URI ani­mal au­xi­lia­rá a las mas­co­tas en emer­gen­cia

Ade­más del mi­cro­chip y la es­te­ri­li­za­ción, es­ta uni­dad cons­ti­tu­ye otro avan­ce más que ra­ti­fi­ca a Me­de­llín co­mo pio­ne­ra en la pro­tec­ción ani­mal en el país.

El Colombiano - - METRO - Por GUSTAVO OSPINA ZA­PA­TA

Lo im­pen­sa­do en ma­te­ria de de­fen­sa y pro­tec­ción de los ani­ma­les aho­ra lo tie­ne Me­de­llín: una Uni­dad de Reac­ción In­me­dia­ta -URI-, que acu­di­rá don­de ha­ya mas­co­tas he­ri­das, atro­pe­lla­das o en si­tua­ción vul­ne­ra­ble pa­ra res­ca­tar­las, cu­rar­las y orien­tar un des­tino me­jor pa­ra ellas.

La uni­dad, que ayer fue pues­ta en ser­vi­cio, in­clu­ye dos com­po­nen­tes: una ca­mio­ne­ta acon­di­cio­na­da con equi­pos mé­di­cos ve­te­ri­na­rios, me­di­ca­men­tos y ma­te­rial qui­rúr­gi­co, pa­ra aten­der en el si­tio a mas­co­tas (pe­rros y ga­tos) en si­tua­ción crí­ti­ca.

El otro com­po­nen­te es un trai­ler, que se usa­rá pa­ra tras­la­do de los ejem­pla­res a lu­ga­res co­mo la clí­ni­ca CES o el cen­tro de bie­nes­tar La Per­la, es­pe­cial­men­te ani­ma­les de ma­yor ta­ma­ño, co­mo ca­ba­llos, ca­bras, ove­jas, bu­rros y va­cas, que tam­bién pue­den ser ob­je­to de vi­vir si­tua­cio­nes crí­ti­cas.

Fun­cio­na­rá así: cuan­do los ciu­da­da­nos de­tec­ten un ani­mal he­ri­do, atro­pe­lla­do, en es­ta­do de in­de­fen­sión y des­pro­tec­ción y que pe­li­gren su vi­da o su bie­nes­tar, de­ben lla­mar a la lí­nea 123, don­de se re­ci­bi­rá el re­por­te y se la da­rá el di­rec­cio­na­mien­to ade­cua­do.

Una vez no­ti­fi­ca­do el ca­so, la uni­dad mó­vil se des­pla­za­rá al si­tio de la ur­gen­cia y aten­de­rá al ani­mal: “Lo di­rec­cio­na­mos so­lo con la lí­nea 123, por­que si ha­bi­li­ta­mos más lí­neas se pue­den pre­sen­tar in­con­gruen­cias en la aten­ción del ca­so”, ex­pli­có el con­ce­jal Ál­va­ro Mú­ne­ra, de la ban­ca­da ani­ma­lis­ta del Con­ce­jo y pro­mo­tor de es­ta y otras ini­cia­ti­vas en fa­vor de los ani­ma­les.

Ad­vir­tió que es­ta uni­dad no po­drá ser usa­da co­mo un ser­vi­cio de ve­te­ri­na­rio a do­mi­ci­lio ni pa­ra fo­men­tar el aban­dono, pues su ob­je­to se­rán las mas­co­tas o ani­ma­les en si­tua- ción crí­ti­ca. El ob­je­ti­vo de la ciu­dad, di­ce, es se­guir res­pe­tan­do los ani­ma­les y dán­do­les buen tra­to pa­ra se­guir sien­do re­co­no­ci­dos co­mo ejem­plo na­cio­nal y mundial.

Pio­ne­ra en Co­lom­bia

El se­cre­ta­rio del Me­dio Am­bien­te, Ós­car Hoyos, re­cor­dó que en es­ta uni­dad se in­vir­tie­ron 245 mi­llo­nes de pe­sos. “Ade­más del con­duc­tor, ten­drá a un ve­te­ri­na­rio del CES y un asis­ten­te pa­ra dar­les aten­ción a las mas­co­tas, y pue­do ase­gu­rar que es la pri­me­ra ciu­dad de Co­lom­bia con es­ta uni­dad”, re­cal­có Hoyos. La URI ani­mal ope­ra­rá las 24 ho­ras y acu­di­rá a cual­quier si­tio de la ciu­dad que la re­quie­ra. Aún no se tie­ne un es­ti­ma­do de aten­cio­nes, pues en Me­de­llín no es co­mún el mal­tra­to ani­mal, ya que en las ca­lles so­lo hay unas mil mas­co­tas, con­tra 350.000 de Car­ta­ge­na, más de 500.000 de Bogotá y 250 mil de Ca­li, ase­gu­ró el con­ce­jal Mú­ne­ra. “En Co­lom­bia, y es­toy ca­si se­gu­ro que en La­ti­noa­mé­ri­ca, no exis­te otra ciu­dad que ten­ga es­te ser­vi­cio”, se­ña­ló Juan Gui­ller­mo Pá­ra­mo, di­rec­tor en Co­lom­bia de la or­ga­ni­za­ción mundial Ani­maNa­tu­ra­lis. Los ani­ma­les que ne­ce­si­ten una ci­ru­gía de ma­yor com­ple­ji­dad se­rán lle­va­dos a la Clí­ni­ca CES, don­de se les ha­rá la in­ter­ven­ción re­que­ri­da. “Ca­da que se mal­tra­ta un ani­mal se nos par­te el co­ra­zón y por eso tra­ba­ja­mos en su pro­tec­ción”, sub­ra­yó Car­men Patricia Ca­de­na, pro­fe­sio­nal en res­ca­te ani­mal de La Per­la

FO­TO JU­LIO CÉ­SAR HE­RRE­RA

Par­te de los equi­pos con los que cuen­ta la URI son una ca­mio­ne­ta y un trai­ler, es­te usa­do pa­ra tras­la­dar ani­ma­les gran­des co­mo ca­ba­llos, ca­bras, ove­jas, bu­rros y va­cas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.