VIA­JAR PA­RA EN­CON­TRAR­SE. ENTREVISTA CON MAR­CE­LA FER­NÁN­DEZ

El Colombiano - - TENDENCIAS - COR­TE­SÍA MAR­CE­LA

Des­pués del co­le­gio fue a Fran­cia a apren­der el idioma, hi­zo un año de vo­lun­ta­ria­do en Ita­lia, vol­vió a Co­lom­bia a cur­sar la uni­ver­si­dad y lue­go re­gre­só a Es­pa­ña. Ahí de­ci­dió cam­biar de rum­bo y usar la edu­ca­ción no con­ven­cio­nal. Se dio cuen­ta de que te­nía el chip via­je­ro.

Via­jar con­mi­go mis­ma... “Pa­ra mí es en­ten­der ese mo­vi­mien­to in­te­rior que uno tie­ne, co­no­cer las di­fe­ren­tes eta­pas de la vi­da y apren­der a acom­pa­ñar­se y a ver los rit­mos. Hay una tra­ve­sía ex­te­rior, que no ne­ce­sa­ria­men­te im­pli­ca cam­biar de lu­gar, sino que el día a día es un via­je ex­te­rior, es un mo­vi­mien­to”.

Via­jar cam­bia al via­je­ro... “Sí, por­que te abre ho­ri­zon­tes, per­mi­te que ten­gas en­cuen­tros ines­pe­ra­dos, si­tua­cio­nes don­de nor­mal­men­te no es­ta­rías y eso lle­va a que uno en­tien­da có­mo reac­cio­na fren­te a mo­men­tos ines­pe­ra­dos y des­co­no­ci­dos. Siem­pre hay men­sa­jes, se­ña­les, se es­tá apren­dien­do de una ma­ne­ra muy ines­pe­ra­da, es­pon­tá­nea. Creo que cam­bia al via­je­ro por­que te per­mi­te es­tar más sen­si­ble y sa­cu­de el al­ma por­que te es­tá ha­cien­do mu­dar de piel per­ma­nen­te­men­te y co­nec­tar­te con el lu­gar en el que es­tás. Ese sa­cu­dón vie­ne por­que al es­tar en mo­vi­mien­to nos en­ri­que­ce y eso ha­ce que ha­ya un des­per­tar o con­clu­sio­nes nue­vas, o in­for­ma­ción que se di­gie­re, se trans­for­ma y se apli­ca, nor­mal­men­te en fa­ses de cre­ci­mien­to, de co­ne­xión más real co­mo pre­gun­tar­se quién soy, có­mo reac­ciono, có­mo me mue­vo”. Qué ha apren­di­do... “A en­ten­der el len­gua­je de la hu­ma­ni­dad, có­mo es­ta­mos in­ter­co­nec­ta­dos y el po­der de la bon­dad de las per­so­nas: la gen­te es bue­na por na­tu­ra­le­za. Me ha en­se­ña­do a es­tar bus­can­do apren­der, a en­ten­der, a po­ner­me en los za­pa­tos del otro. En es­tos años de via­je he apren­di­do có­mo ca­da uno eli­ge el es­ti­lo de vi­da. El po­ner del via­je co­mo cen­tro ha­ce que las per­so­nas ha­yan de­ci­di­do te­ner un es­ti­lo de vi­da pa­ra per­mi­tir que el via­je sea una cons­tan­te”.

FO­TO

La jo­ven li­de­ra el pro­yec­to On Board, que pro­po­ne apren­der a apren­der, edu­ca­ción no con­ven­cio­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Colombia

© PressReader. All rights reserved.