La paz co­mo vi­sión de ne­go­cio pa­ra em­pre­sa­rios

Apar­te de sos­te­ni­bi­li­dad, las em­pre­sas tam­bién re­ci­ben in­cen­ti­vos por apos­tar­le a un nue­vo país. Ya in­clu­so se pue­de me­dir esa con­tri­bu­ción.

El Colombiano - - ACTUALIDAD - Por RI­CAR­DO MONSALVE GA­VI­RIA FA­BIÁN RI­VAS

Hay di­fe­ren­tes ma­ne­ras pa­ra que los em­pre­sa­rios del país vean la paz co­mo una opor­tu­ni­dad de ne­go­cio.

En mu­chas par­tes, y des­de que hay pro­ce­sos de re­in­te­gra­ción a la vi­da ci­vil, los ex­com­ba­tien­tes, que al­gu­na vez per­te­ne­cie­ron a un gru­po ar­ma­do ile­gal, han lo­gra­do en­trar a di­fe­ren­tes com­pa­ñías que le apues­tan a una se­gun­da opor­tu­ni­dad pa­ra es­tas per­so­nas. Por otro la­do, tam­bién son nu­me­ro­sas las aso­cia­cio­nes que na­cen en zo­nas don­de el con­flic­to no tu­vo pie­dad con las co­mu­ni­da­des, pe­ro que con el es­fuer­zo han lo­gra­do cons­ti­tuir­se y cons­truir un fu­tu­ro di­fe­ren­te pa­ra las víc­ti­mas.

In­cen­ti­var y pre­miar es­tas em­pre­sas re­sul­ta ne­ce­sa­rio pa­ra po­der con­ti­nuar con una cons­truc­ción de paz y es por eso que ya hay des­de he­rra­mien­tas que ayu­dan a me­dir esa par­ti­ci­pa­ción, has­ta pre­mios que mo­ti­van a mul­ti­na­cio­na­les o aso­cia­cio­nes que apro­ve­chan es­tas opor­tu­ni­da­des de ne­go­cio.

Me­di­ción del apor­te a la paz

La Fun­da­ción Ideas pa­ra la Paz y la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Bogotá pre­sen­ta­ron Em­paz, una he­rra­mien­ta con la que los em­pre­sa­rios pue­den me­dir su apor­te a la paz.

Se­gún ex­pli­can los pro­mo­to­res de es­ta pla­ta­for­ma, Em­paz, a par­tir de seis lí­neas de aná­li­sis: ges­tión es­tra­té­gi­ca pa­ra la paz, re­con­ci­lia­ción y con­vi­ven­cia, ca­pi­tal hu­mano, ins­ti­tu­cio­na­li­dad y par­ti­ci­pa­ción, desa­rro­llo so­cio­eco­nó­mi­co in­clu­si­vo y sos­te­ni­bi­li­dad am­bien­tal, rea­li­za re­co­men­da­cio­nes prác­ti­cas pa­ra ca­da uno de los mo­de­los de ne­go­cio.

Lo pri­me­ro es que la or­ga­ni-

za­ción que de­ci­da co­no­cer y me­jo­rar su im­pac­to en la cons­truc­ción de paz, de­be so­li­ci­tar­le a Em­paz un aná­li­sis de sus po­lí­ti­cas y prác­ti­cas in­ter­nas, es­to se ha­ce a tra­vés de un for­mu­la­rio y de en­tre­vis­tas a di­rec­ti­vos y em­plea­dos.

El re­sul­ta­do es un aná­li­sis con in­di­ca­do­res, pun­ta­jes y re­co­men­da­cio­nes pa­ra la em­pre­sa.

Se­gún un es­tu­dio de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio de Bogotá, el 96 % de los em­pre­sa­rios des­co­no­ce la ma­ne­ra de ma­te­ria­li­zar ideas con ini­cia­ti­vas a fa­vor de la re­con­ci­lia­ción. Por eso, Jor­ge Ma­rio Díaz, vi­ce­pre­si­den­te de Ar­ti­cu­la­ción Pú­bli­co Privada de la Cá­ma­ra de Co­mer­cio, se­ña­ló que “una vez el empresario tie­ne cla­ro qué es­tá ha­cien­do des­de el in­te­rior de su ne­go­cio, la he­rra­mien­ta le ayu­da a de­fi­nir qué ca­mino to­mar pa­ra for­ta­le­cer su tra­ba­jo”.

