CON­VEN­CIÓN DEL PCD

El Colombiano - - OPINIÓN - Por JUAN GÓ­MEZ MAR­TÍ­NEZ re­dac­cion@el­co­lom­biano.com.co

Por su­pues­to que asis­tí a la Con­ven­ción del Par­ti­do Cen­tro De­mo­crá­ti­co. Era la gran opor­tu­ni­dad para co­no­cer las pro­pues­tas de los pre­can­di­da­tos y la­men­tar que, por esas co­sas de una jus­ti­cia po­li­ti­za­da, dos de ellos es­tu­vie­ran au­sen­tes.

¿Cuál de los pre­can­di­da­tos fue el me­jor? To­dos fue­ron me­jo­res, to­dos hi­cie­ron plan­tea­mien­tos de gran im­por­tan­cia y to­dos sa­ben que van a en­con­trar un país en las peo­res con­di­cio­nes. Hay que ha­cer el sa­cri­fi­cio que sea por Co­lom­bia y por el fu­tu­ro tan in­cier­to en es­tos mo­men­tos de de­bi­li­dad, de en­tre­ga, de co­rrup­ción, de in­ca­pa­ci­dad y de men­ti­ras.

Van a re­ci­bir un país en­deu­da­do “co­mo nu­ca an­tes”. Van a te­ner que cam­biar el do­cu­men­to de la en­tre­ga ver­gon­zo­sa a los vio­len­tos, a quie­nes han aten­ta­do con­tra la ju­ven­tud del mun­do con la dro­ga mal­di­ta. Van a te­ner que cam­biar para que el desar­me sea una reali­dad y no una bur­la es­con­di­da en las fo­sas re­ga­das por to­do el te­rri­to­rio co­lom­biano. Van a te­ner que de­fen­der la pro­pie­dad pri­va­da con­tra la ex­pro­pia­ción ca­mu­fla­da con las men­ti­ras de Juan­pa (co­mo le gus­ta que le di­ga­mos). Van a te­ner que cam­biar el com­pro­mi­so de vein­te emi­so­ras FM para lle­nar de te­la­ra­ñas la con­cien­cia del cam­pe­si­na­do.

Los pre­can­di­da­tos mos­tra­ron coin­ci­den­cias al que­rer re­cu­pe­rar la in­de­pen­den­cia de un Congreso arro­di­lla­do y su­mi­so que en­tre­gó sus fun­cio­nes a cam­bio de dá­di­vas y pro­me­sas para las pró­xi­mas elec­cio­nes. Un Congreso que per­dió la ini­cia­ti­va para pre­sen­tar pro­yec­tos y que acep­tó no po­der ni si­quie­ra mo­di­fi­car los pre­sen­ta­dos por el Eje­cu­ti­vo des­pres­ti­gia­do con un 17 % de fa­vo­ra­bi­li­dad. Es que esa fa­vo­ra­bi­li­dad no pue­de ser ma­yor con tan­ta fal­se­dad a la que nos es­tá acos­tum­bran­do y con un ci­nis­mo “nun­ca vis­to”. Se atre­ve a pe­dir­le a Ma­du­ro que res­pe­te la Cons­ti­tu­ción de Ve­ne­zue­la cuan­do él, Juan­pa (co­mo le gus- ta que le di­ga­mos), ig­no­ró el man­da­to del pue­blo que vo­tó en con­tra de la en­tre­ga de la pa­tria a la sub­ver­sión. El vo­to fue un man­da­to de acuer­do con la Cons­ti­tu­ción co­lom­bia­na que él, sin nin­gún reato de con­cien­cia, co­sa que no co­no­ce, ne­gó ese man­da­to del pue­blo.

El que lle­gue a la pre­si­den­cia por una gran coa­li­ción de vo­tan­tes por el no y otros mu­chos des­con­ten­tos, ten­drá que ha­cer in­men­sos sa­cri­fi­cios e in­vi­tar al pue­blo co­lom­biano que tam­bién se tie­ne que com­pro­me­ter con su sa­cri­fi­cio per­so­nal para en­de­re­zar el rum­bo equivocado e in­cier­to por el que nos con­du­jo es­te ma­ri­ne­ro frus­tra­do.

Los pre­can­di­da­tos sa­ben y es­tán pre­pa­ra­dos para fre­nar la bu­ro­cra­cia crea­da para con­se­guir el apo­yo de los otros po­de­res pú­bli­cos. Cón­su­les, em­ba­ja­do­res, co­mi­sio­nes, ase­so­res y tan­tas crea­cio­nes bu­ro­crá­ti­cas para bus­car ad­he­sio­nes a sus desa­cier­tos. Sa­ben que tie­nen que fre­nar el ex­ce­si­vo gas­to pú­bli­co de un go­bierno de­rro­cha­dor. El sa­cri­fi­cio per­so­nal de quien sal­ga ele­gi­do se­rá in­men­so, pe­ro el país se lo agra­de­ce­rá.

La pre­sen­cia del ex­pro­cu­ra­dor Ale­jan­dro Or­dó­ñez y del ex­vi­ce­pre­si­den­te An­ge­lino Gar

zón sig­ni­fi­ca que, sin im­por­tar gru­pos o par­ti­dos, la unión de los in­con­for­mes y de los rea­lis­tas ob­ser­va­do­res de la si­tua­ción de Co­lom­bia es una ne­ce­si­dad para el fu­tu­ro de la Pa­tria.

La unión de un pue­blo gol­pea­do y en­ga­ña­do sal­va­rá a Co­lom­bia

El sa­cri­fi­cio per­so­nal de quien sal­ga ele­gi­do se­rá in­men­so, pe­ro el país se lo agra­de­ce­rá.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.