la Sal­va­ción y la Dig­ni­dad del Cho­có, di­jo que el vi­ce­pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca, el ge­ne­ral re­ti­ra­do Ós­car Na­ran­jo, lo lla­mó para ofre­cer­le una reunión hoy en Quib­dó, y en la que se con­for­ma­ría una nue­va co­mi­sión para la ne­go­cia­ción con el Go­bierno, es­ta vez li­de­ra­da por el se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Pre­si­den­cia, Al­fon­so Pra­da.

Para Mar­tí­nez, la lla­ma­da, e in­clu­so el en­cuen­tro, no implican re­tro­ce­der en los pe­di­dos del Co­mi­té, a me­nos de que el Go­bierno cum­pla con lo pac­ta­do. Se­gún él, es aven­tu­ra­do dar un es­ti­ma­do so­bre cuán­to es­ta­rá Quib­dó en ce­se, pe­ro “du­re lo que du­re, cues­te lo que cues­te, si lu­cha­mos co­mo cho­coa­nos, es­ta lu­cha la ga­na­mos”, ex­pre­só, ha­cien­do re­fe­ren­cia a una con­sig­na que ayer, hoy y por tiem­po in­de­fi­ni­do se es­cu­cha­rá en es­ta ca­pi­tal

“Du­re lo que du­re, cues­te lo que cues­te, si lu­cha­mos co­mo cho­coa­nos, es­ta lu­cha la ga­na­mos” DI­LON MAR­TÍ­NEZ Lí­der del Co­mi­té por la Sal­va­ción y Dig­ni­dad de Cho­có.

FOTOS EL MURCY

Los lí­de­res or­ga­ni­za­do­res de la mar­cha di­cen que lo­gra­ron el apo­yo de mi­les de per­so­nas, en­tre las que es­ta­ban co­mer­cian­tes, trans­por­ta­do­res, es­tu­dian­tes y cam­pe­si­nos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.