So­bre es­to, Ma­ría Vic­to­ria Llo­ren­te, di­rec­to­ra Eje­cu­ti­va de Fun­da­ción Ideas pa­ra la Paz, ase­gu­ró que “la paz re­quie­re cla­ri­dad no so­lo so­bre lo que hay que ha­cer, sino en có­mo ha­cer­lo, y eso es lo que ha­ce es­ta he­rra­mien­ta de me­di­ción”.

Pre­mios a las em­pre­sas

No obs­tan­te, in­cen­ti­var ideas que prue­ban que la paz pue­de ser un ne­go­cio sos­te­ni­ble, en Co­lom­bia no es nue­vo.

Ha­ce 10 años, el premio Em­pren­der Paz, ini­cia­ti­va apo­ya­da por la em­ba­ja­da de Sue­cia en Co­lom­bia y por la Fun­da­ción Kon­rad Ade­nauer, en­tre­ga re­co­no­ci­mien­tos a las ini­cia­ti­vas pro­duc­ti­vas pri­va­das que apor­tan a la cons­truc­ción de paz. En es­ta dé­ca­da se han pre­sen­ta­do 468 em­pre­sas y han si­do pre­mia­das o exal­ta- das 36 ini­cia­ti­vas.

“Se han pre­sen­ta­do en to­das par­tes del país, con ex­cep­ción de Guai­nía y San An­drés, de res­to he­mos re­ci­bi­do pos­tu­la­cio­nes de em­pre­sas de los de­más de­par­ta­men­tos. An­tio­quia es uno de los que más ini­cia­ti­vas ha pre­sen­ta­do”, ex­pli­ca Bea­triz Eu­ge­nia Moreno Fuchs, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va Em­pren­der Paz.

Los pre­mios Em­pren­der Paz, que ya se en­cuen­tran en su fa­se de con­vo­ca­to­ria y cu­yas ins­crip­cio­nes cie­rran el pró­xi­mo 8 de ju­nio, le da­rán a la em­pre­sa ga­na­do­ra, a par­te de un re­co­no­ci­mien­to pú­bli­co, un ga­lar­dón y 12 mi­llo­nes de pe­sos de asis­ten­cia téc­ni­ca.

“Y a las otras nue­ve ini­cia­ti-

vas fi­na­lis­tas, se les pa­ga el tras­la­do a Bogotá su es­ta­día y un ta­ller de for­ta­le­ci­mien­to em­pre­sa­rial”, agre­ga Moreno Fuchs.

Uno de los ejem­plos

Uni­for­mar, em­pre­sa pe­rei­ra­na de­di­ca­da a la pro­duc­ción de do­ta­cio­nes in­dus­tria­les fue ga­na­do­ra del premio Em­pren­der Paz de 2016. Uni­for­mar ha vin­cu­la­do a su plan­ta de tra­ba­ja­do­res a po­bla­ción vul­ne­ra­ble por el con­flic­to, en­tre víc­ti­mas y ex­com­ba­tien­tes.

Mó­ni­ca Sán­chez, ge­ren­te de es­ta com­pa­ñía, ase­gu­ra que más de la mi­tad de su per­so­nal son ex­com­ba­tien­tes, des­pla­za­dos, in­dí­ge­nas, ma­dres ca­be­za de fa­mi­lia y víc­ti­mas de vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar.

“No­so­tros em­pe­za­mos en el año 96 con in­dí­ge­nas y des­pla­za­dos, en el 2009 lle­ga nues­tro pri­mer re­in­te­gra­do, lo re­ci­bi­mos con mu­cho te­mor, pe­ro al día de hoy to­dos son una ben­di­ción, ellos tra­ba­jan en equi­po co­mo una fa­mi­lia. Yo le pue­do ase­gu­rar que gra­cias a su de­di­ca­ción y ga­nas de sa­lir ade­lan­te, nues­tra pro­duc­ti­vi­dad ha cre­ci­do en un 20% en los úl­ti­mos me­ses”, afir­ma Mó­ni­ca

ILUS­TRA­CIÓN

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.